Gente

Motos voladoras en la catedral del toreo

Una año más la Plaza de Toros de las Ventas cede su espacio como catedral mundial del toreo para dar paso a unos deportistas que también se juegan la vida en cada lance. La Red Bull X-Fighters, algo más que unos locos con sus locos cacharros, revientan este foro con capacidad para 23.000 personas poniendo a prueba no sólo la hombría de sus pilotos sino en más de una ocasión, las leyes de la gravedad de Isaac Newton, Galileo Galilei y la madre que los trajo al mundo.

En este marco, Cepsa organizaba con los periodistas la renovación de su patrocinio al piloto español Dany Torres, piloto al que empezó a apoyar de forma simbólica en 1994 (no mola) y profesionalmente (mola mucho) a partir del año 2005. Aunque el piloto dice no ser supersticioso, no le gustan los gatos negros y tiene por costumbre entrar con su moto por la Puerta Grande, acceso que únicamente atraviesan los toreros tras una tarde de éxito en los ruedos. Más si en años pasados no ha podido estar al 100% debido a las lesiones sufridas, pocas me parecen, de su arriesgada práctica deportiva.

Con poco más de 60 kilos, Dany Torres lleva su máquina hasta el extremo

Por muchas alas que te dé la ingesta masiva de Red Bull, lo cierto es que lo que hacen estos pilotos de motocross desafía las leyes lógicas y sólo viéndoles en directo compruebas que no es ningún montaje. Es curioso porque Torres, un auténtico acróbata, apenas puede con su supermoto en parado pues seguro que pesa más el vehículo que el piloto. Esto no le impide con sus poco más de 60 kilos, llevar la máquina hasta el extremo. 

En representación de los patrocinadores habló el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de CEPSA, Alfonso Escámez, que es sobrino del consejero del Banco Santander del mismo nombre, llamado nonaino por su pelo largo y su afición a los coches y nieto del que fuera histórico presidente del Banco Central y, por ende, de la petrolera española. Para mis lectores más jóvenes les diré que Escámez abuelo fue capaz de entrar en el Banco como conserje y acabar de presidente y su frase favorita era “no me importa arruinarme pues yo ya sé cómo se hace para convertirse en rico”.

Cepsa quiere seguir apoyando al deporte español y a los jóvenes y por ello su respaldo a Torres, a Antonio Albacete, a Carlos Sainz jr o los pilotos de Toro Rosso. Para que estos esfuerzos fructifiquen conviene que las autoridades desarrollen lugares donde poder practicar los deportes de dos y cuatro ruedas, terció el piloto. No siempre los deportes de motos cuentan con el respaldo gubernamental, añado yo.

Si las tres reglas básicas del toreo son parar, templar y mandar, algo parecido pediría a los responsables de los ministerios de Hacienda y Deporte en España. Una nueva ley de patrocinio que facilite a las empresas que se puedan desgravar los apoyos a los deportistas sería muy conveniente pues como anunció recientemente el miembro del COI, Juan Antonio Samaranch, el deporte español las va a pasar canutas como no nos concedan Madrid 2020... posibilidad ésta que no puede ni debe ser descartable.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba