Estilo

Demuestra que eres un galguero bueno

Tienes un galgo y sabes que es el más rápido de tu barrio. Nunca te has planteado que tu perro compita pero, ¿por qué no probar? Podrías llevarte una grata sorpresa y lo peor que puede pasar es que tu perro se pegue unas carreras -vamos, lo que más le gusta-.

Comienza la Liga Memorial Fernando Cachorro, donde federados y no federados pueden medir las velocidades de sus perros. El próximo 29 de junio comienza en Villacastín (Segovia). Después pasará por Villarramiel, Santa Cristina de la Polvorosa, Moreruela de los Infanzones… hasta ocho pruebas se celebrarán en Castilla y León.

Ojo, que todos los animales tendrán que ir con microchip y perfectamente identificados. Chorizos, mangantes y otras raleas que tanto daño han hecho a este animal, abstenerse.

El ‘trote alegre’ es el mejor entrenamiento

La modalidad de estos lances es de 1.000 metros en recta, así que tienes que ser consciente en primer lugar de la forma física de tu can. También tendrás que demostrar que eres un buen galguero. No valen excusas, así que si no has entrenado lo suficiente a tu animalico, mejor no participes.

Un galgo, al igual que cualquier deportista, necesita entrenar. Tiene que estar fuerte si quieres dos cosas: la más importante, que no se lastime y, en menor medida, que te haga quedar bien en la carrera.

El entrenamiento no es del todo complicado: caminar, trotar y en mucha menor medida galopar. De esta manera conseguirás mejorar su musculatura, fortalecer su corazón y, también importantísimo, endurecer sus almohadillas.

Un buen galguero suele sacar al menos 4-5 días en semana a su perro a entrenar. Un buen entrenamiento, cuando el animal ya tiene buen físico son unos 10-15 kilómetros al día, pero a una velocidad muy controlada, de aproximadamente 10-12 kilómetros por hora como máximo. Lo que se llama un alegre trotecillo. Este recorrido -y a este ritmo- será de alrededor de una hora a hora y media, algo que cualquier corredor popular te dirá que es un buen entrenamiento, sin pasarse.

Consejos para entrenar a tu atleta

Las pruebas de esta liga, donde los no federados tienen su cabida, consiste en la modalidad denominada ‘Liebre mecánica’. En lugar de esperar a que ‘salte la liebre’, los perrines persiguen una piel de liebre tirada por un cable.

Las ventajas son muchas: la misma liebre puede hacer correr a muchos galgos y el terreno es más homogéneo. Con lo cual, las lesiones en los perros son menores y no existen cambios de dirección tan bruscos como una liebre nos puede dar. Es decir, ideal para novatos.

Para entrenar a tu galgo, si no eres tan atleta como él, podrás ir en bicicleta a su lado, pero siempre tienes que tener en cuenta la velocidad, nunca pasar de ese trote alegre y evitar las horas de más calor. Hidratar bien al animal, una dieta equilibrada y aprovechar en verano las horas de menos calor son también reglas fundamentales para que tu atleta, gane, o no gane, vuelva a casa sin ninguna lesión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba