Gente

El ranking de los orgasmos fingidos de los famosos

Una de las dudas más frecuentes que surge en las parejas a lo largo del tiempo es ‘¿habrá fingido alguna vez un orgasmo?’ Sin embargo, no es tan fácil llevar a cabo la interpretación del clímax y en numerosas ocasiones se tiende a la sobreactuación a lo Aurora Bautista, lo cual infunda aún más sospechas. Tranquilidad, esto le pasa hasta a los famosos más experimentados en ejercer un papel frente a las cámaras -sin afán de sonar a consultorio de Elena Francis-. Hemos elaborado un ranking de orgasmos en la pequeña y gran pantalla para ejemplificarlo:

La británica emuló para la revista Vanity Fair el orgasmo más famoso del cine.
La británica emuló para la revista Vanity Fair el orgasmo más famoso del cine.

1. Paris Hilton

La imagen de ñoña que proyecta siempre nos ha hecho pensar que tiene un lado oscuro y canalla, entre otras cosas, porque posee dinero como para ‘permitírselo’. Sabe cómo dar que hablar. Últimamente se rumorea sobre su aumento de pecho debido a las fotos que ha colgado en las que su escote luce bastante más exuberante, pero hace unos días fue el orgasmo que simuló en la fiesta de despedida de soltera de su prima, Brooke Wiederhorn, lo que inundó la red. Y no es para menos, porque a ‘la Hilton’ se le da bastante bien, ya que lejos de centrarse únicamente en modular la voz, se permitió marcarse un bailecito sensual que nos demuestra que le marcó El bar Coyote.Eso sí, Se encargó de desmentirlo de forma irónica alegando que nunca había fingido un orgasmo porque es "virgen".

2. Rociíto, Aly Eckmann y Sandra Barneda

El actor Pablo Puyol se sentó en una mesa situada en plató y, en vez de invitarlas a cenar, las invitó a tener un orgasmo. Parece mentira que las tres presentadoras estuviesen tan cortadas con su bagaje. A Aly Eckmann, que fue la primera en prestarse, le salieron unos alaridos más propios de indigestión que de placer, Sandra Barneda nos hizo pensar que está poco habituada a la interpretación en el ámbito del placer por su hieratismo -hemos visto cariátides que parecen gozar más que ella- y Rociíto se entregó a la causa por completo, desde dentro, con esa pasión coplera de la que su madre hubiera estado orgullosa.

3. Jennifer Aniston

En la película Como Dios, Morgan Freeman en el papel de Todopoderoso le cede sus ‘poderes’ a Jim Carrey. En esta escena, Carrey logra que su mujer -Jennifer Aniston- alcance un placer celestial sin necesidad de contacto físico. Un poco excesivo el papel de Aniston, ya que incluso se desmaya y acaba despeinada, pero claro, si nos planteamos ‘¿cómo sería un orgasmo provocado por una fuerza divina?’, a lo mejor la actuación de Jennifer se queda hasta corta. 

4. Keira Knightley

La británica emuló para la revista Vanity Fair el orgasmo más famoso del cine: el de Meg Ryan en Cuando Harry encontró a Sally. En el vídeo, dirigido por Jason Bell, Keira aparece sugerentemente peinada hacia atrás con gomina que crea el efecto mojado y, a diferencia de Ryan, ella simula el clímax sin necesidad de presencia masculina. Aunque escandaloso en cuanto a sonido, la expresión es bastante creíble.

Bar Refaeli

En este anuncio de una marca de calzoncillos, una muñeco ‘se pone morado’ retozando con tres Bar Refaelis. Eso sí, sólo una de ellas alcanza la culminación del coito. Una naturalidad tan asombrosa que llevó a los israelíes a escandalizarse por el contenido de índole sexual y a limitar la emisión del spot a más allá de las diez de la noche. Pero no es la única polémica que la modelo desató con una publicidad, recordemos aquella en la que promocionaba gafas de ver y por la cual se le acusó de despreciar a las mujeres con sobrepeso. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba