Gente

Mariló recibió el año en bikini. Sí, eso es: en bikini

La crónica social de los miércoles nos ha ofrecido dos titulares: Fran Rivera y Lourdes Montes esperan un hijo y Jesulín de Ubrique vuelve a los ruedos. Menuda perecita todo. Menos mal que Mariló ha pasado las Navidades en las Maldivas y tenemos las fotos para analizarlo todo. ¿Quieren deprimirse un poquito más tras los kilos ganados en vacaciones? Pues echen un vistazo al tipazo de la presentadora... No es normal, no es normal.

Mariló recibió el año en bikini. Sí, eso es: en bikini
Mariló recibió el año en bikini. Sí, eso es: en bikini

Pasión Vega: “Se me puso la piel de gallina cuando vi a Pantoja entrar en la cárcel”. Que dice Pasión Vega que estos de la Pantoja tenía que haber sido mucho más rápido. ¡Pues claro que sí! Denle medios al juez para que pueda investigar una trama complicadísima de sinvergüenzas y verán lo rápido que entran en la cárcel. No, Pasión, no, de pelos de punta nada. Cuando alguien hace algo mal, lo paga. Haberlo pensado antes. Ay, miren que venía yo de buen humor, pero es que esto enfada a cualquiera... Seguro que a los vecinos de Marbella no se les puso la piel tan de gallina. ¡Si es que...! (Diez Minutos).

Ortega Cano planea, feliz, su boda. ¡Hay que ver lo que da de sí un permiso! Ortega Cano ha podido hasta hacerse un posado con su novia, con besitos y carantoñas incluido. Todo muy bonito, en una finca y bajo una estatua de un caballo. Pero yo, ahora, así con el almuerzo en la mano, me pregunto: ¿Cómo debe ser sacar a un condenado por homicidio -imprudente- en portada? ¿Es esto una nueva línea editorial de 'presos en exclusiva'? Pero lo peor no es eso. ¿A qué viene el tono sensiblón y lastimero del reportaje? ¿Es Ortega Cano ahora una víctima? ¿Hay que contribuir a que la sociedad sienta pena por su privación de libertad? Comprendan que hay cosas que se escapan a mi entendimiento. Puedo comprender que interese su figura y su momento actual, incluso que a él le interese comentar su intención de casarse, pero no olvidemos qué ha hecho y cómo lo ha hecho. Ortega Cano no es la víctima. Es el causante. ¿Recuerdan? (Diez Minutos).

Alejo Sauras: “No tengo tiempo para el amor”. Nunca dejen que una entrevista sosa arruine unas páginas de una revista. ¿Que Alejo Sauras se tira todo el rato hablando de su serie y sus proyectos? Pues le preguntas sobre el amor al final de todo y te gestionas un titular llamativo. ¡Chan chan! El actor dice que no tiene tiempo ni para dormir y que ya han pasado 15 años desde Al salir de clase. ¿Han leído bien? ¡Quince años! Somos viejos, muy viejos, casi tanto como las damas de la alta sociedad que van a las meriendas de Cari Lapique. Ahora, a ver quién remonta esto... (Semana).

Mariló Montero, espléndida en las Maldivas. La MILF de la televisión por excelencia, nuestra adorada Mariló -que no necesita apellido, como Madonna, como Cher-, se ha ido a las Maldivas con sus hijos para pasar las Navidades, y déjennos decir que no se puede estar mejor. ¿Pero qué come Mariló? ¿Cuál es su dieta? ¿Con quién ha pactado para estar así? Ni photoshop ni bobadas, la presentadora luce bikini, tipazo y melena en un yate mientras sus hijos -y ella misma- se dan un chapuzón. ¡Qué injusta es la vida! Nosotros engordando como cerdos durante las fiestas y Mariló poniéndose morena.... Corran al quiosco para verlo. ¡Y suelten ese croissant, por dios, suéltenlo! (Lecturas).

Llevo varios días sin dormir. No pueden ver mis ojeras, pero ahí están, cual mapache. Y la culpa de todo la tienen Alberto Isla y Techi. ¿Se pueden hacer las cosas peor? El ex de Chabelita y la ex de Kiko Rivera pensaron que juntos venderían más e iniciaron una 'relación' -llámenle como quieran-. De ahí, viendo que tampoco les iba muy bien el asunto, decidieron casarse, por la iglesia y con todo el boato posible. Una vez más, un desastre. Nadie les compró la exclusiva y acabaron pagándolo todo y quedándose un poco tiesos. Y ahora, veintiún días después, se divorcian. Dicen que hace dos semanas -vamos, el día de la boda-, las cosas ya no iban muy bien, pero que aun así continuaron con el asunto, y no sólo eso, si no que se dedicaron a intimar sin preservativo -por favor, ¡póntelo, pónselo!- y se quedaron embarazados. Menos mal que han perdido el hijo. ¿Imaginan llegar al mundo y que tus padres sean Techi y Alberto Isla? Nadie merece esto. ¿Y si dejamos de darle coba a estos dos individuos y hablamos de otras cosas? Yo prometo ser el primero en hacerlo. De hecho, hasta hoy no había dicho nada, y no será por falta de ganas. Madre mía, cómo está el panorama nacional...

Jesulín de Ubrique: “Vuelvo a torear”. Les ahorro el titular extralargo con que nos deleita la revista y voy al grano. Jesulín dice que vuelve a torear pero que no lo va a hacer por dinero, aunque el dinero ayuda, ya que se juega la vida y que, claro, va a pedir su caché, porque es su trabajo. Entonces, Jesús, ¿por qué vuelves? ¿Por gustito o por dinerito? ¡Por algo será! El torero y la Campa posaron como si fuesen estrellas de Hollywood en su nueva casa y nos muestran una vida de ensueño. Se miran con complicidad, están felices y contentos, sus hijos estudian y sacan buenas notas y les parece estupendo que Belén Esteban haya entrado en Gran Hermano VIP. Y encima, nos lo tendremos que creer... Ojalá un making of de la entrevista, con la verdad detrás de estas declaraciones cocinadas. Qué pereza, señores y señoras, qué pereza. ¿Entienden mi hastío? (¡Hola!).

Una semana sin Terelu es una semana perdida. ¿Cómo vamos a ser felices sin saber qué ha hecho la luz que guía nuestras vidas? Ojalá hubiese entrado Terelu en Gran Hermano y no Belén Esteban. Eso sí hubiese sido un auténtico espectáculo -además, conociendo a la cadena, le plantan a Pipi Estrada en menos que canta un gallo-. Estamos desolados. ¡Basta de reportajes sobre Bigote Arrocet! Queremos saber qué hace Terelu, que come, que pijama utiliza y como se las arregla para pasar la mopa por todo el parquet. ¿Por qué no ha abierto ya un blog de moda en su revista de cabecera? ¿Por qué no tenemos El rinconcito de Terelu ya en la web? Si ya ha recuperado la sección de la script en ¡Qué tiempo tan feliz!, ¿qué más le queda por hacer?

Jorge Javier asegura esta semana que Telecinco es una caja de sorpresas, pero es que él no se queda corto. Tras contarnos lo bien que se lleva ahora con María José Campanario -que ha tardado menos que nada en ir a la televisión tras la entrada de Belén Esteban en Gran Hermano VIP-, suelta una perlita por esos dedos que nos deja muertos. “Con Mario y Alaska me sucedió una cosa muy curiosa: cuando se comenzó a emitir su reality yo echaba sapos y culebras. Me parecían el colmo de la superficialidad. Pero el cabreo me duró poco: P. y yo comenzamos a aficionarnos a seguir sus andanzas y podemos decir que tanto él como yo nos sabemos todos los capítulos de todas las temporadas de memoria. Ya podríamos estar viendo cualquier cosa en la tele que si de repente hacíamos zapping y topábamos con un Alaska y Mario nos quedábamos ahí”. A ver, a ver, ¿hemos entendido bien? ¿Jorge Javier pensaba que Alaska y Mario eran el colmo de la superficialidad? ¿Y él? Porque será que el presentador no habla de chorradas en su programa... Ay, qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno... (Lecturas).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba