Gente

¡Matthew, llénanos de barro!

Recién aterrizada y de vuelta en la ciudad hay alguien que me sigue a todas partes: Matthew McConaughey. Un hombre en el que nunca me había fijado (perdóname, Pe, pero esos tipos no me ponen) y que repentinamente atrapa mi atención. En las marquesinas, a tamaño XXL, con su nueva peli Mud (Lodo). Desde ahí me mira con una pose de macho herido y a la vez desafiante... ¿Qué se ha hecho Matthew, por la gloria de mi madre?

Acaba de cumplir los 40 y está más espléndido que nunca. Se ve que pasar por experiencias como la de la transformación de su última película (The Dallas Buyers Club) aporta tanto a un actor que le cambia para bien después de cerrar capítulo y volver a ganar los kilos que perdió. Dicen en Hollywood los críticos más ácidos que ha pasado de ser el actor con más metraje sin camisa en la historia del cine (después del súper torso de Charlton Heston en Ben-Hur) a ser tomado en consideración por la Academia.

Contigo, querido Matthew, hemos pasado mucho. Desde grandes alegrías, como en Magic Mike, donde tu torso fue admirado mundialmente; a grandes pesares, como en The Dallas Buyers Club. En esa película, tu electricista  portador del VIH nos conmocionó. Imaginaos, lectores, la faena: se te estropea la luz, llamas al electricista y aparece Matthew así... hecho una piltrafilla que no hay quien le reconozca.  Con tantos kilos de menos que hay que esforzarse en adivinar que él sigue estando en ese cuerpo. Es igual que a la actriz que le tocó en suerte la diosa Charlize (Theron para los no avezados) en Monster... Para una vez que coincides en peli y que el guionista, además, te lía con ella y resulta que... pesa 30 kilos más y tiene los dientes negros. Una faena sideral. Uno de los grandes chascos que te llevas en Hollywood.

Se dice que este año le van a llover las nominaciones a los Oscars.

Pero es que eso cuenta mucho allí, en la Meca del Celuloide, y por eso ha dado un salto de gigante. Nuestro Matthew ha conseguido, no solo estar en las marquesinas de Madrid, por ejemplo, que ya es un gran premio, (promociona la peli indie Mud haciendo de vagabundo), sino un papel con... ¡el maestro Scorsese! The Wolf of Wall Street y otro con... ¡Christopher Nolan! Interstellar se estrenará en 2014.

Jo con Matthew... Pierdes kilos, te dedicas a procrear como loco... y la vida te sonríe. Se dice que te van a llover nominaciones este año en los Oscars... Desde que se casó con Camila (después de romper con nuestra Pe) parece que ha sentado la cabeza. Está encantado con su hijo Levi y con el que viene de camino; no para de hacer cine independiente a la vez que curra en pelis de más presupuesto; comparte sus experiencias en las redes sociales con sus fans y sigue luciendo como lo que es: un hombretón de físico impresionante.

Su secreto lo sabemos: en el fondo sigue siendo ese ser sureño encantador al que le mola ir sin camisa todo el rato (o actuar como si no la llevara, que es mejor) y eso a las mujeres nos mola. Y a los hombres, también.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba