Estilo

¿Te falta deseo sexual? ¡Swingea!

¿Alguna vez has pensado en hacer un intercambio de pareja? Resulta un mundo proceloso en el que hay que andarse con cuidado porque estas prácticas las carga el diablo si no se tiene muy claro hasta dónde llega la libertad sexual de la pareja. Pero si ya hemos dado ese paso y la respuesta ha sido “sí, quiero”, entonces y antes de aventurarnos debemos conocer las reglas que envuelven el swinging.

15 millones de parejas en el mundo practican el`swinging´(Gtres).
15 millones de parejas en el mundo practican el`swinging´(Gtres).

Swing en inglés significa “oscilar, balancear”, un ir y venir, en este caso de pareja. La cadena de tv norteamericana ABC difundió un informe a principios de este año en el que calcularon un dato: 15 millones de parejas lo practican en el mundo. ¡¿De verdad?! La cadena entrevistó a una pareja que se declaraba practicante del swinging y el hombre declaró que "es como una extensión de mí mismo, poder mirarla a ella gozar desde diferentes ángulos, me gusta aunque me siento raro diciendo todo esto. Creo que toda relación necesita una cuota saludable de celos, sobre todo una relación swinger".

“Para nosotros la amistad es mucho más importante que cualquier fantasía sexual que podamos tener"

También declararon que son muy exigentes para elegir a la pareja de intercambio: "Si no te hemos conocido anteriormente en tu estilo de vida y nos hemos hecho amigos antes, no cruzaríamos esa línea. Para nosotros la amistad es mucho más importante que cualquier fantasía sexual que podamos tener". Por lo visto, y aprovechando las nuevas tecnologías, antes de hacer nada chatean en grupo, hablan por Skype y se conocen bien. Incluso se pueden cotillear abiertamente los móviles para ver qué dice y a quién el otro sin tener problemas ni de conciencia ni discusiones por invadir la intimidad. También se sale a locales y clubes donde se sabe que esta práctica es habitual.

Una mezcla de todas las fantasías sexuales

Parece que la iniciativa suele surgir del hombre y que es la mujer la parte de la pareja que asiente, “pero una vez que lo pruebas sabes que vas a querer hacerlo siempre. Aunque lo más peligroso de esta práctica son los celos, pero es algo a lo que debe adaptarse uno y al final terminas acostumbrándote”, contaba la mujer. Su marido también le apoya en esta declaración “lo hacemos como una unidad no como algo que tenga que ver sólo con mi fantasía. Al hacerlo juntos, los momentos buenos y malos de la pareja son más sencillos para los dos. Yo la amo y la protejo”.

Los sexólogos y estudiosos de la materia confirman que el sexo swinger contiene una mezcla de todas las fantasías sexuales que no son comunes a todos. Se mezcla en voyerismo, el menàge a trois, la orgía... Dicen que intercambiar parejas no constituye una patología, sino una manera alternativa de relacionarse con los demás, lo que sucede es que no todos estamos preparados para relacionarnos así

cinco reglas claras y establecidas para todo swinger que se precie

  1. Ser muy claro para encarar la situación. Hay que hablarlo todo antes del intercambio.
  2. Mantener el contacto visual con tu pareja cuando se mantiene sexo con la otra.
  3. Preguntarle de vez en cuando a tu pareja si se siente bien haciéndolo.
  4. Opinar los dos sobre la pareja de intercambio. No puede haber imposiciones.
  5. No vincularse nunca ni erótica ni sentimentalmente fuera del entorno swinger. Está prohibido invadir los espacios emocionales de las otras parejas. 

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba