Allá por 2014, el color del año se llamaba Orquídea Radiante, una mezcla de fucsia y morado que inundó las colecciones, sobre todo de cosmética. Pero el Instituto del Color Pantone ha hablado y, a estas alturas, es posible que ya hayan escuchado que el tono que mandará en este 2015 será el Marsala.

Eso, que nos puede sonar más bien a un animal exótico australiano, es en realidad un tono marrón rojizo, que se inspira en los vinos que se producen en la región siciliana de Marsala. Es un color “cordial pero con estilo, que es universalmente atractivo y se puede llevar fácilmente a la moda, la belleza, el diseño industrial, el mobiliario del hogar o el interiorismo”, opina Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Instituto del Color Pantone. Esta es una institución que elige cada doce meses su propio color del año, tras investigaciones de trendsetters y analistas de mercado que estudian las corrientes de la moda, el cine, la arquitectura, la cultura…

Pese a que cuando hablamos de color uno parece pensar solo en ropa, en realidad el color está por todas partes. “Marsala es un tono sutilmente seductor, que nos arrastra a su calidez embriagadora”, añade Leatrice Eiseman. Es un tono unisex, elegante y que puede ser usado por sí solo o combinado con otros para acentuar su intensidad.

Moda

Aunque en principio nos parece más cercano a las colecciones de otoño/invierno (que lo es), varios diseñadores lo han incluido también en sus colecciones de primavera/verano 2015, desde Dolce&Gabbana a Victoria Beckham, Valentino o Tommy Hilfiger. Es sofisticado y un color perfecto para llevar solo y también combinado con blanco o negro. Lo bueno es que es un tono que empasta muy bien tanto sobre piel morena como sobre piel blanca.

Complementos

Si no eres muy de llevar colores al vestir y lo tuyo es más de negro, gris y camel, puedes dejar el Marsala solo para los complementos, porque tendrás la suerte de poder combinarlo con casi todo. Te será fácil encontrar zapatos, botines, bolsos o cinturones con este color esta temporada, tanto si eres chico como si eres chica.

Decoración

Pero dejando aparte la moda, otros universos pueden teñirse de Marsala en este 2015. En decoración, incluir este ‘color del año’ y conseguirá otorgar carácter a estancias en las que predominan tonos planos, grises o naturales. Imaginemos un salón en color piedra con un sofá en Marsala, por ejemplo. Encaja perfectamente en la cocina y en la sala de estar, y es ideal para la decoración en la mesa o en pequeños detalles textiles, cojines, alfombras, caminos de mesa… “Añade elegancia a cualquier habitación”, apunta Eiseman.

Todo tipo de objetos

Puestos a dejar volar la imaginación, ¿por qué no aplicar el Marsala al resto de objetos de nuestra vida? Nuestro cuaderno de trabajo, la funda del móvil, las gafas de ver o de sol, la taza de café, el salvapantallas del ordenador…

Belleza

Pero si va a haber un ámbito en el que el color del año va a triunfar (por otra parte lógicamente) ese es de la belleza. Un color vino siempre es perfecto para los labios, pero los sutiles tonos del Marsala, que se mueve entre el rojizo y el marrón, lo convierten en el candidato ideal para dar color a las uñas, las sombras de ojos, el coloreteLo vas a encontrar en casi todas las colecciones de cosméticos. ¡Marsalízate!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba