Gente

Ocho actrices eclipsadas por sus propios bikinis

En cuanto suben las temperaturas, llega el reto del bañador para casi todos los mortales. Quitarse la ropa y darse cuenta que ese no es el cuerpo que a uno le gustaría llevar a la playa es prácticamente inmediato. Pero no para todo el mundo, claro. Muchas son las actrices que han conseguido que el bikini se convierta en su mejor aliado. Hoy repasamos algunos de los casos de estas mujeres eclipsadas por la prenda más sensual de todos los tiempos.

Resulta inevitable pensar en actrices como Ursula Andress o Brigitte Bardot cuando hablamos de bikinis. Mientras la primera emergía de las aguas de Jamaica, la segunda se daba un baño en Cannes, ambas ataviadas únicamente con unos no tan minúsculos bikinis.

Luego llegaron Sue Lyon en Lolita, Raquel Welch en Hace un millón de años -esta vez apostado por la piel como complemento perfecto para el mundo prehistórico- o Carrie Fisher con el famoso bikini dorado de la princesa Leia. Pero ha habido muchas otras mujeres que, aunque no han alcanzado tanta popularidad, sí han sabido llevar el bikini a lo más alto. Tomen nota, que aquí van unas cuentas.

Halle Berry

Cuarenta años después de que Ursula Andress luciera bikini en las playas de Jamaica, fue otra chica Bond la encargada de rendirle homenaje. Halle Berry también emergió de entre las aguas, llevando encima únicamente un bikini -esta vez naranja- y un cuchillo. La actriz interpretaba a Jinx Johnson en Muere otro día. Y, aunque no consiguió la repercusión que su predecesora, tampoco le fue mal, ya que la imagen de Berry se ha convertido en uno de sus clásicos en el cine.

Jessica Alba

Para Jessica Alba, el bikini es una de sus pendas fetiches. A la modelo y actriz la hemos visto en decenas de ocasiones luciendo cuerpo con un escueto bikini tanto en la playa, como en películas o sesión de fotos. Pero si nos tenemos que quedar con una ocasión, apostamos por el blockbuster Inmersión letal -ya saben, si quieren triunfar en la pantalla pónganle 'letal' a cualquier título y lo conseguirán-. En él, Alba combinaba un dos piezas azul y gris que hizo que más de uno se levantase de la silla.

Nicollette Sheridan

Antes de interpretar a la sensual Edie en Mujeres desesperadas, mucho antes para ser sinceros, Nicollette Sheridan ejerció de mito erótico para toda una generación gracias a la película Juegos de amor en la universidad, uno de esos clásicos ochenteros de chicos que llegan a la universidad. Y es que la actriz, con un bikini blanco -rozando el tanga- se convirtió en la fantasía de un joven John Cusack. Con el tiempo, la actriz ganó aplomo interpretativo pero no perdió ni un ápice de sex-appeal.

Phoebe Cates

Antes de que Phoebe Cates se convirtiera en la chica de Gremlins, se dejó caer por la comedia adolescente Aquel excitante curso. ¿Quién no recuerda la escena en que la sexy Cates se quitaba la parte de arriba del bikini? Miles de jóvenes en el mundo pasaron a cámara lenta sus VHS creyendo ver más de lo que realmente se podía ver. Con la llegada de los 90, Phoebe Cates desapareció del mapa, pero siempre tendrá un sitio privilegiado entre las actrices con mejores bikinis.

Bridget Fonda

No hay nada que no esté bien en la mítica Jackie Brown de Tarantino. Desde la gran Pam Grier, pasando por Robert De Niro, Samuel L. Jackson y, sobre todo, Bridget Fonda. Puede que su papel no tuviera mucha complicación -o sí-, ya que solo se dedicaba a estar tumbada en el sofá, en bikini y fumando marihuana, pero viendo el resultado, normal que Robert De Niro no pudiera resistirse.

Denise Richards

La actriz Denise Richards se lo debe todo a Juegos salvajes. Este thriller propiamente de los 90 tenía de todo; escarceos amorosos, tríos sexuales, escenas lésbicas y mucha cámara lenta para no perderse ningún detalle. Junto a la exuberante Richards también estaba Neve Campbell y Kevin Bacon, pero lo único que somos capaces de recordar es su salida de la piscina en bikini.

Ludivine Sagnier

Cuando la francesa Ludivine Sagnier era todavía casi una adolescente, François Ozon la fichó para representar al deseo sexual en Swimming Pool, un thriller muy al estilo David Lynch, en el que Charlotte Rampling se encuentra con esta rubia un tanto descarada viviendo en la casa en que pensaba pasar el verano. Ludivine, con cuerpo suficiente para presumir de tipo, marcó tanto con su bikini blanco y negro que acabó siendo parte del póster promocional de la película.

Kelly Brook

¿Y qué decir de Kelly Brook en Piraña 3D? La modelo y ex chica Playboy resguarda sus encantos en un ajustado bikini mientras las pirañas se encargan de transformar en vísceras todo lo que tocan. Todo un ejemplo de la herencia que Los vigilantes de la playa han dejado entre las actrices actuales. Cuanto más excesivo, mejor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba