El pasado mes de marzo eclosionaba en el panorama patrio una nueva firma de moda. Su nombre, Planet Palmer, un juego de palabras formado por dos de los iconos favoritos de sus creadoras, la película de culto francesa Fantastic Planet y el apellido de la asesinada más famosa de los 90, Laura Palmer. Con estas referencias ya podemos hacernos una idea de que sus colecciones no tienen nada de convencional.

Son de agradecer iniciativas así. En momentos en los que todo parece mucho más difícil, ellas apuestan por un camino nada sencillo. El patronaje propio y la confección puramente española son su sello de identidad. Creen en el comercio justo, en el trabajo honestamente remunerado y en la ilusión y el empeño que aseguran poner cada día.

Puede que la clave de su éxito esté en que lo suyo es un proyecto familiar. Brianda, hija del conde de Siruela y nieta de la duquesa de Alba, eligió a su prima Isabel y a su mejor amiga, Ana, para materializar su proyecto, y puede que resida también en la ingenuidad y frescura con la que se han embarcado en el mundo de la moda. El resultado hasta ahora han sido dos colecciones deliciosas.

La primera de ellas fue la colección que presentaron la primavera pasada, You Rock! Una colección inspirada en las formas geométricas de las estructuras minerales y en flamencos rosa, que siempre quedan fenomenal en las inspiraciones vintage. Sus patrones son sencillos y el protagonismo siempre lo tienen los estampados que mezclan los diseños digitales y los dibujos hechos a mano.

Sociedades secretas como inspiración

La segunda de sus colecciones se presentó este mes de septiembre en el espacio Iou Story Store de Madrid. En esta ocasión su inspiración han sido las sociedades secretas. Símbolos ocultos, grabados antiguos, motivos egipcios y geometrías sagradas, combinados con vestidos, camisetas, camisas y jerseys. Y como el mundo masculino alternativo empezaba a estar un poco envidiosillo de no poder llevar los diseños de las chicas Planet Palmer, en esta colección de otoño-invierno han optado por las hechuras unisex para camisas y jerseys. Los niños mimados de la colección son los vestidos largos y su flagship, las camisas.

Sus piezas son limitadas y empiezan a ser objetos de colección entre los groupies de Planet Palmer. Y es que tiene su aquél el saber que se lleva una prenda de la que hay muy pocas, con estampados originales, con tejidos y confección 100% española y con un creatividad peculiar, minimalista y enigmática.

De momento, para hacerse con alguna de sus creaciones, solo venden online, en el espacio de diseño Rhugada del barrio de Malasaña y en los ultrachic pop-up stores, que surgen como setas últimamente allá por donde pises. Eso sí, antes de comprarlo tendrás que responder al enigma de la esfinge, y si no lo aciertas, vestirás como un mortal y no serás digno de formar parte de su sociedad secreta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba