Estilo

El Photoshop con maquillaje se llama contouring

Desde hace unos meses, cuando se habla de maquillaje se escucha sin parar la palabra 'contouring', una técnica que consigue un efecto en el rostro similar al Photoshop (si está bien hecho, por supuesto). Beyoncé y sobre todo Kim Kardashian son dos buenos ejemplos, pero la mayor parte de los maquilladores de las celebrities también la aplican.

Imaginen disimular una cara muy redonda, con poco pómulo o una nariz prominente, y hacerlo a golpe de brocha y base de maquillaje en varios tonos. “El contouring consiste básicamente en dominar el claroscuro, porque con el contraste de la luz y la sombra se realzan los rasgos. Se trata de una técnica fundamentalmente de corrección, en la que con juegos de claros y oscuros conseguimos resaltar aquellos rasgos que nos interesa potenciar o esconder cuando es necesario”, explica Mónica Roldán, estilista de referencia en el mundo de la moda y la belleza en España, colaboradora de revistas y eventos de moda, asesora de novias y de celebrities como Sara CarboneroAriadne Artiles y Cristina Tosio.

En realidad, el contouring no es nada nuevo. El maquillaje siempre se ha tratado de potenciar lo bueno y disimular lo no tan bueno, para lograr un rostro perfecto a base de engaños visuales. Max Factor fue uno de los pioneros en realizar esta técnica de maquillaje, cuando en 1932, persiguiendo la armonía facial, creó el primer calibrador de belleza para medir las dimensiones faciales de la estructura del rostro de las mujeres. Con las medidas adecuadas y gracias a distintos tonos de maquillaje, creaba juegos de luces e ilusiones ópticas.

El contouring no lo puede poner en práctica cualquiera sin nociones previas.

El concepto en sí es fácil de entender, pero su elaboración es más compleja y, de entrada, no lo puede poner en práctica cualquiera que no tenga unas nociones de contouring. “Entran en juego diferentes tonos, diferentes texturas de maquillaje y muchas herramientas que ni tiene todo el mundo, ni sabe cómo utilizarlas -advierte Mónica Roldán-. Por eso, como profesional, recomiendo aprender este tipo de técnicas en talleres de automaquillaje, como los que se imparten en mi salón de Madrid (calle Juan de Austria 16), donde se aprende tanto de forma teórica como práctica, y además pasando un rato divertido”.

¿Cómo sería el paso a paso para un contouring básico? Myriam Artiles, formadora de NARS, lo explica, aunque recuerda que cada rostro es diferente y habría que adaptarlos a las personas según sus necesidades: “Aplicar un tono cálido que aporte profundidad en el nacimiento del cabello, bajo el hueso del pómulo y bajo el hueso de la mandíbula y, si se desea, a ambos lados del tabique de la nariz para afinar”, y concretamente cita los tonos Bronzing Powder Laguna, Casino, Contour Blush, Múltiples clásicos o Múltiples mates de la firma.

A continuación hay que aplicar productos luminosos “que añadan volumen en las zonas prominentes del rostro donde incide la luz de forma natural como por ejemplo el hueso del contorno del ojo y pómulo, tabique de la nariz, centro de la frente y centro de la barbilla. Y porúltimo queda aplicar el color justo en el espacio que queda libre entre profundidad y luminosidad, y difuminar todo para integrar el maquillaje y que quede natural”.

Mandíbula prominente

Para disimularla, hay que sombrear justo la zona de la mandíbula, explica Lewis Amarante, maquillador oficial de Max Factor España. “Si además de una descompensación mandibular, también existe una descompensación en la barbilla, sombrearíamos la parte inferior de la barbilla con un tono marrón 030 de los lápices Khol Pencil y la parte frontal con el lápiz rojo Colour Elixir Lipliner de Max Factor”.

Nariz aguileña

“Conseguiremos que pase inadvertida creando un punto de calidez con el tono Soft Copper de Miracle Touch Creamy Blush sobre el caballete. Trabaja el maquillaje de ojos en tonos claros y potencia las pestañas con la nueva máscara Masterpiece Transform de Max Factor. Finaliza el look aplicando un tono llamativo en los labios, en tonos rosas o rojos”, detalla Amarante. Así se conseguirá centrar la atención en la mirada y los labios, pero no en la nariz.

Mirada caída o con bolsas

“Nunca perfiles el ojo por la línea de agua inferior, siempre por la superior. Crea un punto de luz debajo del arco de la cejacon el tono Highlighter de los Colour Corrector Sticks. Completa el maquillaje creando un fino halo a ras de las pestañas superiores con el tono Gold de los Eyeliner Excess Eyeliner.” 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba