Estilo

La nueva dieta nórdica, un duro rival para la mediterránea

La comida esta de moda y como toda moda, tiene sus tendencias. La que se lleva ahora es la cocina que viene del Norte de Europa, una revolución culinaria que se expande por el mundo. Basado en productos locales, baratos y tradiciones, estamos ante un movimiento gastronómico donde se refleja el gusto por la naturaleza, la salud y el bienestar.

Si eres uno de esos que en tu casa ya tienes algún que otro mueble montado con más o menos destreza, lees novela negra ambientada en inmensos e inhóspitos parajes nevados y tienes en el armario alguna que otra camiseta de marca sueca, debes saber que en breve empezaras a llenar tu despensa con alimentos nórdicos. Y no nos referimos solamente al salmón ahumado y a las galletas danesas que vienen en una caja redonda de lata.

La llamada Nueva Dieta Nórdica surgió en 2004 buscanco una cocina más saludable y sabrosa.

Hasta ahora en los países del sur de Europa podíamos presumir de playas, sol y nuestra sanísima y rica dieta mediterránea. En cuanto a lo del sol y la playa podemos seguir haciéndolo. Sin embargo, con respecto a lo de la dieta nos ha salido un duro competidor. Por si no fuera suficiente con la invasión cultural y estética, sus rubias con piernas interminables y sus hombres de largas barbas y jerséis de renos, también la cocina escandinava está a la orden del día y ha llegado para quedarse.

La llamada Nueva Dieta Nórdica (New Nordic Diet) –haciendo hincapié en eso de nueva– lleva siendo desarrollada desde 2004, cuando los profesionales de la cocina y los chefs de los cinco países nórdicos se reunieron en Copenhague para definir una nueva cocina regional, que, en contraste con los hábitos alimenticios tradicionales, sería más saludable, equilibrada y sabrosa.

Estudios científicos que lo demuestran

Tan grande fue el afán por demostrar lo bueno de la comida nórdica que durante los últimos doce años, investigadores de la Universidad de Lund en Suecia y de la Universidad de Copenhague han creado la base de la Nueva Dieta Nórdica. En sus análisis demuestran que mejora notablemente los niveles de colesterol, la presión arterial, y regula la pérdida de peso de forma equilibrada, rápida y saludable, como demostraron en un estudio publicado en 2013 en Journal of Internal Medicine. Además, esta investigación señalaba que las personas que comieran habitualmente seis de los alimentos característicos de la dieta tenían menos riesgo de muerte prematura.

René Redzepi puso en el mapa internacional las bondades y virtudes de la ‘New Nordic Cuisine’.

En nuestro imaginario colectivo se tenía la idea que el hovedrett -algo así como plato principal y único- de daneses, suecos, noruegos, islandeses y fineses estaba basado solamente en salmón, arenque ahumado, testículos de cordero en escabeche, el famoso queso marrón, albóndigas o carne de reno deshidratada. Así era hasta que René Redzepi, sus dos estrellas Michelin y su restaurante Noma (cuatro veces nombrado el mejor del mundo) pusieron en el mapa internacional las bondades y virtudes de la New Nordic Cuisine.

De Escandinavia a EEUU

Aunque la alta cocina escandinava esta llena de técnica y complejidad, no deja de ser una revisión sofisticada de las recetas tradicionales de antaño, de cuando Noruega no tenía petróleo o en Sucia se conducía por el lado izquierdo. Es una dieta fácil y asequible, además de simple, pero con énfasis en los productos de temporada y la sostenibilidad de los ingredientes, evitando aditivos alimentarios y minimizando el desperdicio de los productos.

En París se celebra cada año ‘Best Fishes’, un evento para mostrar la calidad y diversidad de la cocina noruega.

La moda ha llegado hasta el mismo Nueva York, donde Acme es el embajador de los sabores nórdicos en la Gran Manzana y uno de los restaurantes con la lista de espera más larga del momento. Y hasta en el mismísimo París, hasta donde chefs del norte de Europa (más concretamente, de Noruega) llegan cada año para participar en el evento Best fishes, un encuentro que tiene como fin último mostrar la calidad y la diversidad de la cocina noruega.

También hay fast food

Sin embargo, no todo es como el Noma de Copenhague o el Maaemo de Oslo, ni todo son alimentos ricos en omega 3 y antioxidantes. La comida rápida tiene una gran aceptación; el fast food, que es menos chic pero resulta más barato, está a la orden del día. En cada esquina hay un Seven Eleven donde te puedes comprar una pølse y snacks a la americana. Eso sí: la mentalidad de los nórdicos empieza a cambiar y a exigir más calidad en lo que comen, por lo que no dejan de abrir tiendas delicatesen y otras dedicadas a utensilios de cocina, fomentando la hasta ahora poca afición de los escandinavos a cocinar.

La ‘new nordic diet’ incluye alimentos como carne de reno o alce, musgos, bayas y hongos.

La New Nordic Diet, es en esencia, una interpretación regional de los principios de una alimentación saludable. En ella se preparan comidas sencillas utilizando alimentos locales y de temporada. Como tubérculos, frutos rojos, granos integrales, pescado azul, carnes magras y aceites vegetales insaturados. Hasta ahí, todo normal, pero también incluye alimentos tales como carne de reno o alce, musgos, bayas y hongos.

Ya no seremos los poseedores de la dieta más sana del mundo pero al menos siempre nos quedará la alegría del espeto de sardinas y de comernos una paella en la playa al lado de una mesa llena de suecos rubios y altos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba