Gente

Pamela Anderson se convierte en una ‘niña buena’ a sus 48 años

Pamela Anderson no deja de sorprendernos. Si hace relativamente poco posaba muy sugerente para organizaciones de protección animal, ahora lo hace con una imagen totalmente distinta a la que estamos acostumbrados a ver de ella: con pelo corto e infantil.

Pamela Anderson está irreconocible con el corte de pelo a lo bob (Instagram).
Pamela Anderson está irreconocible con el corte de pelo a lo bob (Instagram).

La vigilante de la playa más famosa de la década de los 90 se convirtió pronto en una sex symbol por su carrerilla a lo largo de la orilla de la playa con ese bañador rojo y esa tabla salvavidas bajo el brazo. Más de uno sigue deseando ahogarse -falsamente, claro- en Los Ángeles por si aparece Pamela para rescatarle.

La espectacularidad de su físico no ha disminuido desde entonces y hasta le han salido dobles ‘oficiales’ que tratan de emular su belleza icónica. Hace dos meses posaba frente a los objetivos del prestigioso fotógrafo David LaChapelle a fin de apoyar una campaña de PETA que promueve el ahorro de agua en las duchas. En la imagen aparecía simulando la escena más famosa de la película Psicosis dentro de una ducha y cubierta, únicamente, por una sábana blanca.

No obstante, es la figura de ella a la que estamos acostumbrados. En la portada de la revista No Tofu ha aparecido con un look completamente diferente a lo que suele proyectar: pelo cortado a lo boby estilismo naïf compuesto de lazo en la cabeza y vestido estilo marinero azul marino abotonado hasta arriba y terminado con cuellos blancos en pico. Nada que ver con su ‘destape’ habitual.

Continúa en auge

En el interior de la publicación habla de la película de Werner Herzog, Vernon Good Little, que comparte junto a Mike Tyson y Russell Brand. Comenta la ilusión que le hizo recibir la propuesta y explica que no tiene representantes, “simplemente un buen contable y un abogado que contrato por horas. Soy inmanejable, lo sé, ¡pero trabajo duro! Me encanta el trabajo duro. Tengo tantas ideas que a veces me preocupa interpretar a un personaje que me guste tanto que no vuelva nunca”.

También cree que es un honor que sigan pensando en ella y que es consciente de que no se han olvidado, algo que agradece: “No creo que nadie sepa qué hacer conmigo. Me definí sin manipulación -una especie de ‘ser arrojada a los lobos’-. Así que cualquiera de mis experiencias han sido incalculables y sin preparación para ellas -y éste es un negocio muy calculado… así que es un milagro que yo aún esté aquí y aún sea relevante”-.

Aun así, sabe que la fama le vino a raíz de Los vigilantes de la playa y por ello, en parte, ha querido cortarse la melena. Ha aclarado: “Empecé a asustarme de mi imagen, el personaje, era de quien todo el mundo estaba preocupado. Nos podemos esconder detrás de largos bloqueos. El pelo es sexy, pero ser sexy sin pelo es mucho más difícil. Es valiente”.

Desde luego, Anderson continúa siendo sexy, con o sin pelo largo y con o sin ropa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba