Gente

Lupita Nyong’o: la desconocida estrella de la que todos hablarán pronto

La próxima sensación de Hollywood viene de Kenia, aunque nació en México. Graduada por la Universidad de Yale, acaba de ganar el premio a la actriz revelación en los Hollywood Film Awards por su papel en ‘12 años de esclavitud’, la nueva película del director Steve McQueen. Seguramente su nombre no les diga nada todavía, por eso es el momento perfecto para preguntarnos quién es Lupita Nyong’o.

“No me deslumbra la fama”. Lupita Nyong’o se ha convertido con tan solo una película en la nueva estrella de Hollywood. Esta desconocida joven keniata de 30 años ha acaparado todas las atenciones en el estreno de 12 años de esclavitud, la última película de Steve McQueen, pasando por encima de nombres como Michael Fassbender, Benedict Cumberbatch o Brad Pitt. Y es que no es para menos. Interpretar el papel de Patsey, la esclava favorita del dueño de una plantación en Luisiana, hubiera sido un reto para cualquier actriz -el personaje es golpeado, azotado y violado-, pero para Nyong’o el desafío era doble.

Lupita Nyong’o nació en México, donde su padre trabajaba como profesor visitante de ciencias políticas, pero pronto regresó a Kenia.

No solo se trata de su debut en el cine, sino que, además, aceptó el papel tres semanas antes de graduarse en la School of Drama de la Universidad de Yale -superando a más de 1.000 candidatas-. “Desde el momento en que Steve [McQueen] me llamó para ofrecerme el papel hasta que nos reunimos unas semanas después, no pude dormir. El viaje que tenía que hacer emocionalmente, el miedo de trabajar con esos actores, tenía demasiadas cosas en la cabeza”, ha declarado la actriz.

Lupita Nyong’o nació en México, donde su padre trabajaba como profesor visitante de ciencias políticas, pero pronto regresó a Kenia cuando éste se incorporó a la Universidad de Nairobi. Ya desde pequeña le gustaba actuar, hacía sketches con sus hermanos para las reuniones familiares y participaba en obras de teatro del colegio, pero nunca pensó que se dedicaría profesionalmente a ello. “En Kenia no había mucha industria del entretenimiento y menos para las mujeres”, ha declarado.

‘El color púrpura’ como referencia

“Además, lo que veía en la televisión no se parecía en nada a África”, ha explicado: “La primera vez que pensé que podría ser actriz fue viendo El color púrpura”. Por fin vi gente como yo en el cine y pensé, ¡puedo ser como ellos!”. Entonces, su padre fue destinado a la Academia Americana de Ciencias y se trasladaron a Estados Unidos. Allí, Lupita ingresó en el Hampshire College para estudiar cine y estudios africanos, y encontró un trabajo como ayudante en el rodaje de El jardinero fiel, asistiendo en algunas ocasiones al actor Ralph Fiennes. “Un día, en el almuerzo, me preguntó qué quería hacer en la vida y cuando se lo dije, me respondió, “Lupita, actúa solo si no hay nada más que te guste, es una carrera implacable”, recuerda Nyong’o. “Me fastidió mucho. Me di cuenta que realmente tenía que pensar por qué quería hacer eso”.

Su nombre empieza a sonar para el Oscar a la mejor actriz de reparto.

En 2009 realizó un documental sobre los albinos en África y consiguió un papel en la miniserie Shuga de la MTV África, pero su sueño de actuar de forma profesional cada vez estaba más lejos. “Tuve una crisis y no sabía qué hacer”, cuenta, “pensé que lamentaría mucho no haberlo ni siquiera intentado, así que solicité el ingreso en una de las mejores escuelas de teatro de Estados Unidos y me cogieron. Entré en Yale y me propuse darlo todo”. Se presentó tres veces al papel de Patsey y lo ganó. “Fue increíble”, declara, “sinceramente, no podía creer que hubiera conseguido el trabajo. Pasé las semanas previas al rodaje preparando el papel, pero también asumiendo que podían echarme en cualquier momento. Estaba convencida que llegaría y me dirían ‘ha habido un error, llamamos a la persona equivocada’”. Para preparar el personaje, Lupita visitó el National Great Black in Wax Museum -un museo de cera dedicado a las principales figuras afroamericanas situado en Baltimore- para así aprender más sobre la esclavitud. También tuvo interminables discusiones sobre el personaje con el director, Steve McQueen: “Patsey no tuvo la oportunidad de mejorar su situación, así que me sentía en deuda con ella y no me quedaba otra que arremangarme y ponerme a trabajar”.

Ahora, con la película ya estrenada -llegará a España el próximo diciembre-, su nombre empieza a sonar para el Oscar a la mejor actriz de reparto. “Es algo sin precedentes que uno de nuestros graduados tenga este éxito tan rápido”, declara Ron Van Lieu, el director del programa que cursó Nyong’o en Yale, “incluso a Meryl Streep le costó muchos más años. Creo que da un poco de miedo”. Ahora, prepara la película Non-stop, del director catalán Jaume Collet-Serra, con Liam Neeson y Julianne Moore. “Estoy viviendo uno de los momentos más emocionantes de mi vida”, dice la actriz, “a veces parece que se trate de una experiencia extracorpórea, algo mágico. Cada día pasan cosas nuevas en mi vida e intento tomármelo con calma. Aún me estoy acostumbrando a que gente como Brad Pitt pronuncie mi nombre. Ni en mis mejores sueños hubiera imaginado estar involucrada en un proyecto de esta magnitud, y menos justo después de graduarme”. Tendremos que esperar al próximo año para ver si se cumplen todas las expectativas, pero mientras tanto, pueden ir recordando su nombre. Lo van a necesitar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba