Gente

Los Cruz-Bardem, un matrimonio en horas bajas

Una reciente encuesta evidencia algo que ya sospechábamos. El matrimonio formado por Penélope Cruz y Javier Bardem atraviesa sus horas más bajas de popularidad, sobre todo en España. Pero, además, sus carreras profesionales tampoco pasan por su mejor momento. ¿Qué le ocurre a la pareja más oscarizada del país?

Hace escasos días Penélope Cruz acudía en solitario al Festival de Cannes para dejarse ver y, de paso, promocionar la próxima película que va a rodar a las órdenes de Julio Medem. El proyecto, que se titula ma ma, cuenta la historia de Magda, una mujer que reacciona ante la tragedia, y contará, además, con Luis Tosar y Asier Etxeandía. Pero no es este el único proyecto que la actriz tiene en España. Aunque de momento no está confirmado cuando se llevará a cabo, Cruz va a reunirse de nuevo con Fernando Trueba para rodar la segunda parte de La niña de tus ojos, una de las películas a las que Cruz tiene más que agradecer. Bajo las órdenes de Trueba, la actriz consiguió su protagonista más llamativo y aprovechó el impulso para saltar a Estados Unidos. Ahora, dieciséis años después, la actriz vuelve a meterse en la piel de Macarena Granada en La reina de España. Pero, ¿por qué?

¿Qué le ha pasado para que haya decidido refugiarse en España de nuevo?

Resulta llamativo que alguien que tiene su mente focalizada en Hollywood apueste ahora por dos proyectos españoles de forma consecutiva, y más cuando tiene ya un Oscar en su poder y ha estado nominada a otros dos. Hasta ahora, Cruz solo volvía a España si recibía una llamada de Pedro Almodóvar, el artífice de su éxito internacional, y desde luego, no le importaba ni el papel, ni la duración -en Los amantes pasajeros podemos ver a la actriz compartiendo plano con Antonio Banderas en el inicio de la película durante escasos minutos-. ¿Qué le ha pasado para que haya decidido refugiarse en España de nuevo? La respuesta es sencilla. Los mejores papeles de Penélope Cruz han estado firmados por directores españoles.

Carrera sin repercusión

Descontando sus colaboraciones con Woody Allen, la carrera americana de la actriz no se diferencia demasiado de la de sus coetáneas Paz Vega o Elsa Pataky. Numerosas películas sin ninguna repercusión, algún blockbuster de escaso éxito -tras el Oscar decidió participar en la cuarta entrega de Piratas del Caribe-, proyectos guardados en la nevera y un itinerarios profesional bastante descuidado. Hasta su primera nominación al Oscar con Volver, Cruz era mucho más conocida en Hollywood por sus romances que por su trabajo. Tom Cruise, Johnny Depp, Josh Harnett o Matthew McConaughey fueron algunos hombres que, teóricamente, pasaron por los brazos de la actriz y con los que no dudó en acudir a las principales alfombras rojas. El problema es que tras el Oscar por Vicky Cristina Barcelona, los proyectos que ha elegido la actriz tampoco es que hayan sido muy afortunados. Al menos, la experiencia le sirvió para reencontrarse con Javier Bardem y enamorarse perdidamente.

Bardem ha ido coleccionando éxitos comerciales y proyectos personales.

El caso de Bardem es sensiblemente mejor. Empatado en oscars y nominaciones con su mujer, el actor ha sabido prodigarse menos en la pantalla pero elegir sus papeles con más acierto. Tras afianzarse en España, dio un pequeño a Estados Unidos para colaborar en un thriller protagonizado por Tom Cruise, pero no volvió hasta hacerse con el ya mítico villano de No hay país para viejos. Desde entonces ha ido coleccionando éxitos comerciales -Come, reza, ama y Skyfall, la última entrega de James Bond- y proyectos mucho más personales -Biutiful, por el que se llevó una nominación a mejor actor o To the Wonder, dirigida por Terrence Malick-, hasta que le llegó el guión de El consejero. El proyecto lo tenía todo. Guion de Cormac McCarthy, dirección de Ridley Scott y protagonizada por Michael Fassbender, Cameron Díaz y la pareja más oscarizada de España, Pe y Ja. Nada podía salir mal...

Pero el problema es que todo salió peor. La película ha sido uno de los flops más grandes de la temporada, vapuleada por la crítica y por el público. Ni siquiera el morbo que puede tener el volver a ver en pantalla al matrimonio Cruz-Bardem consiguió salvar el desastre. Y es que la pareja de actores tampoco pasa por su mejor momento de popularidad. Tras la maternidad por partida doble, ambos han pasado un tiempo alejados de los focos y eso siempre se paga en Hollywood -por no hablar de España, donde la antipatía de los actores les ha ido alejando del público desde su traslado a Los Ángeles-. Ahora, volverán a pasar tiempo separados. Mientras Bardem se queda en Estados Unidos, con dos proyectos compartidos con Sean Penn, Penélope vuelve a casa para trabajar con Medem. ¿Les veremos instalándose definitivamente en Madrid o continuarán luchando por un nuevo Oscar? Desde luego, viendo sus trayectorias, él tiene más puntos que ella.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba