Gente

Amaia Montero quiere ser Kim Kardashian, pero no pasa de Mariah Carey

Amaia Montero está empeñada en convertirse en la Kim Kardashian española. A falta de protagonizar su propio reality y encontrar al Kanye West patrio, la cantante ha decidido copiarle todos los estilismos a la socialité, sin darse cuenta de que su destino está ya escrito, por mucho que no quiera reconocerlo. Amaia, lo tuyo no es ser una Kardashian. ¡Tú eres la viva imagen de Mariah Carey!

La pobre Amaia Montero no ha tenido hora buena desde que se desvinculara de La Oreja de Van Gogh. Ella pensaba que sus fans le darían la espalda a sus antiguos compañeros y se lanzarían hambrientos a comprar sus nuevos discos, que el éxito conseguido durante sus primeros años de carrera iba a ser infinito y que, como Marta Sánchez, acabaría cantándoles a los soldados una versión deSoldados del amor. Pero no, nada más alejado de la realidad.

Tras abandonar La Oreja de Van Gogh, Amaia Montero se inspira en Kim Kardashian.

Ni siquiera las bandas sonoras de los supermercados han querido comprar sus singles -y eso que continúan teniendo el primer disco de La Oreja de Van Gogh en lo más alto del hit parade dieciséis años después-. Ante este desolador panorama, Amaia ha tenido que dar un giro a su carrera y se ha inspirado en la mujer que más millones acumula a lo largo del año: Kim Kardashian.

La cantante se ha comprado todos los modelitos de la socialité y se los enfunda cada vez que puede, sin darse cuenta de que así no va a llegar a ningún sitio. El parecido entre la líder de las Kardashian y la ex de Gonzalo Miró es inexistente. Amaia no tiene una sex tape con un rapero, ni un reality que lleva nueve temporadas, ni ha salido en portada de Vogue USA, ni ha protagonizado la fotografía de Instagram más famosa de la historia.

Por mucho que ella no lo quiera ver, su destino no pasa por parecerse a Kim Kardashian. La cantante está mucho más cerca de otra compañera de profesión excesiva, ultraceñida e hiperajustada. Amaia Montero es la viva imagen de Mariah Carey. ¿Quieren saber por qué? Se van a quedar de piedra...

Las coincidencias entre Amaia Montero y Mariah Carey

 Amabas engordaron hasta límites insospechados

Tanto Amaia como Mariah -nótese la similitud incluso en la pronunciación de sus nombres- empezaron sus carreras siendo unas jovencitas de cuerpos esculturales. No es que estuviesen especialmente delgadas, pero tampoco lo necesitaban. El problema es que, con la edad y el éxito, se les fue la mano con la dieta. Tanto una como la otra acabaron ganando unos cuantos kilos, muchos más de los necesarios, y pasando por clínicas de estética y gimnasios para recuperar la figura. Amaia ha tenido más suerte y constancia, pero a Mariah parece que le importa poco.

 Han salido con sus propios 'toy boys'

Los chicos jovencitos, en buena forma y con mejor sonrisa son el mejor reclamo para las famosas. Si Sharon Stone o Madonna están especializadas en seducir a toy boys, ni Mariah ni Amaia se han quedado cortas. La primera se casó con el cantante Nick Cannon, once años menor que ella y con el que tuvo a sus dos gemelos, Monroe y Moroccan, mientras que Amaia apareció del brazo de Gonzalo Miró, cinco años más joven que la cantante -aunque parece que sean más-. Lamentablemente, ninguna de las dos relaciones ha durado demasiado. ¿Qué tendrán estas chicas de hoy en día?

 Han tenido imitadoras célebres

Mariah Carey ha visto como a lo largo de su carrera han ido apareciendo imitadoras de forma constante, dispuesta a dejar claro que su timbre de voz y su potencia pulmonar equipara la de la cantante -corre el rumor de que Christina Aguilera nació ante la necesidad de encontrar una 'Mariah Carey más joven y con menor caché'-. Pero si una imitadora nos conquistó el corazón fue la de Amaia Montero. Gracias a Youtube pudimos descubrir a una fan de la cantante que se grabó a la salida de un concierto hablando y entonando igual que la cantante. Su vídeo fue un éxito y nosotros la echamos mucho de menos.

 Han subido 'contentas' a recoger un premio

Tan acostumbras están ambas cantantes a subir al escenario que, a veces, lo han hecho un poco más contentas de lo debido. Mariah subió a recoger un premio por su papel de Precious ligeramente achispada. Y no es que lo digamos nosotros, es que ella misma lo reconoció en el discurso de agradecimiento. Más discreta fue Amaia Montero, que apareció en una gala de Los 40 Principales en un estado que podría definirse como ‘alterado', aunque ella no confirmó nada y tampoco vamos a hacer leña del árbol caído.

 Tienen una voz inconfundible e insoportable

Algunos, muchos, dirán que esta afirmación es totalmente incorrecta, que lo bueno de ambas cantantes es, precisamente, su voz. Y tienen razón. Amaia, y sobre todo, Mariah, tienen una voz prodigiosa, con la que pueden hacer maravillas y, si se empeñan, hasta romper cristales, pero eso no deja de ser una ventaja y un inconveniente. ¿Quién no ha querido saltar por la ventana con los gorgoritos de la Carey? Si esto no evidencia que se trata de la misma persona, ya no sabemos qué más hay que decir. ¿Las han visto juntas en alguna fotografía? Empiecen a sospechar...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba