Gente

Diez pelirrojos que dominarán el mundo

Los pelirrojos son una raza superior. En un mundo dividido entre rubios y morenos, ellos tienen la sartén por el mango. Misteriosos, enigmáticos y acusados hasta de brujería, los pelirrojos han sabido convertir su peculiaridad en algo muy envidiado, algo que vas más allá de un mero color de pelo. Hoy hacemos un repaso a diez de los pelirrojos que van a dominar el mundo.

A estas alturas no debe quedar ninguna mujer, famosa o no famosa, y casi ningún hombre, que no haya experimentado lo que significa ser pelirrojo. Puede que en el caso de los hombres, tradicionalmente reticentes a los tintes -algunos por imposibilidad genética-, esa sensación ha sido más un sueño que otra cosa, pero está claro que ser pelirrojo es algo muy deseado. Durante décadas hemos vivido con escasos referentes pelirrojos. Rita Hayworth personificó al mito pelirrojo en el salto del cine en blanco y negro al color -aunque realmente no era pelirroja de nacimiento, decidió cambiar el color de pelo para poder acceder a más papeles-. Más tarde le tomó el relevo Julia Roberts y hasta ahora nadie ha conseguido quitarle el trono. Pese a que el porcentaje de pelirrojos en la sociedad ronda el 2%, cada vez nos encontramos con más actores y actrices pelirrojos. ¿Será cosa de los directores de casting o es que realmente se trata de seres superiores? Lo comprobamos con 10 de los pelirrojos más importantes del momento.

Christina Hendricks. Aunque su carrera acaba de empezar, su tremendamente voluptuoso físico y su melena pelirroja la sitúan como una de las que más va a dar que hablar. Antes de interpretar a Joan Harris en Mad men, Christina trabajó como modelo e hizo apariciones en series de televisión. Ahora, tiene 8 películas programadas para 2014. ¿Casualidad? Seguramente no. Ha declarado que de pequeña era rubia pero, con el tiempo, se convirtió en pelirroja...

Damian Lewis. El protagonista de Homeland ha sabido conquistar en muy poco tiempo el corazón -y alguna cosa más- de medio mundo. Junto a Michael C. Hall, protagonista de la ya finalizada Dexter y de A dos metros bajo tierra, forman el dúo de actores televisivos y pelirrojos más importante del momento.

Nicole Kidman. La relación de Nicole con el pelirrojo es complicada. De la imagen de su debut, con pecas, larga melena rizada y de tono rojizo prácticamente no queda nada. Su aparición en Batman forever (1995) marcó lo que iría convirtiéndose en la Nicole que todos tenemos en mente. Cambió el rojo por el rubio, los rizos por la plancha y empezaron los retoques. Aun así, Nicole sigue siendo una de las grandes pelirrojas.

Julianne Moore. La carrera de esta pelirroja escocesa es imparable. Nominada cuatro veces a los Oscars -dos en 2003, como mejor actriz principal y secundaria-, se ha convertido este año en la madre de Carrie, tomando el relevo de la gran Piper Laurie en el remake de la película. Además, ha tenido tiempo para participar en la película “Don Jon”, sobre un chico obsesionado con la pornografía.

Jessica Chastain. Cuando el pasado febrero se entregaban los Oscars, todas las quinielas le daban el premio a la mejor actriz a la pelirroja Jessica Chastain, que ya había estado nominada un año antes en la categoría de actriz de reparto. El problema fue que el premio acabó en manos de Jennifer Lawrence. Ahora, mientras Lawrence se dedica a los blockbusters como X-men o Los juegos del hambre, Chastain afianza una carrera que la llevará lejos. Estamos convencidos.

Michael Fassbender. Una cosa tenemos clara, Michael Fassbender es el hombre. Guapo, talentoso, bien dotado -únicamente deben echar un vistazo a su película Shame- y pelirrojo. Medio alemán, medio irlandés, es descendiente del líder revolucionario Michael Collins. ¿Qué más se puede pedir?

Xabi Alonso. En España estamos faltos de pelirrojos naturales. Podríamos haber incluido en la lista a Julián González, el Guille de “Farmacia de guardia”, a la actriz María Castro o a Pablo Motos, pero nos quedamos con Xabi Alonso, que no siempre tenemos la oportunidad de contar con un futbolista y, encima, con barba.

Rupert Grint. Cuando había que buscar actor para interpretar a Ron, el fiel amigo de Harry Potter y descendiente de una larga estirpe de pelirrojos, los productores se encontraron con una cinta de un chico que rapeaba las razones por las que quería el papel. Era Rupert Grint. Ahora, rico, famoso y con 10 años más, es una de las estrellas más prometedoras. Queda pelirrojo para rato.

Lindsay Lohan. Lohan es la pelirroja más conflictiva e indisciplinada de todas. Desde que apareciera en el remake de Tú a Boston y yo a California, interpretando a las gemelas de la película, Lohan ha protagonizado películas de culto como Chicas malas, pero sobre todo, escándalos, fiestas y juicios. Su participación en The Canyons, la película de Paul Schrader parecía que iba a suponer la vuelta de la Lindsay actriz, pero ahora ya no estamos tan seguros.

Marcia Cross. En Mujeres desesperadas, igual que en Sexo en Nueva York había una protagonista para cada tipo de mujer. Teníamos a la morena y latina (Eva Longoria), a la rubia y guerrera (Felicity Huffman), a la morena y payasa (Teri Hatcher) y a la pelirroja y extremadamente perfecta, interpretada por Marcia Cross. Una vez finalizada la serie y desaparecida su Bree Van De Kamp, la carrera de Marcia está en punto muerto. Veremos hacia donde arranca.

Tras este extenso repaso, donde seguramente hemos dejado muchos pelirrojos en el tintero, una cosa ha quedado clara. Si quieren triunfar en la vida, su color es el rojo. Acudan a su peluquería de confianza, aprovechen la química del tinte y prepárense a disfrutar de las ventajas de pertenecer a uno de los clubs más exclusivos. Si lo han intentado Scarlett Johansson, Paulina Rubio o Rihanna, ¿por qué ustedes no?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba