Gente

¿Eres supersticioso? ¡Los famosos también!

Si a Julio César le daba miedo la noche, a Napoleón los gatos negros y a Churchill el número 13... ¿Qué te importa tener tus manías? Fredd Culberston ya lo resumió en su libro The Phobia List en el que reunió las 500 fobias más comunes entre los seres humanos. Pues bien, las celebs van incluidas. Aquí va la lista de los maniáticos:

Johnny Depp no puede ver ni en pintura a los payasos ni tener cerca ninguna araña... Me pregunto qué hubiera hecho si en lugar de proponerle la saga de Piratas, le hubieran ofrecido Spiderman... Juanes las engloba todas en una: pasar por debajo de una escalera mientras se le cruza un gato negro y lleva un saco de sal que se le derrama del susto. Se nos muere, seguro. El que no quería morirse era Gabriel García Márquez que le tenía verdadero pavor a que nadie escribiese su biografía porque pensaba que era una manera de atraer a la muerte.

Woody Allen teme al sol, a los niños y a las habitaciones pequeñas.

La genial Lady Gaga se ha inventado una fobia nueva: no mantener relaciones sexuales con los que no sepan cuidar de ella porque son destructores de su energía (la verdad es que esto no es una superstición, parece que es fruto de su experiencia).Alfred Hitchcock tenía pánico a los huevos... Quizá fue esto lo que le inspiró para su película Los pájaros, que nadie entendió nunca pero que daba mucho miedo. Woody Allen teme a la luz del sol, como los vampiros, a los niños y a las habitaciones pequeñas. Desde luego que no se lo cuenten a Mia Farrow, que en este tema está para pocas historias y seguro que su fobia son los judíos con gafas de pasta, pequeñitos y que tocan el clarinete.

Nada que ver con la simple manía de Isabel Preysler, de quien cuenta la leyenda que antes de salir de casa le da 7 vueltas al anillo de su dedo anular. Y Bob Smith, cantante de The Cure, que prefiere cruzarse el Atlántico en barco antes de subirse a un avión (no ha visto todas las versiones de Titanic, seguro).

¿Será verdad que J Lo quemó el traje de novia para la que iba a ser su boda con Ben Aflleck a fin de ahuyentar la mala suerte? ¿Será verdad que hay películas con una mala suerte labrada a golpe de muertes y accidentes como Superman o Poltergeist? ¿Será verdad que la mujer de Tony Blair enviaba la uña del dedo gordo del pie del Primer Ministro británico a un augur para que le leyese el futuro? ¿Y que Carmen Electra, de Los vigilantes de la playa, tenía fobia al agua? Después del descubrimiento de la vidente de Jordi Pujol, todo es posible.

Supersticiones por países

Además de los famosos, están las supersticiones según los países: Por ejemplo, en Argentina no se puede mencionar el nombre de Ménem, porque parece ser que el pobre señor es gafe. Para evitarlo, si el nombre sale en una conversación, las mujeres deben tocarse el pecho izquierdo y los hombres el testículo izquierdo. En China aborrecen el número 4 y sus derivados (14, 14, 34....) porque en mandarín se parece a la palabra muerte; en Nigeria si a un hombre se le golpea con una escoba, se quedará impotente y sus genitales desaparecerán (se puede contrarrestar golpeando a un delincuente al menos 7 veces); en Qatar no se matan arañas porque controlan y extinguen los incendios en el hogar; en Suecia no se pueden pisar las tapas de las alcantarillas si se quiere tener amor y evitar las rupturas sentimentales y en Turquía no se debe comer chicle por la noche porque si te quedas dormido con él en la boca se transforma en carne de personas muertas...

Menos mal que nos quedan Cameron Díaz y Penélope Cruz, que no temen a nada de nada y no creen en la mala suerte en absoluto. Así están ellas de guapas, hermosas y lozanas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba