Estilo

BMW renueva el X6: más estilizado, eficiente y confortable

Se puede considerar la versión deportiva del X5, un modelo con proporciones de SUV y diseño coupé que ahora se pone al día mejorando en pequeños detalles para lograr un conjunto aun más completo. 

Nació en 2008 y se convirtió en todo un éxito para BMW atrayendo a nuevos clientes con la fuerte personalidad de su estética y unas proporciones que, inéditas en su momento, ya tienen a día de hoy réplicas como la del recién presentado GLE Coupé de Mercedes-Benz. Un modelo que, ante todo, vende imagen, pero en su caso reforzado por unas cualidades dinámicas que sorprenden en un primer momento cuando, al subirte —y nunca mejor dicho— e iniciar la marcha, descubres la deportividad que puedes experimentar a los mandos de un SUV de casi 5 metros de largo y 1,70 de altura.

La gama X de BMW supone ya casi uno de cada tres BMW que se venden en todo el mundo

Y si en deportividad y sensaciones de conducción brillaba el X6, no se puede decir lo mismo del confort interior, sobre todo inicialmente con su configuración de cuatro plazas que, poco después, fue ya rediseñado ofreciendo tres plazas detrás. Ahora, se refuerza mucho esta faceta al rediseñar con unas cotas exteriores ligeramente superiores un interior no sólo más habitable, sino sobre todo más aprovechable gracias a que el túnel de la transmisión ha sido ocultado bajo el piso del suelo haciendo ahora de verdad del X6 un amplio cinco plazas, que gana además algo de maletero, 10 litros extras para ofrecer ahora 580 litros de capacidad. Abatiendo los respaldos de los asientos posteriores se puede ampliar hasta llegar a superar los 1.500 litros. El portón ofrece de serie un sistema de apertura y cierre automático que se puede complementar opcionalmente con una función, denominada «Smart Open», que lo abre o lo cierra al mover el pie por debajo del paragolpes.

El equipamiento de serie incluye elementos como los faros de xenón para cortas y largas, la tapicería de piel, las llantas de aleación del 19 pulgadas, el sistema de cámaras «Surround View» o el sistema de seguridad «Driving Assistant», que incluye el programador de velocidad con función de frenado, la advertencia por abandono involuntario de carril o un sistema que evita o disminuye las consecuencias de un impacto por alcance contra otro vehículo o contra peatones.

Si bien estéticamente los cambios adoptados son superficiales, se ha logrado con ellos mejorar el coeficiente aerodinámico y, junto a un peso ligeramente inferior, se ha logrado reducir los consumos y, con ello, los niveles de emisiones. La versión más accesible con motor Diesel es el xDrive 30d de 258 CV, al que sigue el xDrive 40d de 313 CV y el M50d de 381. El primero de ellos ya ofrece suficiente empuje y dinamismo como para disfrutar de su conducción, y manteniendo unos consumos sin duda muy ajustados para el nivel de prestaciones que desarrolla.

En gasolina hay dos opciones a elegir, el xDrive 35i de 306 CV y el xDrive 50i de 449 CV. Todos cumplen con la normativa europea de emisiones Euro 6 y están asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades «Steptronic» con levas tras el volante. En abril de 2015 se añadirá a la gama la versión más deportiva, el X6 M, con motor de gasolina de ocho cilindros y 575 CV.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

xDrive 35i: 74.800 euros

xDrive 50i: 99.600 euros

xDrive 30d: 75.300 euros

xDrive 40d: 79.000 euros

xDrive M50d: 106.600 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba