Estilo

5 últimos looks que nos sorprendieron del 2014

Sinceramente, esperamos que con el comienzo del nuevo año muchos de los famosos hayan incluido en la lista de sus propósitos el cambiar de estilo. Pero hasta que se pongan manos a la obra con ello, tendremos que soportar sus extrañas combinaciones -y muy ocasionales aciertos- por algún tiempo más.

Khloé Kardashian

¡Vaya, vaya! Kendall y Kris Jenner -hermana y madre de Kim Kardashian- se desnudaban hace poco en un vídeo navideño; Khloé se ha puesto pelusona y no ha querido ser menos. Escotazo de infarto y ‘jamón, jamón’ es lo que ha dejado ver con este mini vestido de lentejuelas negras. ¿Recuerdan esa canción de Estopa sobre la raja de una falda? Porque parece haber sido compuesta de forma premonitoria para ella.

Kiko Rivera

Después de los encantos de Khloé nos llega esta imagen como una jarra de agua helada. Al bueno y simple de Kiko, por mucho que le rodeen las adversidades familiares, no se le borra la sonrisa. Miren que es difícil que en un hombre un traje resulte anti morbo. Pues ocurre y es el caso de Paquirrín. Ese tejido brillante digno de orquesta de pueblo, zapatos propios de un Hugh Hefner de Albacete y para rematar, la postura ‘gañana’. Y con todos los respetos hacia las orquestas de pueblo y hacia Albacete.

David Hasselfoff

La señora-señor Hasselhoff ha perdido la noción de la realidad, es un hecho. Con la bufanda de teclas, una camiseta de sí mismo en sus años mozos que luce con más que orgullo en un acto de confirmar que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’ y esa chaqueta ochentera de cuero y tachuelas, se abraza a Hayley Roberts como si se tratase de una hermana pequeña. Tantos años vigilando la playa y ahora que tiene una edad, ¿quién le vigila a él para que no cometa este tipo de locuras?

Colin Farrell

Aun vistiendo de lo más informal nos gusta. Las zapatillas Converse, los pantalones alejados del formato skinny y el chaquetón sencillo pero elegante le realzan increíblemente el atractivo. Él toma café para calentarse y ponerse a tono, pero nosotros viéndole, la verdad es que no lo necesitamos. Ay, quién fuera bigote.

Enrique Ponce

El torero ha sustituido el traje de luces por éste de Rey Mago. La calidad del disfraz no parece ser muy alta, eso sí, estamos agradecidos de que por lo menos no se haya pintado la cara con un corcho quemado, porque el turbante y la pluma nos hacen sospechar que el atuendo iba enfocado a ser empleado como un disfraz de Baltasar. ¿Y esa bolsa de tela? A lo mejor es que va del ‘Hombre del saco’ y no lo hemos sabido interpretar. Hasta el propio ayudante -que también tiene delito- se avergüenza y gira la cara para que no le reconozcamos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba