Gente

¿Debería Mariló Montero crear un club de lectura?

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, parece que quiere ser la nueva Oprah Winfrey luego de que el 3 de enero organizara su propio Club de Libros. Leer -parece- está de moda, ¿qué pasaría si algunas celebrities locales se decidieran a imitarlo?

Que leer se ponga de moda siempre será bueno y cualquier intento para conseguirlo será  bienvenido. Ya sea  a través de la militancia, como ocurrió en Los Ángeles cuando, la semana pasada, alguien hackeó una señal de tráfico para colocar en ella la frase Read a fucking book (“lee un puto libro”) o también, por qué no, a través de prescriptores notorios.  Barack Obamma  disparó las ventas de la novela Libertad, de Jonathan Franzen, al recomendarla públicamente hace ya un par de años. Al grupo de lectores ilustres se suma ahora Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, quien abrió el 2 de enero un Club de Libros en Facebook que dio y sigue dando de qué hablar: tiene 30 millones de segudiores.

A la manera de Oprah Winfrey, en cuyo club de lectura recomienda desde Cormac McCarthy hasta Ken Follett, Zuckerberg abrió el suyo con el nombre un año de libros. Al abrirlo, se comprometió a leer por lo menos un título cada dos semanas. El primer libro elegido fue El fin del poder, de Moisés Naím. El post fue colgado  las 11:05 pm de un viernes por la noche. David Steinberger, el C.E.O. de Perseus Books, la editorial de El fin de poder, dijo que se enteró cuando la gente comenzó a publicar mensajes  en Facebook y Twitter, quejándose de que el libro estaba agotado. En efecto, se agotó en unas horas. El segundo libro elegido por Zuckerberg ha sido nada y más y nada menos que de Steven Pinker: The Better Angels of Our Nature.

Según Manuel Rodríguez Rivero, celebridades mediáticas prescriptoras de libros las ha habido siempre, pero no con el éxito obtenido por el fundador de Facebook en su primera recomendación. Pero Zuckerberg él no es el único que ha sabido detectar en la maniobra lectora una forma de promoción. Jeff Bezos  compró Goodreads, la mayor comunidad de lectura, lo cual le permitía ampliar las prescripciones de Amazon, además de entablar reacción directa con sus potenciales clientes.

Goodreads lanzó unos días antes de que Zuckerberg saltara a la palestra, el Reading Challenge correspondiente a 2015. La mecánica consiste en lo siguiente: cada miembro que  se inscribe se compromete a leer un determinado número de libros al año –hay quienes se proponen 20 o 30, algunos 100-. Para animarlos a cumplir el objetivo, Goodreads aporta recomendaciones  a la vez que informa cómo llevan su propio reto los demás usuarios.

Qué pasaría si los personajes que ejercen influencia pública en España, por ejemplo, Mariló Montero o la misma Belén Esteban se dedicaran a leer libros en lugar de escribirlos. ¿Tendrían el mismo impacto? La pregunta no puede ser menos que tentadora. De momento, en España este es prácticamente un territorio virgen, por conquistar…


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba