Gente

Una mamá de 65 años que espera cuatrillizos

A la canciller alemana Angela Merkel sus compatriotas la han apodado ‘Mutti’, ‘mami’. Se la conoce así, entre otras cosas, por la sensación de seguridad y estabilidad que transmite a la mayoría de ciudadanos alemanes. Sin embargo, a Merkel, que no tiene hijos a sus 60 años, le ha salido en Berlín estos días la competencia de otra mujer convertida en celebrity debido a su maternidad. Se trata de Annegret Raunigk, una berlinesa que a sus 65 primaveras ha hecho público recientemente que está embarazada de cuatrillizos.

Aquí Annegret Raunigk tenía 55 años, ahora a sus 65 espera cuatrillizos (Gtresonline).
Aquí Annegret Raunigk tenía 55 años, ahora a sus 65 espera cuatrillizos (Gtresonline).

Alemania, país en el que las mujeres tienen 1,4 hijos de media, Annegret Raunigk constituye la excepción que confirma la regla germana según la cual parece que hay que tener pocos descendientes. A sus 65 años y a punto de jubilarse -lo hará el próximo otoño- Raunigk sigue ampliando su prole. Ya ha traído a este mundo un total de trece criaturas y ahora se dispone a sacar adelante un polémico embarazo de cuatrillizos.

Una excelente salud, la suerte y un tratamiento a base de donaciones de óvulos y esperma han convertido a Raunigk en la mujer de mayor edad del mundo que jamás haya quedado encinta con cuatrillizos. “Es una sensación médica”, ha señalado al respecto el diario populista Bild, el periódico más leído de Alemania y de Europa. “Sensación”, Annegret Raunigk lo es, sin duda. Sin embargo, su caso también ha servido estos días para que los expertos señalen lo poco conveniente que es vivir la experiencia de semejante embarazo en un cuerpo de edad avanzada.

Raunigk podría poner su vida en peligro con este embarazo.

“No es aconsejable tener un embarazo a esa edad si no ha ocurrido de forma natural”, según Christian Albring, el presidente de la Asociación de Ginecólogos de Alemania. Es más, hay quien ha calificado la suerte de Raunigk de “absoluta catástrofe” desde un punto de vista médico. Esos son los términos empleados por Holger Stepan, jefe del departamento de Obstetricia en la Clínica Universitaria de Leipzig. “La mujer puede poner su vida en peligro”, ha manifestado este especialista en declaraciones al periódico Berliner Morgenpost, uno de los diarios de referencia de la capital alemana.

Diabetes y problemas de hipertensión son algunas de las complicaciones que evocan los especialistas al describir el embarazo de Raunigk. Al parecer, sus bebés también están en una situación que bien puede generar preocupación, de acuerdo con lo dicho por médicos que se han pronunciado sobre el embarazo de Annegret Raunigk. “Ningún embarazo de cuatrillizos ha llegado a los nueve meses”, por eso “la pregunta es ¿Cómo de temprano se producirá el nacimiento de esos bebés?”, ha llegado a plantear plantear Stepan. Asociados al nacimiento prematuro pueden ir problemas serios de salud en los recién nacidos.

En vista de los riesgos que parecen estar corriendo los Raunigk con ese 14º embarazo, a más de un político se ha escuchado dar su opinión sobre este ya recurrente tema de conversación entre alemanes. Annegret Raunigk, que cuenta con el apoyo del médico que sigue su embarazo, ha sido incluso catalogada de contraejemplo por los responsables de salud de los principales partidos germanos.

Un embarazo controvertido

Así, Jens Spahn, de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), el partido de Angela Merkel, tuvo a bien manifestar sus “dudas” sobre el caso. “Un embarazo con una edad avanzada representa un elevado riesgo para la madre y para el niño”, ha dicho este político conservador. Karl Lauterbach, del Partido Socialdemócrata -socio en el Gobierno de la CDU-, subrayó por su parte en unas declaraciones al semanario progresista Der Spiegel que este embarazo “no debe ser un ejemplo a seguir”. Incluso uno de los hijos de Annegret, Velten Raunigk, ha mostrado públicamente su disconformidad con la decisión de su madre de seguir dando hermanos a este chico de 27 años. “No creo que sea algo bueno para mamá el que tenga aún más niños”, ha afirmado este muchacho.

En el mundo, otras mamás con edad de abuelas han sorprendido a propios y extraños dando a luz a niños perfectamente sanos. Por ejemplo, en 2008, Rajo Devi, una ciudadana india que contaba entonces 70 años trajo al mundo a un niño en el estado de Haryana (norte de la India).

No obstante, dado que son cuatrillizos los que espera Raunigk, en Berlín hay expectación frente a lo que podría terminar siendo una auténtica proeza biológica y médica. De momento, su embarazo va camino de cumplir la 24ª semana. Si todo va bien, quedan casi otras veinte para que Raunigk reaparezca en las portadas de los periódicos y arrebate protagonismo a Merkel, la otra Mutti más famosa de Alemania.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba