Gente

Las 10 principales razones por las que los hombres dejan a sus mujeres en España

Comenzamos esta serie de decálogos convencidos de que, efectivamente, todo se puede reducir a 10 puntos sin dejarse nada esencial, desde las leyes del Universo hasta las formas de rellenar aceitunas con cada vez menos anchoa. Y vamos a empezar con listando diez motivos por los que los hombres dejan a las mujeres. En unos días daremos la vuelta a la tortilla y aportaremos las razones por las que ellas acaban pasando de ellos.

Después de varios meses de exhaustivas investigaciones, encuestas y experimentos, hemos conseguido determinar las diez principales causas por las que los hombres dejan a sus mujeres y en general a sus parejas formales en nuestro país. Las presentamos aquí, en orden de menor a mayor importancia y, cuando ello es posible o aconsejable, damos algún consejo para evitar el desenlace fatal. Otro día haremos lo propio con las mujeres. Hemos comprobado que esto es más difícil y desafía la regla de los diez puntos. 

10. Mensajes capturados de Facebook

Facebook ha abierto a los hombres el acceso a parcelas del mundo femenino que antes quedaban completamente fuera de su alcance. Esto ha hecho estragos en las relaciones de pareja, que naturalmente sobreviven mejor sin ciertos sobresaltos ni información inquietante sobre cómo procesa la información el cerebro de tu pareja. Solución: Si no eres capaz de cerrar Facebook, crees que hay cosas mejores en la vida que ver cómo se apaga Windows, y valoras más tu relación de pareja que tu disco duro, intenta tropezar con el cable del ordenador al levantarte.

9. Ya no tenemos nada que decirnos

Es enternecedor que esta sea la 9ª causa de ruptura, y demuestra que es totalmente falso que los hombres no sepan hablar. Solución: Busca intereses comunes con tu pareja, recupera los hábitos de lectura y deja de ver “Sálvame”.

8. Otro hombre

Nosotros somos los primeros sorprendidos al descubrir que ésta es sólo la octava causa de ruptura en el único país de Europa donde el LoveParade se ha convertido en un capítulo destacado de su PIB, pero es posible que los datos no sean completos.

7. Disputas sobre el mando de la televisión y/o la colocación del lavaplatos

Estas dos piezas estratégicas del control doméstico carecen de una interfaz que permita su uso simultáneo por los dos cónyuges, y su uso recalcitrante empeora drásticamente cualquier tensión previa dentro de la pareja. Solución: haz un máster sobre gestión de electrodomésticos caseros en alguna universidad privada

6. Todo fue un error desde el comienzo

Esta causa permanece estable en la lista desde que comenzaron a hacerse rankings en época de Hamurabbi, y curiosamente es menos numerosa en las culturas donde los padres deciden el matrimonio de sus hijos a los seis años. Solución: ¿Has visto ‘Regreso al futuro’?

5. Las amigas de la hija parecen más deseables que la mujer propia

Aunque este síndrome afecta a ambos sexos, los hombres son más proclives a proyectar sus fantasías en este terreno como si fuera en un MegaPlex 4D. Afecta a hombres y mujeres a partir de los 40 años y hay casos en que el problema se ha resuelto tras una sobreexposición masiva a los programas “juveniles” de la MTV.

4. Uno de los cónyuges prefiere las redes sociales a la coexistencia y el sexo

El secreto del éxito de las redes sociales radica en un gen recientemente descubierto, que nos hace pensar que cualquier persona que se encuentre a más de 33.000 metros de distancia es necesariamente más interesante que la que tenemos enfrente. Para que esto desemboque en la necesidad de entablar una relación física es necesario que se dé una mutación de este gen, presente en el 13% de la población masculina, y el 17% de la femenina. Solución: se está trabajando en el remedio genético. Entre tanto, intenta salir más.

3. Otra mujer

Sabemos que no nos van a dar el Nóbel por este descubrimiento, pero sí optaremos a él cuando publiquemos aquí (después de hacerlo en Nature, claro) la fórmula para calcular las probabilidades de que una determinada compañera de trabajo pueda ser la causante de una ruptura matrimonial. Solución: la daremos en nuestro próximo artículo.

2. Facebook, en general

Cuando promocionaron Facebook como una forma de hacer amigos no advirtieron que tal avalancha repentina de conocidas, ex-novias, admiradoras, novias frustradas del colegio, flirts, aventureras, distraídas, tocapelotas y la ocasional amiga real podía ser letal para la convivencia de pareja. A nivel mundial Facebook se ha convertido en la causa o detonante principal de las rupturas matrimoniales. Solución: haz una lista de las diez cosas que te gustan y las que no te gustan de tus 1.087 contactos de FB, y luego las comparas con las de tu pareja.

1. La frase: “apaga la luz del cuarto de baño” pronunciada por la ya casi ex-mujer, especialmente dicha en el dormitorio, cuando el hombre se aproxima a hacerle el amor

Casi ninguna mujer es consciente de este hecho, pero pocas cosas hay en el mundo que trastornen de tal modo la libido masculina, transformando la energía erótica en amarga hiel que disuelve por completo la pasión y el vínculo de deseo carnal. Esta es, hemos comprobado, la primera causa de ruptura por parte del hombre, pero no al contrario, porque los hombres son indiferentes al hecho de que una bombilla de 200W luzca en esa pieza de su casa día y noche sin parar durante años. Curiosamente esta es también la causa más fácilmente evitable, mediante cualquiera de estos procedimientos: bien dejando la observación sobre el ahorro casero para más tarde, o convirtiéndola en un requiebro sexy (“cariño ¿tanta energía te sobra que has dejado el baño ardiendo?”), o instalando bombillas de bajo consumo o, finalmente, colocando un interruptor al lado de la mesilla de la ya feliz y estable pareja.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba