Gente

Sudar juntos: la última tendencia de Hollywood

No se emocionen. Antes de que dejen volar su imaginación hacia territorios poco recomendables para el calor que estamos sufriendo, les adelantamos que vamos a hablar de deporte. La obsesión con la vida sana, los cuerpos fibrados y las actividades saludables ha hecho que todos los famosos se calcen las zapatillas y se lancen a sudar, eso sí, con sus parejas. ¿Amor irrefrenable o miedo a los entrenadores personales? Hoy lo averiguamos.

Las celebrities creen que nos pueden engañar. De un tiempo a esta parte, los famosos se han convertido en los reyes del deporte. Acuden al gimnasio diariamente -o al gimnasio acude a ellos, que para algo tienen poder adquisitivo más que suficiente-, se costean cotizados nutricionistas para que controlen su dieta y se apuntan a cualquier moda saludable que cause furor en el extranjero -cuanto más difícil sea de encontrar, más beneficioso para el organismo-. Pero ¿qué hay de cierto tras todos estos movimientos? ¿De verdad quieren hacernos creer que lo que más les preocupa es su bienestar? ¿O se trata todo de una campaña global para limpiar su imagen?

Las estrellas no dudan en invertir parte de su tiempo en tonificarse.

Los artistas malditos y atormentados no pueden estar más pasados de moda. Ahora se llevan las abdominales, el running y las rutinas deportivas de quince minutos -esa se supone que es la cantidad de tiempo que dedica al ejercicio Jennifer Aniston cada día-. Las estrellas no dudan en invertir miles de dólares para conseguir la imagen más saludable del mercado, confiando en que, así, atraerán más seguidores y aumentarán sus ingresos -si les dan a elegir entre Beyoncé y Courtney Love, ¿con cuál se quedan?-.

El siglo XXI está pensado para los cuerpos de escándalo, no para los que fracasan en la operación bikini. Y si alguien trata de convencerle de lo contrario -los llamados 'fofisanos', o simplemente, los hombre reales-, no se lo crean. Es puro paternalismo.

Dentro de esta obsesión por el deporte y la vida sana, hay una costumbre que está arrasando entre los famosos. O al menos, entre los que tienen la suerte de tener una pareja estable. Sudar juntos es tendencia.

Salir a correr en compañía, realizar estiramientos a dúo y secarse el sudor con amor y complicidad se ha convertido en nuestro pan de cada día. Justin Timberlake y Jessica Biel, Shakira y Piqué, Natalie Portman y su marido o Shia LaBeouf y su novia son algunas de las celebrities aficionadas al 'running del amor'. Pero ¿a qué viene tanta complicidad? ¿Qué está pasando? Para que no les den gato por liebre, nosotros se lo explicamos con detalle:

Lo que ellos creen que está pasando

Salir a correr juntos fortalece la pareja. El ejercicio hace que se liberen endorfinas y se relajen las tensiones propias del día a día. Fomenta el buen humor, incrementa la autoestima y oxigena las preocupaciones. Además, es la excusa perfecta para compartir los momentos de ocio, reubicando las rutinas diarias y dejando espacio a la intimidad de la pareja. Se apoyan uno al otro, se dan ánimos, potencian sus fortalezas y tratan de eliminar sus debilidades. Durante el ejercicio se relativizan los problemas, se liman asperezas y se rebajan las tensiones que pueden estar afectando a la relación sentimental. Y todo mientras se bajan calorías, se incrementa la musculatura y se contribuye al bienestar corporal. No puede haber nada mejor.

Lo que de verdad está pasando

Salir a correr juntos no es más que una excusa para evitar la presencia de entrenadores personales. Todo famoso de Hollywood sabe que no hay mayor peligro para una relación de pareja que el ejercicio. Se empieza por una bicicleta estática, se continúa con unas pesas y se acaba contratando los servicios del mejor entrenador o la mejor entrenadora del país. De pronto, uno de los miembros de la pareja se vuelve fanático del ejercicio. Deja de comer bollería industrial para entregarse a las claras de huevo y a la verdura. Comienza a entrenar sin parar, toma batidos de proteínas y habla maravillas de los progresos que está haciendo con su entrenador. Entonces, llega el drama. ¿A quién va a preferir? ¿A ese ser repleto de músculos y vida sana o al despojo humano que come bollería industrial en el sofá? Moraleja: si no quieres ser tú el próximo soltero de oro, sal a correr con tu pareja.

¿Ven como la vida es muy distinta dependiendo de los ojos que la analicen? Seguro que ahora ya no les parecen tan ideales los famosos que prefieren sudar juntos. No es deporte, es puro miedo. Ténganlo en cuenta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba