Estilo

Dime cómo eres y te diré qué yoga necesitas

Seamos realistas, el que no practica algún  tipo de yoga hoy no es un ser evolucionado, y eso, queridos nuestros, en nuestro mundo no lo podemos permitir. Con la moda del yoga ahora han salido más variedades que las que ya tenía la politeísta cuna de tan venerada disciplina. Así que ya no hay excusa, seas como seas, hay un tipo de yoga para ti.

El yoga incrementa la fuerza muscular y consume calorías  (Gtresonline)
El yoga incrementa la fuerza muscular y consume calorías (Gtresonline)

En primer lugar y antes de empezar a practicar ningún tipo de yoga debéis saber algo: el mito de la paz interior y la relajación es mentira. En el yoga hasta que se llega a ese estado se sufre mucho, se tienen agujetas a porrón y hay que cultivar una voluntad de hierro para no levantarte en mitad de la clase y pirarte al bar a por unas cervecitas... que nos relajan mucho más. Ahora bien, si aguantas y te engancha, conseguirás llegar al nirvana... más o menos.

Y dicho esto, ya que nos sentíamos obligadas a ello, pasemos a exponer los diferentes tipos de yoga que más se practican.

Astanga yoga

Para los atacados de la vida. Si te reconoces como una persona dispersa, nerviosa, adicta y con problemas de autocontrol, éste es tu tipo de yoga. También se le llama el yoga de los 8 miembros, porque se basa en 8 preceptos -prohibición, observación, postura, control de la respiración, control de los sentidos, concentración, meditación y contemplación-. Es ideal para eliminar estrés y corregir adicciones, como el tabaco.

Iyengar yoga

Es el mejor si lo que tienes es el cuerpo del revés. El Iyengar es ideal para corregir posturas y crear saludables hábitos posturales en el trabajo, al hacer deporte... normalmente se practica con bandas elásticas, palos y demás objetos que ayudan a corregir las posturas más fácilmente. Requiere de mucha atención y mucha concentración, por lo que es mejor practicarlo con un profesional que vaya corrigiendo las asanas o posturas.

Hathaga yoga

Para los principiantes. El Hatha es la disciplina que más fácilmente aúna el cuerpo con la mente. Parte de lo físico para beneficiar la salud mental y es el más indicado para gente que quiere empezar a hacer yoga o que tienen alguna lesión que rehabilitar.

Kundalini yoga

Para los pacíficos. El objetivo de esta disciplina es despertar a la serpiente que todos tenemos enroscada en el perineo y que su energía fluya hasta el sahasrara, el chakra superior, para unir el cuerpo con el espíritu. Pero no os asustéis, aunque parezca un poco violento, el kundalini yoga requiere poca exigencia física, se basa mucho en la respiración y los movimientos son lentos. Es ideal para aprender a reducir la velocidad del ritmo de vida.

Bikram yoga

Para los amantes de los retos. Una sesión de 90 minutos, 26 asanas y 2 pranayamas que se practican a 40 grados de temperatura. Cada postura trata distintos sistemas del cuerpo, el digestivo, el circulatorio, el inmune, el esqueleto, muscular y nervioso. Si lo aguantáis seréis unos auténticos campeones y los beneficios los notaréis en la primera clase.

Power yoga

Para los que marcan tendencia. La última moda en la disciplina del yoga es el Power Yoga. Más intensidad y dinamismo, consume más calorías y propone asanas que más parecen posturas de acróbata. El Power yoga combina la filosofía ancestral oriental con la occidental... de marine norteamericano. Es el cross fit de los gurús, incrementa la fuerza muscular y facilita la desintoxicación del cuerpo.

Yoga aéreo

Los beneficios son los mismos que en cualquiera de las otras variedades, pero este es mucho más divertido. Te cuelgan de un columpio y, como en el Circo del Sol, empieza el espectáculo. Relaja, divierte y trabaja sobre todo el centro de estabilidad y el equilibrio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba