Gente

Famosos adictos a las relaciones tóxicas

Reconocer que se está inmerso en una relación tóxica no es sencillo. Lo que en un primer momento puede ser entendido como amor acaba convirtiéndose en un auténtico infierno para la persona que lo está viviendo, y ni siquiera la exposición pública consigue, en muchas ocasiones, abrirle los ojos. Muchos son los famosos 'adictos' a este tipo de relaciones. Celebrities que caen, una y otra vez, en parejas que no les aportan nada bueno.

En la mente de todos está grabado el trágico final de la cantante Whitney Houston, destruida por el infierno en el que había estado inmersa durante demasiados años. La relación con el cantante Bobby Brown convirtió a una de las mayores estrellas de la música de los últimos tiempos en un auténtico despojo, incapaz de cuidar de nadie, y mucho menos, de sí misma. Houston no pudo librarse de la toxicidad que le proporcionaba Brown -más allá de las adicciones- hasta fue demasiado tarde. Más suerte tuvieron Tina Turner o Cher, que consiguieron desvincularse de Ike y Sonny Bono, respectivamente, y rehacer su vida. 

Las relaciones tóxicas están cada vez más presentes en la sociedad, y los famosos no podrían quedar al margen. Hay celebrities que parecen tener una especial cadencia para terminar envueltas en relaciones que les provocan más sufrimiento que placer y de las que resulta muy difícil salir. Seguro que se les ocurren numerosos casos, pero nosotros nos hemos estos nueve:

Jennifer López

La diva latina por excelencia tiene un ojo para los hombres más que cuestionable. Su primer matrimonio con Ojani Noja le salió rana -él ha querido contar todos sus trapos sucios-, su relación con Ben Affleck convirtió al actor en el más odiado de Hollywood y con Marc Anthony acabó peor de lo que esperaba. Ahora, J.Lo. ha vuelto con el bailarín Casper Smart, el que le puso los cuernos en repetidas ocasiones mientras estaban juntos. ¿Qué necesidad tenías, Jennifer? ¿Qué te da Casper que no puedes vivir sin él?

Rihanna

Si hay una celebrity actualmente que sabe lo que significa una relación tóxica, esa es Rihanna. La cantante, envuelta actualmente en una nueva polémica sobre su afición por las drogas, vivió una tormentosísima relación junto a Chris Brown, con idas y venidas, malos tratos y denuncias. Tras publicarse unas fotografías que evidenciaban la violencia que Brown ejercía sobre Rihanna, decidieron volver y grabar un disco a dúo. Con el tiempo consiguió dejarle, pero no pondríamos la mano en el fuego por una reconciliación. Hablando de Rihanna, todo puede ser.

Mariah Carey

No solo de Photoshop vive Mariah Carey. La cantante tiene un imán para las relaciones tóxicas -y para todo lo tóxico en general-. Su fallido matrimonio con el cantante Nick Cannon parece que nunca termina. Tras amenazar con publicar un libro contando los trapos sucios de la cantante, la pareja apareció junta celebrando la pascua. Pero no es la primera vez. Su primer matrimonio con el productor Tommy Motola tampoco terminó demasiado bien, y eso sin entrar a valorar su ¿relación? con el cantante Luis Miguel.

Justin Bieber

Vivir en una polémica constante no ayuda a tener una vida sentimental estable. Justin Bieber y Selena Gómez fueron la pareja del momento. Tenían éxito, un futuro muy prometedor por delante y muchas ganas de comerse el mundo. Pero, claro, también eran -son- jóvenes e inconscientes. Desde su ruptura oficial les hemos ido viendo juntos periódicamente, sin saber si han vuelto, si van a hacerlo o si no se soportan. ¿Saben esas comidas que les sientan mal pero no pueden dejar de comerlas? Pues ya saben...

Pamela Anderson

A la vigilante de la playa más voluptuosa de todos los tiempos le cuesta mucho cerrar los capítulos de su vida. La relación entre Pamela Anderson y el rockero Tommy Lee les dio muchas alegrías, pero también numerosos quebraderos de cabeza -le llegó a contagiar de hepatitis C-. ¿Dejaron de verse tras su divorcio? Para nada. Luego apareció en escena Kid Rock. Lo dejaron, volvieron, anunciaron boda y terminó el asunto. Y por si faltaba algo, se casó con el productor Rick Salomon y se divorció a los dos meses. ¿Hace falta decir algo más?

Charlie Sheen

El actor Charlie Sheen se ha casado tres veces, prometido unas cuantas más y acostado con más de 5.000 mujeres. Y, seguramente, en cada uno de estos casos terminó como el rosario de la aurora. Su última relación estable fue con la actriz porno Brett Rossi, con la que pretendía casarse, pero de la que se separó un mes antes de la fecha de la boda por diferencias irreconciliables -básicamente, prefería salir de marcha con sus amigos que estar con ella-. En este caso, el foco de las relaciones tóxicas está claro quién es...

Alberto Isla

Desde que Alberto Isla saltó a la crónica social, gracias a su relación con Isabel Pantoja Jr., hasta que ha conseguido labrarse un nombre propio como personaje mediático han pasado muchas cosas. Alberto y Chabelita se convirtieron en los Romeo y Julieta de España, con rupturas, reconciliaciones y familias metiendo baza. Cuando creíamos que ya se había terminado todo, descubrimos que continuaban planeando en la sombra. Tras la hija de la tonadillera, llegó Techi, ex del hermano de su propia ex, con la que se casó y separó en cosa de 15 días. Y esto no ha hecho más que empezar.

Courtney Love

La rumorología siempre ha situado a Courtney Love detrás del trágico final de Kurt Cobain. La viuda del grunge ha protagonizado en carne propia una vida de lo más azarosa, con adicciones, rehabilitaciones, éxitos y polémicas, muchas polémicas. Su romance más sonado fue con el actor Edward Norton, aunque llegó a estar casada con el cantante James Moreland durante unos meses. Puede que nunca haya conseguido recuperarse de la muerte de Cobain, puede que sus excesos hayan condicionado todas sus relaciones, o puede que Courtney no sea la más indicada para entregarse al amor. Nunca lo sabremos.

Kate Moss

Tras la polémica, parece que siempre llega la calma. La imagen que tenemos ahora de Kate Moss no tiene nada que ver con la que tuvimos hace unos años. La modelo está felizmente casada con Jamie Hince, guitarrista del grupo The Kills, pero esta estabilidad es una excepción en su vida. Previamente, Moss fue protagonista de una de las relaciones más tóxicas, en todos los sentidos, del panorama social. Junto al cantante Pete Doherty, la modelo tocó fondo, fue expulsada de unas cuantas marcas y se vio envuelta en la mayor polémica de su vida por sus imágenes consumiendo cocaína. Y aun así, continuó con Doherty dos años más.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba