Gente

Lindsay Lohan lucha contra el virus del chikungunya

Lindsay Lohan no gana para disgustos. La actriz se encuentra hospitalizada en Londres tras contagiarse de un virus durante sus vacaciones navideñas en la polinesia francesa. Y no crean que ha sido un simple resfriado. Se trata del chikungunya, un virus poco común que provoca dolores durante meses. Sin duda, lo que le faltaba para rematarle su precaria salud...

¿Se acordaron de pedirle salud al año nuevo? Pues viendo cómo se las gasta Lindsay Lohan, han hecho muy bien. La actriz se fue de vacaciones a la Polinesia Francesa durante las semanas de Navidad a tomar el sol, bañarse y dar paseos en yate, y ha terminado peor de lo que podía esperar.

En medio de su descanso -no sabemos exactamente de qué, ya que su carrera hace años que está estancada-, Lindsay empezó a sentirse mal y lo atribuyó a algún resfriado o una incipiente gripe, así que continuó con sus planes -“No pienso dejar que ningún virus arruine mis maravillosas vacaciones”, escribió en sus redes sociales-. El problema vino cuando su salud se fue resintiendo y tuvo que acudir a un médico.

Resulta que el virus en cuestión era el chikungunya, una especie catalogada como rara y que se transmite por la picadura de un mosquito. En un primer momento puede confundirse con el dengue o el paludismo, pero no tiene nada que ver. Los síntomas son tres o cuatro días de fiebres muy altas, seguidos por dolores agudos en las articulaciones, que pueden llegar a durar meses.

Por el momento no existe ninguna vacuna para el virus chikungunya.

Por el momento no existe ninguna vacuna y la única forma de prevenirlo es evitar la picadura de los mosquitos. Para cuando Lindsay se dio cuenta de esto, ya era demasiado tarde. La actriz compartió una fotografía en una moto acuática con el texto: “Antes de que cogiera el chikungunya. Utilizad mucho repelente, por favor. Que dios os bendiga”. Actualmente se encuentra hospitalizada en el King Edward VII Hospital de la capital británica, donde está recibiendo tratamiento.

Aunque no hace falta que cunda el pánico entre los fans de Lindsay, que son muchos y muy apasionados. La enfermedad no es mortal y, en la mayoría de los casos, se autolimita a los pocos días, llegando a desaparecer los síntomas y permitiendo una vida normal. Pero, claro, ¿qué es normal en el caso de Lindsay Lohan? No podemos decir que la actriz tenga una existencia muy corriente.

Un posible caso excepcional

Entre sus ingresos en clínicas de desintoxicación, sus períodos en prisión por conducir bajo los efectos del alcohol y las fiestas constantes a que somete su delicado cuerpo, puede que sea una de las excepciones en las que el chikungunya permanece de por vida. En casa de los Lohan, todo puede ocurrir. La madre de la actriz, por si acaso, ya ha volado hasta Londres para estar con su hija.

El virus llegó en el peor momento. ¿No podía haberse puesto enferma hace un par de años? ¿Tenía que ser justamente ahora? Imaginamos que la actriz debe estar repitiéndose estas dos preguntas constantemente. Ahora que, por fin, su carrera volvía a recuperar un poco el ritmo.

Lindsay tiene tres proyectos cinematográficos en pre-producción, tras dos años en los que únicamente ha tenido algún cameo en series de televisión -su último gran proyecto fue The Canyons, un polémico film donde compartía protagonismo con el actor porno James Deen-. Aunque tampoco puede tirar cohetes, ya que su intento por convertirse en una estrella de televisión al estilo Kardashian no consiguió el éxito que se esperaba. La actriz se embarcó en su propio reality,Lindsay: una nueva oportunidad, pero acabó siendo cancelado por poca repercusión. Si es que así no se puede, ¡no se puede!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba