Gente

Famosos que te hacen sentir muy, muy viejo

El tiempo pasa mucho más rápido de lo que pensamos. Un día somos esos jovencitos que acaban de terminar el instituto y al siguiente estamos cambiando los pañales de nuestros nietos. Así, sin exagerar. Pero si algo evidencia que nos estamos haciendo mayores es la evolución de los famosos. ¿Cómo es posible que nuestros ídolos, esos con los que forrábamos las carpetas, pasen ya de los 50? ¿Pero qué broma es esta? Si quieren sentirse viejos, continúen leyendo.

Rememorar el pasado es tendencia. Siempre lo ha sido, pero ahora más. El boom de libros como Yo fui a EGB ha explotado un mercado, el de la melancolía, que permanecía reservado a las grandes estrellas de Hollywood. Ahora nos pasamos los días recordando todo aquello que marcó nuestra infancia y juventud y compartiéndolo en las redes sociales -cada jueves, sin ir más lejos, el fenómeno 'throwback thursday' sirve para que millones de usuarios compartan fotografías de su pasado en sus perfiles, esperando mucho 'me gusta' y mucha lagrimita nostálgica'-. Pero, claro, este es un juego del que podemos salir muy escaldados.

La melancolía no hace más que recordarnos que nos hemos hecho mayores. Cuando menos lo esperamos nos damos cuenta de que han pasado veinte años del estreno de aquella película, treinta del final de una serie o quince del concierto que marcó nuestra vida. ¿Qué ha ocurrido en todo este tiempo? Y sobre todo, ¿cómo no nos hemos dado cuenta? Sentirse viejo es facilísimo. Tanto que nos hemos propuesto arruinarles el día en cuestión de pocos minutos. ¿Están preparados para ir abriéndose un plan de pensiones? Tengan en cuenta que se lo hemos advertido:

Brad Pitt

El guapísimo Brad Pitt cumplirá 52 años el próximo diciembre. Pueden asumirlo de dos formas. Primera: ¿Pero cómo ha llegado a pasar los 50 si hasta hace nada era el chico de los vaqueros de Thelma y Louise? O segunda: ¿Cómo es posible que tenga 50 y esté así de bien, mientras yo doy tanta pena que deberían prohibirme salir a la calle? Que uno de los grandes sex symbols de Hollywood haya pasado los 50 no hace más que evidenciarnos que el tiempo es muy efímero. Cuando nos demos cuenta tendrá nietos, se retirará de la pantalla y será un entrañable viejecito. Y sí, ustedes también.

Bjork

¿Estamos preparados para asumir que la islandesa más famosa de las últimas décadas ha llegado ya al medio siglo? Bjork siempre será un misterio para la humanidad. Su aspecto, su música, sus declaraciones, nada de lo que rodea a la cantante ha pasado desapercibido, pero de ahí a ser conscientes de que, en nada, estará camino de los 60 es un golpe difícil de asumir. Lo mismo que pensar que las Spice Girls son ya unas señoras 'cuarentonas' o que los guapos de Take That van a cumplir 50 en cuestión de pocos años. Parece que en la industria de la música solo envejece Madonna -de cifra, porque de cuerpo está mejor ahora que hace veinte años-, y eso no es así.

Tom Cruise

¿Hasta cuándo se puede mantener la etiqueta de 'héroe de acción'? Si hacemos caso a Arnold Schwarzenegger y Silvester Stallone, hasta los 70 fácilmente, pero tampoco vamos a abusar. Tom Cruise ha llegado a los 50 como si no hubiese pasado nada. Continúa con los mismos personajes, los mismos saltos al vacío y las mismas escenas sin camiseta, aunque ahora trata de esconder tripa y sí, se le nota. Si cerramos los ojos todavía podemos verle bailando en Risky Business, pero de aquel jovencito ya no queda nada. Tres divorcios y varios hijos después, Tom, sigue creyendo que está hecho un chaval.

Tiffany Amber Thiessen

Conquistó a toda una generación de adolescentes gracias a su papel en la serie Salvados por la campana, pero Tiffani Amber Thiessenya hace mucho que dejó el instituto. Unos veinticinco años, de hecho. Ahora, a los 41 continúa igual de estupenda, igual de pizpireta y, si se empeña, podría volver a ponerse el mismo vestido de animadora de la serie. Sus compañeros de ficción no han tenido todos la misma suerte, pese a que, en general, se conservan más que bien. Pensar que, entonces, era la protagonista de nuestros sueños eróticos y ahora podría ser la ejecutiva que nos pide cuentas en la empresa.

Jaleel White

Hay personajes que no pueden crecer. Steve Urkel marcó una época en España -y posiblemente, en el mundo-. Gracias a Cosas de casa y su longeva duración, vimos al actor Jaleel White crecer en la pantalla y, la verdad, con unos añitos de más ya no daba tanta risa como al principio. Cuando se quitó las gafas y los tirantes, se convirtió en todo un hombre bien atractivo -para lo que era antes-. ¿Cuántos años piensan que debe tener en la actualidad? Ya se lo informamos nosotros. White se acerca a los 40 a un ritmo vertiginoso. Los que veían la serie en su momento, puede que también.

Courteney Cox

Seis veinteañeros tratan de sobrevivir en Nueva York mientras se acercan peligrosamente a la crisis de los treinta. Gracias a Friends descubrimos que, incluso siendo un actor sin demasiados ingresos, no había mucho problema para pagar un alquiler en pleno centro de la gran manzana. ¿Qué pensaríamos si aquellos jovencitos se hubiesen convertido ya en respetables cincuentones? Pues ahí tienen a Courteney Cox, Mónica en la ficción, o a Lisa Kudrow, que interpretaba a Phoebe. Si ellos han envejecido, eso quiere decir que nosotros... Mejor no pensarlo y volver a programar una de las series míticas de la televisión.

John Stamos

La vuelta de Padres forzosos -si es que era necesaria- nos ha hecho reflexionar sobre el tiempo que ha pasado desde que veíamos la serie. Sin ir más lejos, las gemelas Olsen, que interpretaban ambas a la pequeña de la familia, se han convertido en las it-girls más siniestras del panorama social. Mejor suerte han corrido otros, como el guapo tío Jesse, interpretado por el actor John Stamos. Ahora peina canas, pero permanece igual de atractivo y musculado. Y eso que en pocos meses cumplirá 52. Hay datos que es mejor desconocer.

Haley Joel Osment

El niño de El sexto sentido, ni es niño, ni es nada. Haley Joel Osment se hizo famoso viendo muertos alrededor de Bruce Willis, una experiencia que seguro que le marcó la vida, pero de la que se recuperó sin demasiado problema. Osment creció, y creció, y creció hasta convertirse en un rotundo hombre de 27 años. Olviden la imagen que tenían de él, ahora está más próximo a convertirse en todo un símbolo sexual para la comunidad bear que en un delicado jovencito de revista de tendencias. Y hace bien, que ya estamos hartos de tanta perfección en Hollywood. ¿Dónde se esconden los hombres reales?

Kristin Davis

En Sexo en Nueva York se empeñaron en hacernos creer Samantha (Kim Cattrall) era mucho más 'experimentada' que las demás y, por tanto, mucho más mayor. Grave error, ya que tan solo las separaban ocho años. ¿Cómo se quedan si les decimos que tanto Sarah Jessica Parker como Kristin Davis ya han llegado a los 50? ¿Quién se lleva ahora las manos a la cabeza? Posiblemente, tanto una como la otra parecen más jóvenes ahora que cuando rodaban la serie, pero es todo cosa de los avances estéticos y los milagros de la dermatología.

Christina Rosenvinge

La genética humana es de lo más compleja. Mientras unos envejecemos a pasos agigantados, otros permanecen prácticamente intactos con el paso de los años. Viendo a la cantante Christina Rosenvinge podríamos jurar que todavía es aquella jovencita que integraba el dúo Alex y Christina. Ahora, con un nuevo disco recién estrenado, se para para cumplir 51 en cosa de un mes. Sí, 51, han leído bien. ¿No sienten una enorme losa cayendo encima de sus cabezas? ¡Si parece que fue el otro día cuando la vimos cantando en televisión por primera vez!

Concha Cuetos

¿Quién no sueña con encontrarse con Concha Cuetos cuando entra en una farmacia? La magia de la televisión ha hecho que la actriz haya pasado al inconsciente de la sociedad por su papel en Farmacia de guardia pese a no haber parado de trabajar -como le sucedió a Amparo Baró con 7 vidas-. Pues aquella boticaria que nos acompañó tantas noches ya ha pasado de los 70. ¿Cómo ha podido ocurrir? Menos mal que los setenta son los nuevos cincuenta que si no...

Chiquito de la calzada

No sabemos si habrán conseguido llegar hasta aquí sin deprimirse, o si es que les gusta tanto sufrir que no les importa continuar hasta el final, pero si con lo de antes no han caído, les garantizamos que de ésta no se recuperan. Chiquito de la calzada, el humorista que definió España durante una buena época -explíquenle la gracia de los chistes de Chiquito a un extranjero si se atreven-, tiene 82 años. ¡Ochenta y dos! ¿No habíamos quedado que los humoristas no envejecían? Nos hemos quedado sin palabras...

Ahora, tras este cubo de agua fría, piensen: ¿cuándo dejaron de ser jóvenes para convertirse en adultos que leen el periódico a diario? Seguro que lo de haber ido a EGB ya no les hace tanta gracia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba