Los abrigos largos

Más abajo de la rodilla en Dior, literalmente hasta los pies en Chloé o Margiela, con el cuello desestructurado en Loewe, con solapas de flecos en Lanvin, en patchwork de piel o con doble botonadura en Calvin Klein Collection… En múltiples facetas pero con un denominador común: los abrigos vienen largos, como el propio invierno.

Sally Draper

Conjuntos de faldas de pata de gallo y jerseys por dentro, pichis de cocodrilo, blusas con volantes, abrigos de doble botonadura… Las mujeres de Miu Miu perfectamente podrían trabajar en la agencia de Mad Men, aunque tengan un punto de choni-retro que no se corresponde exactamente con esa ambientación. Nostalgia de los 50 también en Prada y en algunos looks de Balenciaga que rescatan la silueta cocoon para abrigos y chaquetas.

Peluda

Se llevan los pelos, hasta en la colección de la militante ecológica Stella McCartney, solo que en su caso son sintéticos, claro. Abrigos y chaquetones peludos, ponchos o cuellos superpuestos, en tonos naturales o teñidos de colores, desde Louis Vuitton a Valentino, pasando por Gucci, Saint Laurent, Ralph Lauren o Altuzarra. El próximo invierno, saca las pieles.

Seguiremos hippies

Que ya lo vamos a estar este verano, pero parece que seguiremos el invierno que viene, según las pasarelas internacionales más importantes, que están venga a hacer guiños al espíritu retro setentero. Vestidos largos estampados de flores, chalecos y pantalones de campana en Anna Sui y Chloé, y en Burberry Prorsum hay ponchos hippie deluxe, rematados con flecos (también hay flecos en otras colecciones como Balmain, Lanvin, Ralph Lauren…).

Unas cosas encima de otras

A comienzos del siglo XXI triunfaron las superposiciones. La tendencia ahora se rescata, sobre todo con túnicas o faldas encima de pantalones, una propuesta que se ha visto en Loewe, Giorgio Armani, Giambattista Valli, Chanel o Vivienne Westwood.

Nuevo minimal

El minimalismo y que lucha por resistir en las pasarelas de los excesos, parece que poco a poco va ganando más terreno. Hermès, Marni, Stella McCartney, Lemaire y algunas salidas de Victoria Beckham recuperan el gusto por lo esencial del que, curiosamente, esta temporada se escapa ligeramente su rey (hasta ahora) indiscutible, Calvin Klein Collection.

Vuélvete punk (con un par)

En solo seis temporadas Hedi Slimane ha sido capaz de inventarse una nueva mujer Saint Laurent que, por lo que se ve, se pasa el día de fiesta en fiesta, sea en clave disco o coqueteando con el punk, como en esta ocasión. Lamés dorados, chaquetas de cuero, faldas cortas, medias negras, escotes pronunciados, pitillos, botines de tacón y maquillaje de ojos negros y labios rojos que dice “cuidadito conmigo”.

Tweed de Chanel, siempre

 ¿Que es de abuela y parece pasado de moda? ¿Que a nadie por debajo de los 50 le apetece una chaqueta de capitoné? ¿Que Lagerfeld se fuma un puro con todo eso… y que cuándo ves su colección igual cambias de opinión y, si tuvieras pasta, te pedías la blazer de tweed en cuestión? Responde sí a todas las preguntas anteriores.

Y ten un punto friki

Porque lo vas a necesitar para las faldas hechas de servilletas de papel en Chanel, las medias que parecen tatuajes de DSquared2, los bolsos pájaro de Fendi o los piercings deluxe de Givenchy, que es también un poco gótico, tendencia oscura a la que se suma Alberta Ferretti.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba