Gente

“¡Tú cállate puto chino!”, la última salida de tono de Froilán

Que Felipe Juan Froilán, nieto de los reyes eméritos de España, es muy travieso lo sabemos todos. En nuestra memoria quedan las imágenes de la boda de los reyes de España en la que no consiguió estar quieto ni un segundo.  Tras esa primera travesura infantil, su lista de ‘hazañas’ no ha dejado de crecer.

Felipe Juan Froilán junto a su padre Jaime de Marichalar en el Open de Tenis de Madrid (Cordon press).
Felipe Juan Froilán junto a su padre Jaime de Marichalar en el Open de Tenis de Madrid (Cordon press).

Pero ¿cuál ha sido el último lío protagonizado por el joven? Según ha publicado El Economista, el joven tuvo un altercado en el Parque de Atracciones de Madrid. Pipe, como lo llamán en la intimidad, visitó el parque con un grupo de amigos el pasado miércoles 27 de mayo e intentó colarse en una montaña rusa llamada El abismo. El sobrino del rey hizo valer su condición de miembro de la familia real con un monitor que acompañaba a un grupo de niños que estaba visitando el parque. Esa persona le llamó la atención por intentar colarse y Pipe, ni corto ni perezoso, le espetó un contundente “usted no sabe con quién está hablando”, acompañado de su posición en la línea de sucesión a la corona. El monitor no se amedrentó por las palabras del joven y le dijo que eso no le valía de nada para entrar en la atracción sin hacer cola.  

Pero no tuvo suficiente con encararse con el monitor. Un chico, de apariencia oriental, que estaba haciendo cola para poder disfrutar de la atracción le increpó por su comportamiento. El hijo de la infanta Elena no dudó en responderle con un “¡Tú cállate puto chino!”, según han afirmado al citado medio varios testigos presenciales del altercado que confirman, además, que existe un vídeo en el que se escuchan claramente las palabras de Froilán.

El enfant terrible de la casa real

El bueno de Pipe ya tiene casi 17 años y desde hace varios ha llenado titulares por sus travesuras. Salidas de tono que lo han convertido en el enfant terrible de la casa real española. Froilán copó portadas cuando intentó clavar un pincho moruno a uno de sus primos o cuando se disparó en el pie. Hace dos años, cuando tenía 14, se publicó que se había convertido en relaciones públicas de la sesión light de una popular discoteca del centro de Madrid, un trabajo que no casaba mucho con su condición de nieto del que era rey por aquel entonces y, quizá, preso de esa rebeldía adolescente, no ha dudado en enfrentarse a la prensa en varias ocasiones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba