Gente

Del porno a la vida normal: 8 experiencias reales

¿Hay vida después del porno? ¿Puede reincorporarse a la sociedad alguien que ha pasado unos cuantos años de su vida más desnudo que vestido? ¿Cómo es la transición hacia ese mundo calificado como “normal”? ¿Hay vuelta atrás? Respondemos a estas y otras preguntas a través de ocho de los grandes saltos del porno al mainstream.

El sexo vende. Por mucho que nos empeñemos, siempre ha sido así. Vivimos en una sociedad gobernada por una doble moral que ya no hace ni esfuerzos en disimularlo. Mientras las redes sociales censuran cualquier tipo de desnudo, por muy artístico que este sea, los buscadores echan humo con millones de páginas donde el sexo es el protagonista. Y si no que se lo pregunten a Miley Cyrus, que ha visto como entregarse a los brazos de la provocación sexual la ha convertido en la estrella del momento. Pero, ¿qué ocurre con esos hombres y mujeres que se dejan la piel haciendo que los demás lo pasemos bien? Mucho se habla de la corta vida profesional de los deportistas o de los modelos, pero nadie dice nada de los actores y actrices porno. ¿Puede mantenerse el éxito cuando uno decide que ya no quiere desnudarse más? Hagamos un repaso, extenso pero no exhaustivo, de ocho actores y actrices que han sabido dejar atrás el porno y seguir viviendo una vida “normal”, o al menos, intentarlo.

Traci Lords. Encontró su nombre en el personaje de Katharine Hepburn en Historias de Filadelfia, pasó una infancia traumática y entró en el mundo del porno a los 15 años con un carné de conducir falso. Con 18 años ya había hecho más de 100 películas y había salido en Penthouse, la eterna competidora de Playboy. En 1987 hizo su última película porno, Traci, I love you, y pocos años después John Waters la rescató para su Cry Baby, con Johhny Depp como protagonista. Desde entonces ha aparecido en decenas de series, desde Matrimonio con hijos a Melrose Place o Will & Grace, algunas películas e incluso ha grabado un par de canciones.

Ron Jeremy ostenta el Guinness a más apariciones en películas para adultos a pesar de su físico.

Ron Jeremy. Jeremy ostenta el récord Guinness de más apariciones en películas para adultos. Más de 2.000 títulos como actor y más de 200 como director. Y eso que el físico de Jeremy no es el que cualquiera esperaría en una estrella del porno. Aunque no se ha separado nunca del todo de la industria pornográfica, Ron Jeremy es un producto en sí mismo. Ha aparecido en películas, vídeos musicales, anuncios, ha escrito libros, tiene su propia línea de comida, ha colaborado con PETA y se ha paseado por diversas universidades debatiendo sobre la conveniencia o no de la pornografía.

Jenna Jameson. Jenna quiso seguir la carrera de su madre, que era bailarina en las Vegas, pero no pasó el casting por cuestiones de altura, así que optó por dedicarse al striptease, animada por su entonces novio. Una vez rompió con él, y a modo de venganza, Jenna empezó en el porno. Apodada La reina del porno, Jenna se ha convertido con los años en una empresaria de éxito y una estrella mediática. Habitual de tertulias, programas de televisión, revistas y photocalls, acaba de publicar su segundo libro, Sugar, una novela erótica al estilo 50 sombras de Grey que protagonizará Charlie Hunnam en su adaptación cinematográfica.

James Deen es el hombre del momento y el único actor masculino entre las estrellas porno más populares.

James Deen. Es el hombre del momento. Su participación en The Canyons, junto a Lindsay Lohan y con guión de Bret Easton Ellis, le ha valido una fama que ha traspasado el porno, donde ya era una celebridad -de hecho es el único actor masculino que aparece en la lista de las estrellas porno más populares que elabora cada año la cadena CNBC-. Su aspecto de chico corriente y sus aires de galán de los cincuenta van a dar mucho que hablar.

Marilyn Chambers. Aunque la carrera de Marilyn Chambers fue bastante corta, tanto dentro como fuera del porno, tiene dos hitos que la convirtieron en una estrella. Protagonizó Detrás de la puerta verde, una de las películas pornográficas más famosas de la historia y la primera que consiguió distribución comercial en Estados Unidos, y años más tarde, rodó Rabia a las órdenes de David Cronenberg. Chambers llegó a ser candidata a vicepresidenta de EEUU en 2004 por el Partido de la Opción personal, una organización de carácter libertario con la que obtuvo unos escasos 900 votos en todo el país. De esta lista, es la única que ha fallecido: en 2009 fue hallada muerta en su casa de Santa Clarita (California). 

Sasha Grey ha sabido sacarle mucho partido a su éxito en las películas para adultos.

Sasha Grey. Destinada a tomarle el relevo a Jenna Jameson como reina del porno, Sasha Grey ha sabido sacarle mucho partido a su éxito en las películas para adultos. Ha publicado su primera novela, Sociedad Juliette, ha sido musa de Terry Richardson, ha trabajado con Steven Soderbergh y será la protagonista de Open Windows, la próxima película de Nacho Vigalondo.

Sylvester Stallone. El caso de Stallone más que un salto, es un tropiezo. Sylverster era joven, no tenía dinero, le habían echado de su apartamento y llevaba unos días viviendo en la calle, así que cuando le ofrecieron participar en una película erótica, dijo que sí -o al menos, esa es la versión que ha contado-. The party at Kitty and Stud’s no hubiera alcanzado ninguna fama si no hubiera sido por el posterior éxito de Stallone, que un año después aparecía como extra en Bananas de Woody Allen.

En España, la que ha sabido sacarle mayor rentimiento a su cuerpo ha sido Miriam Sánchez, a.k.a. Lucía Lapiedra.

Lucía Lapiedra. En España también tenemos nuestra cuota de actores y actrices porno, pero, sin duda, la que ha sabido sacarle mayor rendimiento a su cuerpo ha sido Miriam Sánchez, conocida en el porno como Lucía Lapiedra. Su carrera en la pornografía vino de la mano del director Ramiro Lapiedra, al que conoció mientras estaba en la Universidad y con el que hizo una decena de películas. Rápidamente se dejó tentar por la televisión -ya aparecía en Crónicas Marcianas- y desde entonces no ha parado.

Pensarán que hemos dejado demasiados nombres en el tintero -el mismo Rocco Siffredi, su discípulo Nacho Vidal o François Sagat en el porno gay-, y tienen razón. El porno es una industria que genera tantos iconos que resulta difícil abarcarlos todos a la vez. De hecho, incluso en la serie Juego de tronos han fichado a una actriz porno para la nueva temporada, pero eso mejor lo dejamos para próximas entregas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba