Gente

La prensa brasileña asegura que Gisele Bündchen está a punto de dejar las pasarelas

El futuro profesional de Gisele Bündchen es cada vez más incierto. Y no es que la ruina esté llamando a las puertas de la modelo mejor pagada de los últimos tiempos. La top brasileña podría estar organizando su retirada definitiva de las pasarelas tras la Semana de la moda de São Paulo. Terminaría, así, un reinado en la moda que ha durado más de veinte años. Pero, ¿a qué se dedicará la modelo? ¿Por qué ahora y no antes? ¿Es todo una maniobra de marketing bien estudiada? Aventurémonos en el 'expediente Gisele'.

La prensa brasileña asegura que Gisele -en la imagen, durante un desfile de la Sao Paulo Fashion Week- podría anunciar pronto su retirada de las pasarelas (Gtres).
La prensa brasileña asegura que Gisele -en la imagen, durante un desfile de la Sao Paulo Fashion Week- podría anunciar pronto su retirada de las pasarelas (Gtres).

Los ritmos de la industria de la moda han cambiado tanto en los últimos tiempos que resulta muy complicado prever qué ocurrirá en las próximas temporadas. Mientras, por una parte, se reclama la necesidad de nuevas caras con las que llenar páginas y minutos de actualidad -la era de las redes sociales ha hecho que las noticias caduquen en pocos días-, por otra, se potencia el papel de las grandes modelos, en su mayoría retiradas, para darle empaque y contundencia a un producto que podría pasar desapercibido de no ser así. No hay nada más efectivo para atraer la atención del público que colocar a un nombre clásico de la moda como cabeza de cartel o cierre de un desfile. Recientemente hemos visto a Eva Herzigova o Naomi Campbell subirse a la pasarela para ayudar a potenciar el trabajo de algunos de sus diseñadores de cabecera. Y funciona, ¡vaya si funciona!

Entre estas figuras clásicas, cuya presencia consigue dar la vuelta al mundo, se encuentra Gisele Bündchen. La modelo brasileña lleva años situada en el pódium de las mejor pagadas, con una ventaja considerable respecto a la segunda clasificada -unos 40 millones de dólares de diferencia-, pese a que su presencia mediática se ha reducido considerablemente. Atrás quedan los años en que la top frecuentaba todas las semanas de la moda del mundo y acaparaba todos las campañas de publicidad. Ahora puede permitirse el lujo de trabajar menos y mantener intacto su caché -contando que en 2014 la tercera modelo mejor pagada fue la veterana Kate Moss, queda claro que las jóvenes promesas todavía están muy lejos de hacerles sombra-. Gracias a esta posición privilegiada, la modelo había conseguido espaciar mucho sus apariciones sobre la pasarela, aunque sin llegar a desvincularse del todo. Pero parece que las cosas van a cambiar.

Próxima despedida

Según informa la revista brasileñaModa Estadão, la top podría anunciar su retirada definitiva dentro de pocas semanas, coincidiendo con la São Paulo Fashion Week que se celebrará en abril. Bündchen cerraría su carrera sobre las pasarelas desfilando para la marca Colcci, de la que es imagen y a la que le ha concedido alguno de los privilegios mediáticos más esperados -fue la elegida para su reaparición tras haber tenido a su hijo en 2010, y también desfiló embarazada de cuatro meses un año antes-. Esa podría ser la última ocasión en que viéramos a la top que les cogió el testigo a las supermodelos de los 90 sobre una pasarela. Pero, ¿por qué ahora y no antes? ¿Qué ha llevado a la modelo a renunciar, definitivamente, a los desfiles y centrarse en la publicidad? Posiblemente, el nacimiento de su segunda hija haya tenido algo que ver en esta decisión, que, en definitiva, tampoco es tan sorprendente, teniendo en cuenta el poco ajetreo laboral que ha tenido en los últimos tiempos.

La cabra siempre tira al monte y estas afirmaciones rotundas hay que cogerlas con mucho cuidado.

La mayor parte de los ingresos anuales de la modelo no provienen de los desfiles. De hecho, ganará mucho más en una sesión de fotos de un par de horas de duración, sin necesidad de viajes, traslados, hoteles, pruebas y demás parafernalias, que en el remate final de cualquier desfile en París, Milán o Londres. El problema es que la cabra siempre tira al monte y estas afirmaciones rotundas hay que cogerlas con mucho cuidado. Si hacemos un recuento de las modelos que anunciaron su retirada y terminaron regresando a los pocos años, seguramente no nos quedaría ninguna fuera de la lista. Les pasó a Claudia Schiffer y Cindy Crawford, que quisieron ser actrices y volvieron con el rabo entre las piernas a la moda, o a Linda Evangelista, que tuvo que subirse de nuevo a la pasarela para paliar una situación económica no demasiado boyante. ¿Conseguirá mantenerse firme Gisele Bündchen? Pueden ir haciendo sus apuestas.

Eso sí, tras más de veinte años desde que la descubrieron en un aeropuerto comiéndose una hamburguesa -ya saben que todas las modelos son fichadas por la calle, en el súper o bailando en una discoteca-, la top brasileña por excelencia debe estar cansada de tanto trajín. Que aproveche, que se relaje, que se dedique a la vida familiar y que emprenda una nueva afición. No le recomendamos ni el cine, ni la música, viendo la suerte que han corrido sus predecesoras, pero, ¿y el diseño? Seguro que Victoria Beckham le hace un hueco en su empresa y le echa una mano para sacar su propia línea de, por ejemplo, ¿bañadores? Algún día hablaremos de la burbuja de las modelos y famosas metidas a diseñadoras, pero hoy no, que ya tenemos bastante con Gisele. ¡Hasta pronto!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba