Estilo

Verdades y mentiras de la crema anticelulitis

Es la pregunta del millón: ¿si me forro a cremas anticelulíticas me desaparecerá la piel de naranja? Cada verano nos la hacemos, nos la contestamos y se nos olvida la respuesta para el año siguiente. Por eso aquí traemos el ranking de verdades y mentiras de los anticelulíticos, cuales son mejores, hasta dónde llegan, cómo se utilizan y si existen los productos milagro.

Empecemos por contestar la cuestión más obvia, no, los milagros (al menos en el mundo de la piel de naranja) no existen. Ninguna crema, por muy costosa que sea, acaba con la celulitis. Los tratamientos que son verdaderamente efectivos son aquellos que combinan cremas, tratamientos de cabina, ejercicio y alimentación.

En primer lugar y lo que más a mano tenemos es empezar por vigilar la dieta. Una dieta sana que evite grasas y comidas precocinadas es el mejor aliado para que los productos anticelulíticos surtan efecto. Si además evitamos las bebidas gaseosas y el azúcar los resultados se podrán ver mucho antes.

En segundo lugar lo que no hay que olvidar es hacer ejercicio. En verano se pueden elegir una infinidad de ejercicios divertidos para practicar en la playa, en casa o en la piscina. Juegos en familia, yoga, paseos en bici, deportes acuáticos... cualquier ejercicio que movilice y active el metabolismo será un buen aliado para combatir la celulitis.

En tercer lugar, y aquí es donde nos vamos a centrar, es en dar con el anticelulítico más adecuado y aplicarlo correctamente.

Un tratamiento efectivo

Los factores que componen la celulitis son la grasa, la retención de líquidos y la mala circulación. Una crema que combata estas tres variables será la más efectiva.

Para eliminar grasa los mejores componentes son la cafeína y la camilina, para favorecer la activación de la circulación, lo mejor es el castaño de indias, la hiedra y el ruscus, cualquier crema que combine estos principios activos tiene todas las papeletas de ser eficaz. Otras sustancias que se emplean también en cremas anticelulíticas y reductoras y que son bastante eficaces son la centella asiática y la vitamina E.

La centella asiática es una planta milenaria que reconstituye el tejido conectivo y estimula la producción de colágeno. La vitamina E por su parte, además de muchas otras propiedades, tiene la de estimular el metabolismo de las grasas y facilitar su eliminación.

El masaje es muy importante a la hora de aplicar las cremas.

El masaje a la hora de aplicarlo también es fundamental. Siempre hay que seguir las normas que nos da el prospecto para aplicarlo. Distintas cremas, aplicadas de diferentes maneras pueden ser más o menos eficaces. Lo más común es el masaje ascendente, de abajo a arriba para favorecer la circulación. Otra opción es el masaje horizontal, este tipo de masaje favorece el drenaje y la eliminación de líquidos. Dependiendo de la proporción de sus principios activos habrá que aplicarlos de diferentes maneras.

Hay que ser constante y paciente. Aunque existen productos que en una semana ya prometen resultados, en realidad ese resultado es una especie de maquillaje que inflama la piel y hace que la piel de naranja se note menos, pero ahí sigue estando agazapada. Los efectos reales se notan a partir de las 8 semanas. Por eso es fundamental ser constante y paciente.

Por último, y después de un estudio de campo riguroso entre nuestras amigas y hermanas, nos hemos quedado con estos tres de las fotos como los más efectivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba