Gente

Una periodista de la BBC ‘mata’ a la reina de Inglaterra

Los británicos han desayunado este miércoles con la noticia de que su reina estaba en el hospital –incluso que había fallecido– solo para descubrir, poco después, que se trataba de una falsa alarma divulgada por una periodista de la BBC. Aún no se sabe si la confusión se ha debido a una broma, como la reportera aseguró en un primer momento, o ha sido resultado de un fallo técnico durante los ensayos que el canal público británico realiza para estar preparada ante noticias de envergadura, tal y como afirma la emisora.

Isabel II (Gtres).
Isabel II (Gtres).

Isabel II está viva y sigue llevando sobre su cabeza el peso de la corona, pero parece que alguien tiene prisa por llevarla al otro barrio: el palacio de Buckingham ha tenido que salir al paso de un rumor que apuntaba al fallecimiento de Isabel II y que fue difundido a través de Twitter Ahmen Khawaja, una periodista de la BBC. En varios mensajes, la reportera informó primero del supuesto ingreso de la reina en un hospital para acabar lanzando el definitivo “La reina Isabel ha muerto”.

La información se ha divulgado a toda velocidad y algunos de los principales medios internacionales, como la cadena estadounidense CNN o el tabloide alemán Bild, han llegado a anunciar el fallecimiento de la monarca. Khawaja, tras borrar el mensaje, ha vuelto a Twitter para explicar que se trataba de un texto “falso” que había sido subido a la red después de que alguien cogiera su teléfono móvil para gastar una broma.

Esta primera explicación de Khawaja no ha servido para aclarar los hechos, ya que contrasta con otra difundida por la propia BBC poco después del suceso. La cadena pública asegura que el mensaje fue un “error” debido a un simulacro que estaba teniendo lugar en la cadena.

“Durante un ensayo técnico para un obituario, varios tweets han sido enviados desde la cuenta de un periodista afirmando que un miembro de la familia real había caído enfermo”, asegura la cadena en un comunicado en el que también explican que “los tweets han sido borrados inmediatamente” antes de pedir disculpas “por cualquier ofensa causada”. Lo cierto es que, tal y como detalla the Guardian, uno de los jefes de la BBC había explicado con antelación  a los empleados que este miércoles estaba previsto realizar “un ensayo de la forma en la que el canal de televisión cubriría un obituario de categoría uno”, es decir, de la reina, su marido, su hijo o su nieto mayor.

A la confusión también ha ayudado el hecho de que la reina tuviera previsto para este mismo miércoles una visita al hospital londinense Eduardo VII, donde se ha sometido a su chequeo anual. De hecho, en su comunicado el palacio de Buckingham ha tenido que explicar este extremo, así como asegurar que su graciosa majestadabandonó el centro médico en cuanto terminó su examen médico anual. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba