Estilo

Belfies, la terapia revolucionaria para el trasero

El mundo ya no es plano, lo dijo Galileo, y ahora menos que nunca. Para ser popular ya no se lleva el colgar selfies en Instagram. Lo suyo es colgar belfies, es decir, autorretratarnos las posaderas “boom-boom” y compartirlas con la humanidad… habrá que prepararse para ello.

Rihanna y Karrueche Tran comenzaron una encarnizada batalla en Instagram que ya no tiene vuelta atrás. Nada más y nada menos que un duelo de culos para ver qué exnovia de Chris Brown tenía las nalgas más turgentes... o era más ordinaria a la hora de retratarse. La guerra empezó cuando Karrueche publicó la instantánea de su cara B junto a la cara A de su chico Chris Brown, gesto que no debió gustarle en absoluto a su ex Rihanna, al cual respondió con ¡zas! un “culetazo” en toda la boca que la debió dejar sin alientito.

Esta guerra, junto a la manía que tiene Kim Kardashian de enseñar a todas horas esos dos señores calvos que tiene por culo, ha puesto de moda la práctica del belfie. No hay celebrity -que se lo pueda permitir- que no se retrate los bajos traseros. Las revistas se llenan de rankings de culos... todo gira alrededor del culo y eso nos ha creado una desazón que no nos deja dormir. Así que vamos a elegir qué trasero nos gusta más y qué tenemos que hacer para conseguirlo. Ha llegado la hora de la culoterapia 3.0... Agarraos los machos.

Cómo conseguir el culo de Kim Kardashian

La mejor técnica es a la que ella misma se somete, la transferencia de grasa, que en su caso tienen para aburrir. La inyección de grasa consiste en quitarse la grasa que sobre del resto de la geografía corporal e inyectarla en el “pompis” para luego moldearla cual vasija romana. Este método es bastante inocuo, frente a los implantes de silicona de glúteos que suelen traer complicaciones. Ahora bien, si se os ocurre poneros a dieta, la grasa que bajéis puede ser la del trasero, con lo que habréis hecho un pan como unas tortas.

Otra opción es intentar hacerlo con un ejercicio: sentadillas con peso. Lo óptimo es hacerlo con una barra de dos kilos por cada lado para empezar. Haz 40 sentadillas al principio y ve aumentando.

Para tener el trasero de Rihanna necesitarás cierta ayuda de la genética

Un culo siempre se puede mejorar, pero nunca se pueden hacer milagros como si fueras nativa de Barbados. En fin, que si tu problema es la flacidez y quieres un efecto push up en tus nalgas lo mejor son la carboxiterapia y la mesoterapiacombinadas. Una te infiltra CO2 para quemar grasas y la otra elementos que redensifican la piel.

Como el silicio DMAE que realza nalgas por doquier. Con unas 10 sesiones el efecto se nota un montón y si una vez al mes se combina también con radiofrecuencia, el efecto se optimiza.

Practicando estocadas conseguiremos estilizar glúteos y piernas. Con la espalda recta damos un paso adelante flexionando ambas rodillas a 90 grados. Lo ideal es ir cambiando el paso durante 3 series de 10 a 15 repeticiones.

Tonifica sin parar y conseguirás un culo a lo J.Lo

Si somos de la quinta de Jennifer López -y queremos un culo como el suyo- lo mejor es tonificar y tonificar y nunca parar. Si la falta de tono muscular ya no nos deja ni sujetar un lápiz con el trasero, la electroterapia es nuestra mejor aliada, ya que produce colágeno como una descosida.

También podemos ejercitarnos haciendo el puente. Trabajaremos los glúteos, isquiotibiales y abdominales, ¡qué más podemos pedir!. Es el puente de toda la vida -pero con la tripa y la espalda duras y rectas como tablas-, se mantiene la posición durante unos 10 segundos y se baja, así una serie de 15 repeticiones. Si te puedes poner un peso en la tripa, el efecto se multiplicará por dos y el belfie será de 10.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba