Lo nerd es lo más

La primera colección de Alessandro Michele para Gucci explora los límites entre el pasado y el presente, para concluir que lo retro es lo chic, pero siempre con un punto nerd, de modelos con gafa-pasta, faldas de la abuela y gorros de punto que no vienen a cuento con el resto del look pero al mismo tiempo encajan perfectamente. Y si hay alguien que sabe reivindicar como nadie ese feísmo y convertirlo en objeto de deseo, esa es Miuccia Prada (que para eso lo inventó), también en esta ocasión, con una colección que recupera el color block pero en tonos pastel y con un estilo deliberadamente retro que a veces parece más Miu Miu que Prada.

Siempre Marilyn

Max Mara siempre fue más de working girls seriecitas que de mujeres cañón, pero la excepción parece confirmar la regla y su próximo otoño-invierno se inspira en el sexy boom por excelencia de todos los tiempos: Marilyn Monroe. El desfile se ha inspirado en la serie fotográfica que George Barris y la actriz hicieron en la playa en 1962 (al fondo de una pasarela se proyectaban imágenes de las olas del mar) para una colección de abrigos envolventes y combinaciones de jersey ajustados y faldas sixties a lo Norma Jean o a lo Christina Hendricks en Mad Men.

La mia mamma

Si los Dolce&Gabbana dicen que su colección es un homenaje a la mamma italiana, uno tiene que callar y creer, por mucho que la imagen de esa mamma que tenemos en el imaginario sea la de una señora bajita, con sobrepeso, de luto y con pañuelo a lo doña Rogelia, bastante alejada de las sensuales siluetas que se subieron a la pasarela cubiertas de estampados de rosas. Hubo color negro, pañuelos anudados a la cabeza, estampados de dibujos infantiles y bebés (reales) a la cintura de las modelos, sí, pero cuesta imaginárselas cambiando pañales, dando biberones de esa (maravillosa) guisa y preparando la cena para una familia numerosa.

Love Looney Toones

Después de McDonalds, Barbie y Bob Esponja, ahora Jeremy Scott pone la vista en los Looney Toones, y nos hace augurar una invasión de Silvestres, Porkys y Piolines en sudaderas, jerseys y camisetas el invierno que viene.

Geometrías y arquitecturas

Llevamos tiempo viendo como un nuevo minimalismo que bebe de los noventa y se instala en este nuevo siglo maridando sus referentes estéticos con la geometría y la arquitectura. Las líneas depuradas han estado presentes en buena parte de las colecciones de Milán, con juegos de volúmenes y estampados gráficos, desde los cortes de la colección de Fendi a los prints de Salvatore Ferragamo, pasando por las piezas cuadradas sobrepuestas en prendas en Marni y los juegos geométricos en Bottega Veneta.

A media pierna

Siempre habrá minivestidos, eso seguro, pero el largo del otoño-invierno que viene es a media pierna, Y así se ha repetido en muchos desfiles de la Semana de la Moda de Milán: Dolce&Gabbana, Marni, Fendi, Max Mara, Gucci… sea en vestidos o en faldas, e incluso en pantalones cropped, como en Giorgio Armani.

Grecia no es solo Varufakis

La Grecia de Donatella Versace no sabe de deudas, Alexis Tsipras ni de ministros de Finanzas. Pero sí es experta en estampados con símbolos alusivos a la Grecia clásica en prendas y accesorios (el hashtag del desfile fue, directamente, #griego). Por lo demás, todo lo Versace de siempre: mujeres sexys, aberturas vertiginosas, botas infinitas y súper mini vestidos.

La piel que habitas

Si esta primavera/verano que está despuntando se va a llevar el ante, el otoño-invierno que viene son la piel y la napa las elegidas para confeccionar abrigos, trenchs, faldas, vestidos, pantalones…

Seventies y eighties

Los excesos de los ochenta (lurex y leggins incluidos) en Missoni, la bohemia chic setentera en Pucci y Gucci… Viajar en el tiempo a estas dos décadas pasadas ya parece obligatorio en las propuestas de la moda contemporánea desde hace varias temporadas. Para el otoño-invierno 2015 no iba a ser menos.

Del barroco al gótico

Las mujeres de Alberta Ferreti se mueven en un entorno victoriano, rico en detalles preciosistas y prendas exquisitas. Capas de encaje en Antonio Marras, brocados y suntuosos tejidos en Roberto Cavalli y prints tapiceros en Etro demuestran que, a veces, más sigue siendo más.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba