Gente

¿Es Rosa Díez la Karmele Marchante de la política?

¿No se han parado nunca a pensar el inquietante parecido que existe entre Rosa Díez, líder y cabeza pensante de UPyD, y la periodista Karmele Marchante? Ambas comparten estilismos y excentricidades, presumen de feminismo y desatan la ira de cuantos se cruzan en su camino. Además, no han tenido reparos en romper con su vida profesional anterior para empezar una nueva, aunque no necesariamente mejor. ¿Ustedes también son de los que creen que Rosa y Karmele podrían fundar su propio partido mientras comparten silla en Sálvame?

Si algo nos ha enseñado la vida es que todos tenemos un doble en algún lugar del planeta. Algunos permanecen eternamente separados, mientras que otros tienen la suerte de compartir continente, país, o incluso ciudad. Eso es lo que deben pensar la política Rosa Díez y la periodista Karmele Marchante cada vez que se encuentren cara a cara -o se descubran en televisión, ya que ambas pasan más tiempo delante de una cámara que en el sofá de su casa-.

Dos mujeres que comparten físico, peinado, estilismo, intereses y polémicas. Dos mujeres que no dejan indiferente a nadie -cada una por sus motivos y en su respectivo ámbito-. Dos mujeres cuestionadas, a las que les cuesta mucho conseguir el favor del público, pero que no pierden ni las ganas, ni la oportunidad. Dos mujeres que podrían intercambiar sus profesiones casi sin que nos diéramos cuenta. Y eso, al final, es una ventaja. ¿A cuántos nos gustaría tener un doble para que nos sustituyera en el trabajo cuando no tenemos ganas de ir?

Hasta hace relativamente poco era inconcebiblepensar que Rosa y Karmele pudieran presumir de este curioso parecido, ya que la periodista ha cambiado mucho a lo largo de los años. Y es que Karmele es una mujer hecha a sí misma. Eso sí, en el quirófano. A lo largo de los años, la periodista ha adelgazado considerablemente, ha afilado sus facciones, se ha decolorado el pelo y ha probado la práctica totalidad de los tratamientos estéticos que el ser humano ha sido capaz de desarrollar. Ahora, claro, empezamos a sospechar que puede que Karmele acudiera a la consulta de su cirujano de cabecera con una fotografía de Rosa Díez. Es la única explicación posible que barajamos. Aun así, no crean que las similitudes entre estas dos mujeres guerreras y combativas se quedan en su delgadez y sus gafas de montura llamativa. Hay más. Mucho más:

Les encanta sorprender con sus estilismos

Si algo llama la atención, tanto de Rosa Díez como de Karmele Marchante, son sus estilismos. A la periodista le encanta vestir con prendas y coloresllamativos, adornados con complementos imposibles y tocados por todo lo alto. Pero es que la política no se queda corta. Imaginamos que todavía quedarán personas traumatizadas por el postizo que lució en la fiesta del 20 aniversario de la revista Vogue y con razón. Karmele y Rosa podrían intercambiar sus vestidores y nadie notaría la diferencia. Posiblemente, ni ellas mismas. Además, comparten talla. Todo son ventajas.

Su vida dio un giro total en 2009

Mientras Rosa Díez se confirmaba como la cara visible de UPyD en 2009, Karmele temblaba de emoción ante la posibilidad de representar a España en uno de los certámenes más importantes del mundo. ¿El premio Nobel? No, el festival de Eurovisión. Rosa Díez había estado ejerciendo las funciones de portavoz del recién formado grupo político, a la espera de que los miembros de su partido la eligieran de forma democrática. Y así ocurrió. No tuvo la misma suerte Karmele, que tuvo que ver como su canción Soy un tsunami quedaba descalificada del concurso por contener estrofas de canciones ya publicadas. Una lástima, ya que iba en cabeza con los votos electrónicos. A partir de ese momento, ni la vida de una, ni la de la otra, fueron lo mismo.

Rompieron con sus vidas profesionales

Ahí donde la ven, Karmele Marchante fue una de las cabezas visibles de la contraculturamás underground del país. Durante su juventud, la periodista formó parte de la mítica revista Ajoblanco, junto a nombres como Rosa Regàs, Almudena Grandes o Rosa Montero. Karmele se convirtió, de esta forma, en la voz del feminismomás radical. Posteriormente, ya le pilló el punto a la crónica social y cambió el movimiento feminista por los quehaceres de Isabel Preysler. Rosa Díez, por su parte, dio su giro sin salirse de la política. Si hasta 2007 fue una de las principales figuras del PSOE, a partir de ese momento la política cogió el toro por los cuernos, renunció a su militancia y fundósu propio partido. Y hasta hoy.

Viven cuestionadas por sus compañeros

Si Karmele libra su lucha diaria en el plató de Sálvame, Rosa Díez lo hace en el Congreso de los Diputados. Y ni una, ni otra, acaban de convencer a sus compañeros. Mientras la periodista ha aceptado su papel de entertainer y deja que sean los demás los que ofrezcan exclusivas y comenten las informaciones, la política trata de mantener la compostura y la seriedad entre las salidas de tono de los restantes miembros de su partido. Eso sí, ninguna da su brazo a torcer, que para algo son mujeres veteranas, combativas y guerreras. Si fuesen actrices, serían de las que nunca se bajan del escenario, como Concha Velasco.

Cada día pintan menos en el panorama social

La generación de periodistas del corazón que integró el fenómeno Tómbolaha visto cómo otros les han tomado la delantera y tratan de sobrevivir como pueden. Ni Karmele, ni Lydia Lozano, ni Jesús Mariñas, en otro momento voces clave de la crónica social, han podido enfrentarse al reinado de otras periodistas como María Patiño o Gema López. Un poco lo mismo que le ha pasado a Rosa Díez en el terreno político. El avance imparable de Podemos ha relegado a UPyD a una opción política minoritaria, según las encuestas del CIS.

¿Demasiado tarde para unirse al cambio? ¿Demasiado tiempo en sus respectivas profesiones como para renovarse? La política y la periodista son mujeres incombustibles y nos da que todavía tenemos Rosa y Karmele para rato. Lo que ya no sabemos valorar es si eso es bueno o malo. Ustedes mismos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba