Estilo

Prodigio de lujo mecánico: ¿llevarías ‘esto’ en la muñeca?

El Devon Works Tread 1G es un reloj muy especial por dos razones. La primera, porque su funcionamiento se basa en un complejo sistema de correas; la segunda, porque cuesta 25.750 euros.

La factoría Devon Works sólo genera relojes muy especiales y muy caros, no encontrarás en su catálogo un modelo al uso. Se trata de una compañía de origen norteamericano que fabrica timepiecesbasados entecnología aeroespacial. Cada pieza está firmada por el fundador de la empresa, Scott Devon, y sólo se realizan por encargo. El Tread 1G es la versión de lujo del Tread 1 original y es un ejercicio de ingeniería digno de enmarcarse en el más reputado que haya libro de la historia relojera.

No encontrarás en este reloj pantallas de alta resolución, circuitos impresos o procesadores de última generación, ni de primera, porque no tiene nada de tecnología electrónica, pero sí una precisión que afecta tanto a su funcionamiento como a su diseño físico.

Como ves, opta por los números físicos en lugar de manecillas, que están impresos en unas cintas que se van deslizando hasta aparecer, cuando sea el momento exacto, en unos cuadros tallados. A primera vista, los diversos números despistan, pero la lectura lógica es la siguiente: el recuadro que en la imagen muestra 10, son las horas; éste señala con una flechita unos recuadros de menor tamaño, los minutos -09-, que se conectan en un nivel inferior con un  rectángulo que indica los segundos -05-. Fíjate que las cintas de las horas y los segundos son horizontales; las de los minutos, van en diagonal.

Un reloj mecánico que funciona sin pilas

Efectivamente, sus números se mueven en un ingenioso sistema de cintas o agarraderas. Unas tiran unas de otras y su combinación genera el movimiento. Que se puedan ver parte de sus entrañas mecánicas, así como algunos números impresos en las cintas, está hecho a propósito.

Porque, sí, es un reloj mecánico; no hay que darle cuerda ni lleva pila ni ningún otro dispositivo energético, sólo con unos ligeros movimientos de la muñeca de vez en cuando le son suficientes para que funcione con, según los entendidos, una extraordinaria exactitud en el instante y a largo plazo que ya quisieran muchos relojes.

Oro amarillo de 18 quilates para sus engranajes, corona, hebilla, cubiertas del motor y placa indicadora

Pero el impacto técnico y mecánico de este reloj no se queda aquí. Gran parte de sus engranajes son de oro amarillo de 18 quilates, así como la corona, hebilla, cubiertas del motor y placa indicadora. Otras piezas están elaboradas en un acero inoxidable muy especial, tanto es así que es de color negro DLC. Como decimos, el Trend 1G es una de las ocho versiones disponibles, la más lujosa en cuanto a materiales, del Trend 1, que se denominan a partir de las primeras ocho letras del abecedario. Sus dimensiones son generosas, 53 x 47 x 19 milímetros, como lo tendrá que ser la cuenta bancaria que pueda asumir su precio: 25.750 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba