• Un restaurante español consigue un premio mundial...¡Y no por su gastronomía!
    Un restaurante español consigue un premio mundial...¡Y no por su gastronomía!
  • OneOcean Bar
    OneOcean Bar
  • OneOcean Bar
    OneOcean Bar
  • OneOcean Bar
    OneOcean Bar
  • OneOcean Bar
    OneOcean Bar

Barcelona

Un restaurante español consigue un premio mundial...¡Y no por su gastronomía!

Se trata de los premios 'Restaurant & Bar Design Awards’, responsables de galardonar al mejor interiorismo de restaurantes del mundo. Este año, el premio se queda en Barcelona.

El restaurante OneOcean Bar- antes conocido como BlueWave-, ubicado en la capital catalana, es el ganador del premio 'Restaurant & Bar Design Awards”, encargados de valorar y premiar el diseño interior de restaurantes de todo el mundo. Los 34 expertos del sector del diseño, la restauración y la hostelería que forman el jurado, eligen el proyecto ganador a partir de su definición personal de la “excelencia en el diseño dentro de la restauración”.

Aunque el certamen tiene sede en Reino Unido, estos premios tienen un gran reconocimiento internacional, compitiendo restaurantes de todo el mundo. Sin ir más lejos, este año se han presentado más de 5.000 candidaturas, entre las que han salido ganadoras como los mejores del mundo de diseño de interior, el restaurante catalán y ‘German Gymnasium’ de Londres, en representación de Reino Unido.

Anella Alcott, directora comercial de OneOcean Port Vell, puerto deportivo de lujo de Barcelona en donde se encuentra ubicado el restaurante, nos cuenta para Marabilias: “Estos premios son mundialmente reconocidos en el ámbito del diseño de espacios dedicados a la restauración. Nuestros interioristas, ‘El Equipo Creativo’,  presentaron nuestro proyecto como candidato y estamos muy contentos de que los jueces lo hayan galardonado. Sabemos lo importante que es el diseño para poder ofrecer una experiencia única a nuestros clientes”.

El diseño del restaurante está inspirado en la imagen de una ola. Antes de romper, forma un tubo que te envuelve generando un espacio acuático, dinámico, unitario pero con infinidad de reflejos y matices. Para recrear la sensación de la ola en el interior se utilizaron elementos de tamaño pequeño y reflectante, destacando el uso de un solo material en suelo, pared y techo unificando así el espacio y potenciando la sensación envolvente.

Según nos desvela Anella Alcott: “Se escogió la cerámica por estas cualidades y por su relación con la arquitectura del mediterráneo. Las piezas cerámicas empleadas se crearon de forma artesanal por una empresa de Barcelona específicamente para este proyecto”. La gama de colores, desde el azul hasta el blanco, incorpora la celosía de hormigón de la fachada del edificio como remate al espacio azulado, como la espuma a la ola. Los elementos dorados utilizados como remates, recuerdan a los reflejos del sol en el agua. Para la terraza, la inspiración de una cala mediterránea, un espacio de transición entre una zona vegetal, boscosa y el mar. Un lugar que invita a relajarse, escuchar el agua y contemplar el horizonte.

De esta manera, gastronomía y diseño se unen para dar forma al mejor enclave del mundo, con el cual se pretende posicionar a la ciudad de Barcelona a nivel internacional como un lugar pionero en diseño e interiorismo, un punto más a la hora de elegir esta ciudad como destino vacacional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba