Los cordones de los zapatos son de las cosas más conflictivas que podemos tener en nuestro vestuario. De niño te regañan por no llevarlos atados, luego te regañan por hacer el nudo de una manera y luego por hacerlo de otra manera… De mayor es una de las pruebas de nuestra falta de fexibilidad. En definitiva, un incordio.

Por fin, parece ser que nuestros zapatos pueden ponerse y quitarse con facilidad gracias a ese invento que arrasa en medio mundo. La idea es simple: Hickers sustituye los cordones de fibra o piel por unas gomas ajustables que sujetan los pies.

La ilusión de dos jóvenes argentinos y siete años para el desarrollo del producto han dado como resultado final un producto que ya es muy conocido en América y Japón, y ahora llega a Europa. Elástico, cómodo, unisex, talla única y rápido… Muy rápido… Las ventajas son indudables. Color, polivalencia y un toque atrevido para algo que siempre nos falta en el momento más inorportuno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba