Gente

¿Por qué cuando llega el calor muchos famosos se enamoran?

¿Calor? ¿No pueden dormir por las noches? ¿Les cuesta respirar cada vez que salen a la calle por los vapores que suben del suelo? ¿Podrían freír un huevo en el capó de sus coches? Mientras los pobres ciudadanos sufrimos los estragos del verano, los famosos aprovechan la estación estival para enamorarse. Donde nosotros vemos sudor, ellos ven fiestas y bailes hasta la madrugada. Y vaya si les funciona...

Eugenia Martínez de Irujo y José Coronado han sorprendido como pareja veraniega (Gtres).
Eugenia Martínez de Irujo y José Coronado han sorprendido como pareja veraniega (Gtres).

No tenemos ni un segundo de respiro. Cada semana nos sorprendemos con una nueva pareja de famosos dispuestos a darnos alegrías a lo largo del verano. Y es que, en cuanto suben las temperaturas, a las celebrities les da por lanzarse a la calle en busca de su próxima media naranja. Romances cultivados al son de ritmos latinos en una terraza madrileña o en un chiringuito playero rodeados de tapas de calamares, cualquier sitio es perfecto para dar rienda suelta al arte del ligoteo.

Eso sí, mientras los demás nos tenemos que conformar con no sufrir una lipotimia con tanto calor humano, las celebrities disfrutan como nadie en sus reservados vips. Ahí es donde está el verdadero lujo.

Esta semana, los reyes del verano son Eugenia Martínez de Irujo y José Coronado. El latin lover del cine español ha encontrado en la duquesa de Montoro a su nueva conquista -aunque no crean que la hija de la duquesa de Alba se ha quedado quieta, que acumula casi tantas rupturas como el actor-. Dicen que no se conocían de antes, pero vemos que han congeniado muy rápido. Un paparazzi les ha cazado abrazándose y besándose por la calle como dos quinceañeros y Coronado se ha apresurado a decir que está muy feliz sin entrar en más detalles.

Sin duda, el actor tiene un gusto amplio en cuanto a relaciones, contando que Eugenia se una a una lista formada por Mónica Molina, Esther Cañadas o Paula Echevarría. ¿Durarán hasta el otoño? Lo ponemos un poco en duda. Los romances de verano suelen ser eso, de verano.

Más asentados parecen Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. Aunque, claro, tampoco tienen edad de ir tonteando a lo loco. La reina de corazones ha sentido la llamada de la cordura y ha necesitado desahogar sus penas y dejar claro que ella no es una 'rompehogares', como han insinuado las publicaciones internacionales -las mismas que la han bautizado como 'la perla de Manila', pero eso parece que no le molesta tanto a la Preysler-.

Podría haber llamado a cualquier pero lo hizo a Pilar Eyre, como ya les relatamos en Marabilias, y aseguró que ella no se había metido en ninguna pareja. ¿Isabel dando explicaciones? ¿Su imagen de elegancia y perfección se ha visto resquebrajada con este culebrón a lo Dinastía? Más vale paliar los daños antes de que sea demasiado tarde, y aunque para ello tenga que prescindir de Hola, su revista de cabecera, no sea que el público no se lo tome en serio.

Amigos muy cariñosos

Menos acaramelados pasean Blanca Suárez y Dani Martínez. Dicen no ser más que amigos y que si les ven juntos por ahí es porque su amistad es muy importante para continuar con sus vidas. Puede que tengan razón, pero el currículum de una y de otro nos hace sospechar. ¿Se han dejado llevar por la pasión veraniega y no nos lo quieren decir? Desde que rompiera con Dani Martín -Martín, Martínez, todo queda en casa-, la actriz no ha tenido pareja conocida y nos extraña.

Continuamos pensando que debería volver con Miguel Ángel Silvestre, pero si esto no va a poder ser -no tenemos mano, lo sentimos-, Dani Martínez tampoco nos parece mal. Que se decida. O sí o no, pero que no nos líen demasiado. Que hagan como Mariah Carey y confirmen su amor en un barco.

El calor también ha hecho estragos fuera de nuestras fronteras. Mariah Carey, la diva para la que siempre es verano -al menos, así es en su vestuario-, ha querido olvidarse de Nick Cannon, su exmarido, dejándose querer por un nuevo chulazo en alta mar.

Con bañador escotado, pareo, melena al viento y copa de champagne, la cantante quiso hacerse la sensual bajando y subiendo una escalera y casi acaba precipitándose por la borda. James Packer, multimillonario que ya había tentado a Miranda Kerr, se ha rendido a las excentricidades de la diva y ya no hay quien la separe de ella. A sus fans y allegados no parece que les guste mucho, pero ¿quién dice que no a unas vacaciones de lujo en Italia?

También a la costa italiana se ha marchado Gwyneth Paltrow con su nuevo amor. Si Chris Martin puede relacionarse con Jennifer Lawrence, ella también puede rehacer su vida sentimental.

Brad Falchuk se llama el afortunado que le ha devuelto la alegría. La actriz ha lucido tipazo en bikini y ha compartido las maravillas italianas en su Instagram, ajena a los paparazzis y los curiosos. ¿Es un amor motivado por el calor y las vacaciones o por el despecho y la competición con su ex? Ahora que ya pensábamos que Martin y Paltrow podrían volver a convivir nos vienen con esto. Confiemos en que sea un amor estival. Uno de esos que terminan cuando comienza el colegio y la vida rutinaria. No es por arruinarle la pasión, sino por apostar por el amor para toda la vida. Si es que, en el fondo, somos unos románticos...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba