Cuando un rico se gasta 51.000€ en unas zapatillas de seda, un tanto ajadas he de decir, que en algún momento llevó Maria Antonieta en sus pies (espero que no fuera el momento antes de perder la cabeza), creedme, es porque sabe que ganará más el día que las revenda.

Aquel que no lo supiera, puede llevarse una grata sorpresa. Por ejemplo, quién te iba a decir a ti que el disco de Love me do, tú, fan acérrimo de los Beatles, que compraste un día en el mercadillo de Candem Town firmado por tus ídolos hace 40 años y por 20 libras, que ya era para aquél entonces... ¡Hoy se ha revalorizado en 17.000€!

Y pudiera ser que uno de tus antepasados, fan de la fotografía, invirtiera en su momento, allá por los deliciosos años 20, en una Leica Serie 0. Tu abuelo sabía lo que hacía; esa cámara portátil fue el prototipo de la Leica A y hoy solo sobreviven 12 modelos. Lo que tu abuelo (que tan gentilmente te la dejó en herencia porque en la familia no había cash) no sabía, es que hoy su valor se ha multiplicado de tal forma que supera en 1000 veces el precio de cualquier cámara digital: 2.200.000€. De hecho es la cámara fotográfica más cara del mundo vendida en una subasta a un comprador anónimo, un coleccionista maravilloso de quien si supieras nombre y dirección no dudarías en invitarle a una mariscada.

Hay ingenuos que nunca se imaginaron que el tiempo valoraría sus actos en metálico. Si no, ni Bonnie ni Clyde se hubieran dejado la piel atracando bancos. A buenas horas, de haber sabido que sus pistolas iban a ser compradas por 400.000€ por un millonario tejano. Los pobres no tuvieron visión de futuro.

Sin embargo, hay personas que esa visión la tienen desde que nacen. Es decir, que lo de ser ricos les viene de cuna. Porque si no, ¿cómo es posible que en 1906 nadie pudiera comprarse este Rolls Royce con interiores de plata y marfil, puertas de seda bordada y persianas interiores también de seda? ¡Pero si Europa estaba a punto de entrar en recesión! Por lo visto, Barker de Mayfair, famoso armador de carrocerías para el rey Jorge III y la reina Victoria, fue el responsable de su acabado final. Todo para que el año pasado se produjera una guerra entre licitadores de subasta. Al final se lo llevó quien hizo la puja de 6.200.000€ y batió el récord; es el Rolls más caro del mundo de las subastas: Rolls Royce Silver Ghost. Sólo alcanza los 60 Kms por hora, pero como dice mi tía abuela, ¿para qué quieren correr tanto?

Claro que mi Tia Abuela, que nació en 1901 bien pudo haber tenido esa visión futurista y haberse embarcado con mis bisabuelos en el Titanic. Y, claro está, haber sobrevivido. Como ella todo lo guardaba, me hubiera regalado un recuerdo fantástico: la carta del último menú de primera clase en aquel fantástico trasatlántico. Me hubiera hecho con un pequeño botín de 90.000€, que es la cifra que alcanzó en Londres.

También nos dejó en herencia un Hermès, pero por ese casi nos matamos entre primas. En mi descargo diré que era un Birkin de cocodrilo (un bolso para los neófitos), que en su momento ya le costó una pasta ¡pero es que en subasta se han pagado 160.000€! Ya sé que nuevo cuesta casi 900.000€, pero este era el auténtico, heredado y usado. O sea, que era gratis.

Están los avispados y rara avis, como el comprador de un huevo. Pagó 35.000€ en Christie’s por un fósil de huevo enorme, cien veces más grande que uno de gallina. Por lo visto proviene del Ave Elefante de Madagascar, una especie extinguida, que medía más de tres metros.

La otra cara de la moneda la representa Eric Clapton. Su visión engancha con el primer párrafo de este artículo. Invirtió porque sabía que en el futuro lo vendería por más. Por eso (y seguramente porque no llegaba a fin de mes) puso a la venta su Gerhard Richter y obtuvo algo más de 26 millones de euros. Estableció también un nuevo récord: Ser la obra de arte más cara vendida por un artista que aún vive. La pintura se titula Abstraktes Bild y se vendió a los 5 minutos de salir a la venta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba