Gente

Banderas y Griffith venden por 14 millones una mansión que compraron por cinco

Ha sido prácticamente un visto y no visto: tras tan solo 10 días en el mercado de venta pública, Antonio Banderas y Melanie Griffith han logrado vender por casi 16 millones de dólares (unos 15 millones de euros) la espectacular casa que adquirieron en 1999 por 5,5 millones en uno de los barrios más lujosos de Los Angeles. ¿El comprador? Un jefe de Netflix que aún no ha desvelado su identidad.

Antonio Banderas y Melanie Griffith, en la alfombra roja de los Oscar 2012 (Corbis).
Antonio Banderas y Melanie Griffith, en la alfombra roja de los Oscar 2012 (Corbis).

A Antonio Banderas y Melanie Griffith ya no les une prácticamente nada que no sea su hija Stella del Carmen: una vez consumada la separación (y hasta eliminados los tatuajes con el nombre de Antonio que llevaba Melanie), una de las pocas cosas que aún tenían en común era la impresionante villa que, cuando todavía eran pareja, compraron en el barrio de Hancock Park, en Los Angeles. Eso era hasta ahora, porque según publica Variety, Banderas y Griffith han conseguido un comprador que está dispuesto a pagar 15.947.000 dólares estadounidenses (cerca de 14 millones de euros) por hacerse con la propiedad.

El nuevo dueño ha pagado algo menos de la cantidad que en principio pedían Banderas y Griffith (ellos estimaban el valor de venta en 16,1 millones de dólares, por encima de los 14 millones de euros). Aun así la cantidad fijada para la venta supone un récord en esta adinerada zona del centro de la ciudad angelina. La anterior marca fue establecida solo unos meses atrás, cuando el productor Eric Eisner y su esposa vendieron su casa en Hancock Park por 11 millones de dólares (en torno a nueve millones y medio de euros).

Aunque el nombre del comprador no ha sido confirmado, Variety apunta hacia dos altos ejecutivos de Netflix, la compañía de vídeo online que produce y ofrece streaming de contenidos audiovisuales en Internet.  De acuerdo con fuentes citadas por la publicación estadounidense, la conocida como Isidor Eisner estate podría estar en manos de Ted Sarandos, jefe de contenidos de Netflix, o del propio CEO de la compañía, Reed Hastings.

Aunque el motivo de la venta haya sido el fin del amor entre el malagueño y la estadounidense, lo cierto es que la ex pareja hizo un buen negocio con esta casa. Entre 1999 y 2000, Banderas y Griffith adquirieron por unos cinco millones y medio de dólares (casi cinco millones de euros) las dos propiedades que ahora han puesto a la venta. Ahora tendrán que decir adiós a la impresionante mansión en estilo español-italiano de más de 1.300 metros cuadrados, a sus siete dormitorios o al salón-comedor de doble altura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba