Estilo

Cómo irte de rebajas y no morir en el intento

En julio empiezan oficialmente las rebajas veraniegas para varios grandes almacenes. Otros, las comenzaron casi a mediados del pasado mes debido a que las tiendas pueden establecer sus períodos de ‘saldos’ según sus ventas. Acudir a una tienda a comprar a partir de entonces se convierte en una auténtica locura, bien por la cantidad de opciones, bien por la masificación. Te damos algunas claves para que irte de rebajas te sea algo menos infernal:

Es preferible ir con calzado cómodo para evitar el dolor de pies (Gtresonline).
Es preferible ir con calzado cómodo para evitar el dolor de pies (Gtresonline).

Haz una lista previamente

Siéntate tranquilamente en tu casa y elabora una lista con aquello que realmente necesitas comprar. Apunta en orden de prioridades aquello que querías y que no te has podido permitir durante el resto del año. Así, además de ir a ‘tiro hecho’ cuando llegues a la zona comercial, tendrás menos posibilidades de derrochar en cosas innecesarias si tienes un determinado presupuesto.

Vestido para facilitar

Evita vestirte con pantalones y camiseta o con conjuntos de dos piezas. Procura ponerte un vestido cómodo, a ser posible sueltecito para que te sea más fácil probarte las prendas que elijas. Además, si hay demasiada cola en los probadores, siempre puedes recurrir a colocarte la ropa seleccionada por encima sin que el vestido incremente demasiado tu talla natural y te puedas hacer una idea real de cómo te va a quedar después lo que te compres.

Ir con zapato cómodo

Por motivos similares al anterior, no escojas zapatos altos. Si pueden ser sin cordones o velcro, mejor que mejor, ya que se pierde mucho tiempo en abrochar y desabrochar. Trata de calzarte con unas bailarinas o con unas sandalias de tira o unas estilo Birkenstock, las que antaño se asociaban a las típicas para ‘guiris’ que tan de moda están ahora. Si lo que vas a comprar son precisamente zapatillas, no olvides meter un par de medias o calcetines en tu bolso para poder probártelo después en tienda tal y como tienes pensado lucirlo en la calle.

Ir sin labios pintados

En general, evita el exceso de maquillaje, pero sobre todo aplicarte mucha base o labial. Ten en cuenta que a la hora de estar quitándote y poniéndote prendas pueden mancharse, tanto las que ya llevas puestas como las que quizá ibas a comprar. Además de ser una faena para ti, piensa que si finalmente decides no comprarla, le dejarás ‘el marrón’ a la siguiente que se interese por ella y con lo que cuesta encontrar algo en rebajas, ¡cómo para que encima esté pringado y no te lo puedas llevar!

Comprobar que la rebaja es real

Esto no es nuevo, pero hay muchos comercios que se aprovechan del momento de rebajas. Simulan haber bajado sus precios incrementando el supuesto coste original o sacan prendas de temporadas muy anteriores. Para ello, trata de comprobar previamente en la página web o en el catálogo cuánto era lo que inicialmente costaba el producto y lo que ha disminuido, para ver si coincide con lo que en tienda anuncian.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba