Gente

El poliamor está de moda también entre las famosas

La monogamia es cosa del pasado. La sociedad comienza a abrirse hacia otras formas de relacionarse sentimentalmente que no pasan, de forma necesaria, por un compromiso duradero entre dos personas. Hablamos del 'poliamor', un concepto que nada tiene que ver con el amor libre o las parejas abiertas. ¿Quieren saber en qué consiste? Pues trataremos de explicárselo con la ayuda de unos cuantos famosos muy poliamorosos.

Megan Fox se ha apuntado claramente al poliamor (Corbis).
Megan Fox se ha apuntado claramente al poliamor (Corbis).

El lenguaje coloquial nos lleva a identificar conceptos como sinónimos cuando, en la realidad, no tienen nada que ver. Y si, encima, los fundamentamos en otros términos que también ha sufrido su evolución a lo largo de los años, aquí no hay quien se aclare. Todos hemos oído hablar de las parejas abiertas, es decir, relaciones estables entre dos personas, con papeles de por medio o sin ellos, que deciden que sus encuentros sexuales no van a ser exclusivos, sino que 'se abren' a otras personas, ya sea en conjunto o cada uno por su lado -cada pareja es libre de establecer sus reglas-. Y eso no quiere decir que no exista la fidelidad entre los implicados, sino que se redibujan los límites en cuanto a encuentros sexuales. Pero ¿es lo mismo que el amor libre? ¿Y que el 'poliamor'?

Seguro que, a lo largo de los últimos meses, han leído mucho sobre el 'poliamor' -o, al menos, han visto cómo sus contactos de Twitter debatían al respecto-. Es algo tan sencillo como entender que una relación amorosa puede darse con más de una persona a la vez. No se trata de meros encuentros sexuales, ni de abrir una pareja, ni de practicar el amor libre con todos los que muestren interés en hacerlo. Es una relación sentimental como la que cualquiera puede imaginar, pero con más integrantes en ese amor -entiendan la simplificación, pues no hemos venido a ofrecer un tratado en la materia-.

Y es que, según afirman los poliamorosos, la monogamia no es un estado tan natural como podamos pensar, ya que tiende a crear situaciones de posesión que acaban por desvirtuar la relación.

Tilda Swinton ha sido uno de los casos más sonados de ‘poliamor’ entre celebrities.

Evidentemente, no es algo que sea exclusivo de un determinado sector de la población. También las celebrities se han rendido -de hecho, desde hace mucho tiempo- al 'poliamor'. Puede que no sea la regla general, como tampoco lo es entre los ciudadanos de a pie, pero existir, existe. Casos sonados como el de la actriz Tilda Swinton han hecho que el 'poliamor' salte a la primera página de la actualidad. La actriz convive con sus dos hijos y su pareja, el pintor Sandro Kopp. No obstante, el padre de sus hijos, el escritor John Byrne, también forma parte de ese núcleo familiar, pese a que este tiene, a su vez, una relación con otra mujer. Swinton declaró que la realidad era mucho más aburrida de lo que la gente tiende a fantasear. Con entender que una persona puede mantener varias relaciones amorosa a la vez y de muy distinta forma y con muy distintas implicaciones, sería más que suficiente.

La mujer de Will Smith, Jada Pinkett-Smith, también apostó por una concepción distinta de la pareja cuando su marido fue fotografiado en compañía de otra mujer. “Will y yo podemos hacer ambos lo que queramos porque confiamos el uno en el otro. Esto no significa que tengamos una relación abierta, sino que tenemos una madura. Todo pasa por respetar que formas parte de una pareja pero que también eres un individuo”. Una cosa es el amor y otra es el sexo, como una cosa es el 'poliamor' y otra las parejas abiertas. ¿Se refería la actriz a que comprendería y asumiría un enamoramiento de Smith pero no la apertura sexual a otras personas? Posiblemente, aunque tendríamos que verlo primero.

Amor para todos

Actrices como Megan Fox o Mo'nique también se han manifestado a favor del 'poliamor', por mucho que, luego, estén inmersas en relaciones más convencionales y monógamas. Según Fox, tanto ella como su marido entienden lo que significa y si, en algún momento, la actriz se enamorase de otra persona, eso no destruiría su matrimonio. Nada que ver con el caso del cantante Robin Thicke, que quiso esgrimir el argumento del 'poliamor' y las parejas abiertas y acabó separándose de su mujer, Paula, ya que ésta en ningún momento había aceptado ni participado de ello. Tampoco nos extraña viniendo de Thicke, claro, muy proclive a un machismo propio de otras épocas.

No obstante, los límites son tan difusos y casuísticos que no nos atreveríamos hablar de 'poliamor' ni en el caso de Hugh Hefner. El patriarca de Playboy ha vivido siempre rodeado de mujeres con las que ha mantenido relaciones amorosas y sexuales, pero eso no significa que estemos hablando de algo distinto al amor libre o, incluso, a una relación monógama convencional.

¿Se ha enamorado de varias a la vez? ¿Ha establecido con ellas de forma simultánea una relación duradera y fiel? ¿O estas relaciones han estado más basadas en el sexo que en otra cosa? Tal vez nunca encontremos las respuestas -aunque todo nos lleva a pensar que se decanta más por el último supuesto-, pero no cierren las puertas al 'poliamor'. Y si creen que no va con ustedes, al menos, valoren su existencia. El amor es así de caprichoso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba