Estilo

¿Qué tipo de fitting de camisa le conviene más a tu cuerpo?

El fitting es todo un arte y conocer el que más te conviene es esencial para estar elegante. Muchos hombres solo se fijan en el color cuando se compran una camisa, pero elegir la forma adecuada es primordial para dar con esa prenda que nos siente como un guante. Hoy nos hemos propuesto resolver todas las dudas sobre fitting que nunca te atreviste a preguntar y para ello hemos hablado con los expertos de The Brubaker, una joven firma española que ha revolucionado la moda premium online gracias a sus prendas de fondo de armario elegantes y de calidad para el hombre confeccionadas en las mismas fábricas que las marcas de lujo, pero a precios contenidos.

Es un hecho: muchos hombres se compran las camisas sin prestar atención a la forma de su propio cuerpo, llevados tan solo por el color o el largo de las mangas, pero esto es un grave error. El fitting es fundamental para conseguir exprimir al máximo nuestra elegancia, así que hemos preguntado todas nuestras (y vuestras) dudas sobre el tema a los expertos de The Brubaker, una joven firma española que ha logrado democratizar el lujo en la moda masculina al trasladar el saber hacer de las camisas hechas a medida a las camisas hechas en serie con patrones exclusivos de la marca.

Comencemos por lo más básico: ¿cuáles son las diferencias entre los tres tipos de camisa más habituales? Una camisa regular –el fitting más clásico– “es una camisa bastante holgada y por tanto muy cómoda”, explica Alberto Marcos, dirección de producción de The Brubaker, donde han conseguido llevar esta teoría a la práctica a través de patrones exclusivos y diseños muy pensados para adaptarse a cualquier tipo de cuerpo. Por otro lado, las slim tienen un fitting entallado y con forma, pero sin ajustarse al cuerpo: “muy pensada para estilizar el cuerpo sin apretar”. Y por último, las super slim son “camisas con fitting ajustado al cuerpo y por tanto muy poca holgura”, detalla Marcos.

Hasta aquí la teoría, pero ¿cómo la llevamos a la práctica? Analicemos cada tipo de cuerpo con detenimiento para descubrir las camisas más apropiadas:

Bajo y delgado

Si tu complexión es muy pequeña, tienes que apostar por las slim o super slim sin dudarlo, ya que te permitirán potenciar determinados rasgos. “La camisa super slim resulta muy apropiada para este tipo de hombre, ya que estiliza y alarga su figura”, aconseja Alberto Marcos.

Bajo y corpulento

Si tienes un cuerpo tonificado aunque sin demasiada estatura, has de controlar la forma que la camisa adopta en la zona pectoral y para esto no hay nada mejor que optar por una slim. “Se ajusta ligeramente a los hombros, cuello y pectoral, cayendo de manera más holgada en la cintura”, explican desde The Brubaker.

Bajo y grueso

Si tu figura no es de gym y tampoco eres excesivamente alto, has de elegir una camisa que no enfatice las partes de tu cuerpo que no quieres destacar. Para esto, no hay nada como un fittingregular. “En estos casos es necesario tener holgura en la cintura y una camisa que no se ajuste a ninguna zona del cuerpo”, recomienda el responsable de patrones de The Brubaker. De este modo, continúa, es posible “transmitir una imagen ciudada”.

Alto y delgado

Cuando nuestra figura es espigada, lo más conveniente es apostar en todo momento por los fitting slim o super slim. “La camisa super slim resulta apropiada para este tipo de hombre si le gustan ajustadas, pero si este no es su estilo, el slim es muy apropiado ya que al tener un poco más de holgura, proporciona volumen y por tanto una imagen más armónica para el cliente”, detalla Marcos.

Alto y corpulento

Si eres alto y tienes lo que se dice un cuerpazo de deportista, elige siempre camisas slim. Desde The Brubaker nos explican por qué: “Es el fitting perfecto para este tipo de hombre, ya que se ajusta en los hombros, cuello y pectoral cayendo con la holgura justa en la cintura. En un hombre alto se aprecia muy bien la forma de la camisa y su diseño”.

Alto y grueso

¿Eres un grandullón en toda regla? Fíjate bien en el tipo de camisa que eliges para conseguir una imagen corporal armoniosa. “El hombre con esta figura necesita holgura en la cintura y una camisa que no se ajuste a su cuerpo”, explican desde The Brubaker, por lo que el fitting más conveniente en estos casos es el regular.

Más elementos

Otros elementos que debemos valorar son los tejidos y el proceso de confección. Siempre resulta conveniente contar con telas de máxima calidad, porque son las que sientan mejor, aunque ya no resulta necesario ir al sastre para asegurarnos un fitting perfecto: firmas como The Brubaker han conseguido la cuadratura del círculo al crear prendas en serie a partir de patrones pensados para adaptarse a cualquier tipo de cuerpo y materiales hasta ahora exclusivos. “Fabricamos nuestras prendas con telas que hasta ahora solo eran usadas en confección a medida”.

Una vez que hemos analizado los fitting, pasamos a otras partes del patrón de la camisa: ¿qué ocurre con el cuello? “La talla de cuello es importante a la hora de elegir una camisa”, explican desde The Brubaker, aunque no es lo mismo si la vamos a usar con corbata o sin ella. En el primer caso, el cuello debe quedar perfecto. En esta firma les piden a sus clientes “que cierren el primer botón y verifiquen la holgura: el ajuste ideal es el que permite introducir un dedo entre el cuello y la camisa”. Si la vamos a llevar de modo informal, “podemos ser algo flexibles”, explican desde la firma.

¿Hay algún otro truco para acertar con la camisa? Antes de terminar, resulta conveniente pensar en los puños y los bolsillos, pero no nos preocupemos: podemos elegirlos basándonos únicamente en nuestros gustos personales, independientemente de nuestra talla o complexión. “Los bolsillos son elementos funcionales que sientan bien en cualquier tipo de cuerpo, ya que se confeccionan de manera proporcional al tamaño de las camisas”, asegura Marcos. Algo parecido ocurre con el puño: “Es un elemento muy relacionado con el uso que se le va a dar a la camisa y no tanto con la largura del brazo”, comentan los expertos. Otra cosa es descubrir cuál es el largo adecuado para nuestras camisas. También en esto nos ayudan desde The Brubaker: “De pie y con los brazos a los costados, el puño de la camisa debe llegar al borde de la muñeca”, explican, aunque hay excepciones: “Cuando se trata de puño doble, el mismo debe caer un poco más abajo”.

¿Aún te quedan dudas sobre qué camisa debes elegir? Te dejamos con un práctico gráfico que te ayudará a entender el slim, uno de los fitting más habituales. Si todavía quieres despejar más dudas, en el sitio web y el blog de The Brubaker, además de poder adquirir prendas de primera calidad a precios que sorprenden gracias a un sistema de producción que evita los intermediarios y sus sobrecostes, encontrarás mucha más información sobre qué corte, cuello, puños o bolsillos te convienen.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba