Gente

El increíble enfado de Fernando Martínez de Irujo y la crispación entre la familia Alba

Algo está pasando en la familia Alba y cada vez es más evidente la tensión que existe entre los hijos de la fallecida duquesa. Sólo han pasado tres meses y medio desde su muerte y la caja de Pandora se ha abierto. Prueba de ello es el monumental enfado de Fernando Martínez de Irujo y el modo con el que se refiere a su hermano Carlos como “el señor duque” y “don Carlos”. 

La última reacción y las palabras de Fernando Martínez de Irujo, probablemente el más tranquilo de los hermanos, son consecuencia de la fuerte crispación que se masca en la familia Alba. La semana pasada, Fernando hacía estas declaraciones: “Entre los hermanos no tiene por qué haber ningún problema. No hay problemas personales ni nada”. También desmentía cualquier tipo de desavenencia entre sus hermanos a raíz de la gestión del patrimonio familiar.

Ocho días después, el hijo de la duquesa de Alba salía del Palacio de Liria como si le hubieran echado de casa, con un cuadro bajo el brazo, pero lo peor fue su sorprendente actitud y enfado repentinos. Cuando los reporteros le preguntaron si era cierto que los hermanos tenían que abandonar el palacio, declaró gritando y muy alterado: “No me interesa. No voy a contestar a nada” y añadía unas palabras que no dejaban en buen lugar a su hermano Carlos, el nuevo duque de Alba: “A los hermanos no les pasa nada están muy bien todos. Pregúnteselo al señor duque. A don Carlos, pregúntenselo, no a mí. Yo no lo sé. No soy el patrón… de la Fundación”. Unas palabras que suenan con cierto retintín. Después llamó “shit” (mierda en inglés) a los periodistas que le estaban preguntando.

Cayetano Martínez de Irujo también tuvo que abandonar Liria

Días antes, Cayetano se veía obligado también a dejar el palacio de Liria. Estas eran sus declaraciones a la revista Hola: “Dejo el palacio. Se ha ido mi madre y me voy yo. No trabajaré para la Casa porque ya mi hermano Carlos se ha hecho cargo de sus cosas” y lanzaba este mensaje a su hermano Carlos: “Espero que continúe el legado de mi madre, de no ser así, sería un fracaso”.

Parece que el modo en el que el duque de Alba ha tomado las riendas de la familia y del patrimonio está dejando mucho que desear a sus hermanos. Por lo pronto, ha manifestado su deseo de vivir solo en Liria y ha mandado que todos sus hermanos saquen sus pertenencias del palacio, para gestionarlo sólo él.

Según comentaba Marisa Martín Blázquez en El programa de Ana Rosa, a Cayetano no sólo le ha dicho que se fuera de un apartamento que tenía en Liria, sino que le ha retirado el sueldo que tenía por unas funciones que hacía. Aunque sigue manteniendo un negocio, cuya idea original fue de él, gestionar productos de la Casa de Alba.

El supuesto enfado de Alfonso Díez 

Las acciones de Carlos están yendo aun más allá. Según Antonio Rossi, otro los colaboradores del programa, el duque mantuvo una comida con sus hermanos Carlos y Jacobo, y Alfonso Díez, al que en este encuentro le recordaron lo que le dio Cayetana en vida y al parecer, le habrían dicho que no pidiera más. Esto provocó el enfado de Alfonso, que se marchó sin terminar de comer. Según el colaborador de Telecinco, los hermanos Martínez de Irujo le recordaron en esta comida la existencia de un documento firmado ante notario en el que consta que se le entregaron en vida 200.000 euros junto a otros objetos de valor. Sin embargo, a Alfonso le correspondería un porcentaje del 26% del usufructo que tenía Cayetana. Además, le correspondería su porcentaje de los 18 millones de euros, a dividir entre él y los seis hijos de la duquesa, resultante de la tasación de unos cuadros que estaban en su mayoría en el palacio de Monterrey y que no forman parte del inventario de la Fundación. 

Estas palabras no tienen nada que ver con lo que Carlos Fitz-James Stuart declaraba unos días antes: “Lo que le corresponda lo tendrá. En cuanto a ciertos comentarios que se han hecho sobre la relación que mantenemos solo diré que Alfonso es una persona muy querida”.

A todo esto hay que sumarle la última noticia que ha trascendido en estos días. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha prohibido a la Casa de Alba subastar una carta que Colón le escribió a su hijo en 1498 y que tiene un valor de 21 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba