Gente

Colby Keller, el actor porno que quiere 'sexualizar' América

¿Se atreverían a vender todas sus pertenencias para emprender un viaje en caravana por Estados Unidos? Esta es la aventura en la que se ha embarcado el actor porno gay Colby Keller. Con su proyecto Colby does America, el actor pretende recorrer los cincuenta estados norteamericanos -y Canadá- para grabar un vídeo porno exclusivo en cada uno de ellos. Y no crean que quiere llamarlo arte.

¿Dónde se sitúa la línea que separa el porno del arte? Esto es lo que llevan preguntándose todos los que han tenido la oportunidad de cruzarse con el último proyecto de Colby Keller, uno de los actores porno gay más cotizados del momento. Gracias a Colby does America, el actor ha querido llevar el cine para adultos un paso más allá de lo convencional, convirtiéndolo en una aventura que le llevará a recorrer todos los estados de Estados Unidos para grabar un vídeo sexual en cada uno de ellos. Una aventura inusual para un actor porno poco convencional. Gracias a su blog, Big Shoes Diaries, Keller nos ha ido transmitiendo su interés por el arte y la literatura -no en vano, estudió Bellas artes- y nos ha mostrado los proyectos artísticos que ha ido desarrollando -uno de los más llamativos se titula Books for boners, Libros por erecciones, en el que el actor regalaba fotografías exclusivas a cada uno de los fans que le compraba uno de los libros de su lista de Amazon-.

Para financiar el proyecto, Keller organizó un crowdfunding que alcanzó los 45.000 dólares.

Para llevar a cabo este largo recorrido por América, el actor se desprendió de todas sus pertenencias, incluyendo ropa, muebles e, incluso, las cenizas de su padre. “Todo menos mi pasaporte, el carné de conducir, algunos medicamentos y las lentillas”, confiesa el actor. Keller llegó a terminar su relación con el también actor porno Dale Cooper, ya que necesitaba experimentar “un momento de completa y total desnudez”. Una vez solo y sin nada, el actor decidió emprender un viaje sin prisa, objetivo, ni planning. “No persigo una fecha concreta para terminar el proyecto”, comenta el actor. “En este punto, la idea es continuar viajando hasta que se termine el dinero. Es un país enorme, lleno de territorios, incluso si visitara uno cada semana, tardaría casi un año en completarlo”. Para poder financiar la aventura, Keller organizó un crowdfunding que alcanzó los 45.000 dólares, a cambio de recompensas que iban desde ilustraciones, hasta vídeos personalizados o visitas en directo.

Pero no crean que el desarrollo del proyecto está siendo sencillo. Por el momento, Keller ha conseguido ya grabar vídeos en varios Estados -hace escasos días solicitaba la ayuda de profesionales especializados en montaje de vídeos para ir trabajando en ellos-, aunque no siempre le resulta sencillo encontrar hombres dispuestos a trabajar con él -y por 'trabajar', ya saben a qué se refiere-. “He tenido muchos problemas para encontrar chicos capaces de desnudarse ente la cámara, incluso sabiendo que será de forma anónima”, ha comentado el actor. “Me gusta ser honesto conmigo mismo y con los demás, así que si no creo que podamos conectar sexualmente, prefiero grabarles con otras personas, sean de la condición sexual que sean. Tan sólo tienen que ser mayores de 18 años y tener un carné de identidad válido”.

Un resultado misterioso

El resultado todavía no tiene claro cómo se mostrará, si en forma de exposición, instalación o a través de una página web. “Para mí es más importante el proceso. No me gusta tener una idea específica en la cabeza y trabajar para conseguirla. Creo que no es productivo para mí como artista”, afirma Keller. Y así se ha planteado el proyecto. Se trata de una iniciativa propia, que no cuenta, por el momento, con el respaldo de ninguna productora porno. “Recibí una importante oferta para comprar el proyecto y les dije que no. Querían un producto muy específico, un producto típicamente porno y no es la visión en la que estoy interesado”. Aun así, también reconoce que estudiará todas y cada una de las ofertas que le lleguen, ya que no confía en tener suficiente dinero como para poder continuar hasta el final. 

Preguntado sobre el futuro, Keller deja la puerta abierta. “¿Puede que salgan nuevas oportunidades a partir de este proyecto? ¡Quién sabe! He aprendido a nunca predecir el futuro”. Así que, si residen en Estados Unidos, o piensan viajar pronto, y les gustaría participar en Colby does America, tan sólo tienen que ponerse en contacto con él. El arte -y el porno- al alcance de su mano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba