Estilo

Enemigos públicos, cinco mascotas asesinas

Está claro que no lo entiendo. No entiendo el cariño que te puede dar una serpiente, un caimán o una iguana. Cada vez son más las especies animales llamadas de compañía aunque, a mi entender, se trata de animales salvajes que son criados en jaulas. Sí a veces de oro, pero jaulas al fin y al cabo.

Claro que siempre hay algún avispado que no se ha dado cuenta que la simpática cría pronto tendrá dos metros y nos puede dar un tarascazo, así que: a la calle. Las especies invasoras son un serio peligro para la flora y la fauna española. Recientemente, el pasado 3 de agosto, se renovaba el catálogo español de especies exóticas invasoras. Destacamos 5 especies animales que tienen en común su supuesto carácter “doméstico”:

El mapache: cuando apareció como mascota en los hogares de muchos europeos era más tierno que el bollicao. Quién nos iba a decir que cuando le llegara la pubertad se iba a transformar en un bicho malo, agresivo y maloliente. El Mapache, Procyon lotor tiene un tamaño ideal como mascota. Del tamaño de un gato y cara angelical, se trata de un depredador muy hábil y que habita numerosos espacios protegidos. De hecho ha llegado a Doñana y ya es una auténtica pesadilla en Madrid y Guadalajara. En Bélgica, Holanda y Alemania es un problema ya antiguo.

La cotorra argentina: en argot carcelario, podríamos llamarla “la chunga”. La cotorra argentina Myiopsitta monachus es una especie gregaria y social, que se escapó de los hogares y hoy en día está colonizando todos los parques urbanos de España. Es muy fácil encontrar sus descomunales nidos que pueden alcanzar varias decenas de kilos de peso, albergando colonias territoriales capaces de desplazar a gorriones, periquitos e incluso a las denostadas palomas. Es inconfundible, con un color verde en el dorso y alas y gris en el vientre, de entre 28 y 31 cm de largo.

La Cotorra de Kramer: muy similar a la argentina, la Psittacula krameri procede del áfrica subsahariana y de la India. Tan dañina, gregaria y fuerte como la argentina, en la Comunidad de Madrid está permitida la caza de ejemplares en cualquier época del año, pero siempre por métodos selectivos y no químicos. 

Galápago americano o de Florida: qué linda tortuga. Tan chiquitita… pues métela en una pecera y verás lo agresiva que es. Las tortugas de Florida son probablemente una de las más populares mascotas para niños, junto con los hamsters. Las que sobreviven a los infantes, alcanzan los 30 cm de longitud del caparazón y han sido calificadas en la UICN como una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo. La Trachemys scripta elegans es una pesadilla para el galápago leproso, Mauremys leprosa y el europeo Emys orbicularis con el que compite por el hábitat y que se encuentra catalogado como Vulnerable en la Comunidad de Madrid.

La iguana verde: la Iguana iguana es otra de esas especies que no entiendo el cariño que puedan dar. No negaré que son espectaculares… en su medio. La iguana es un animal originario de la Sudamérica húmeda, desde el sur de México hasta todo Brasil, Venezuela, Colombia y zonas húmedas de Perú, Bolivia  Paraguay. Está incluida en la categoría de “potencialmente invasoras” y lo que es más curioso, en su hábitat natural podría estar desapareciendo. 

Todas las especies invasoras, de las que el catálogo nacional incluye aproximadamente 90 especies vegetales  y otras 90 animales, no son “malas” per se, sencillamente, como todo ser vivo, procuran prosperar. El conflicto surge cuando el medio en el que pretenden prosperar está tan degradado que no soporta a otro inquilino.

Moralina. Si quieres una mascota, adopta un perro o un gato. No son tan “molones”, pero dan cariño de verdad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba