Estilo

Locos por el desierto

El desierto tiene tirón y así lo demuestran las muchas pruebas deportivas, más o menos populares, que se van creando en este medio -tan hostil para la vida- y de singular belleza. Las pruebas de resistencia son lo que más pega y se suceden las propuestas de maratones, ultra trails y carreras ciclistas extremas. Nada como un paseo campestre para encontrarse a uno mismo.

Titan Desert

La Titan Desert es una prueba ciclista de una semana de duración que, además del desierto, cruzará la cordillera del Atlas. La carrera quiere distinguirse por su compromiso ecológico: nada puede quedar tras el paso de los participantes.

Nadie sabrá el recorrido exacto de cada etapa. La noche anterior se entregarán los mapas y libros de ruta para que cada uno estudie y sepa no perderse. Lo más fuerte viene el día de supervivencia auténtica: una jornada completa sin asistencia de ningún tipo, ni mecánica, ni fisioterapeuta. Un auténtico día Juan Palomo.

Marathon des Sables

Claro que si lo que buscamos es ser Juan Palomo extremo, tu reto es la Marathon des Sables. Una de las pruebas más bestias para los aficionados: 6 etapas, 224 kilómetros por el desierto y la organización sólo te dará un poco de agua. Todo lo demás: comida, cocina, saco de dormir, ropa, linterna, navaja… deberás llevártelo desde el primer día.

Entre 20 y 80 kilómetros al día con temperaturas de hasta 50 grados, atravesando piedras, eriales y dunas, muchas dunas. Y nada de dormir en una jaima o en un hotel donde poder disfrutar de un baño caliente. Aquí es todo a pelo.

Atacama Crossing

A las dificultades de las marchas por el desierto, dormir al raso y llevar absolutamente todo lo que necesitas -para esta carrera de 6 días y 250 kilómetros- hay que añadir el mal de altura: toda la prueba se celebra a más de 2.400 metrosde altura y se propone un solo día de aclimatación a los participantes. Algo que puede llevar al fracaso a más de un participante.

El desierto más seco del mundo espera a los participantes. El último día, para seleccionar a los duros de verdad, la organización regala la etapa más dura: 77 kilómetros. El chupacabras espera a los corredores.

Ultra – Runners Race 777+++

Y para auténticos dementes, es la Ultra – Runners Race 777+++. Una carrera de semi-suficiencia, de 777 kilómetrossin paradas en el desierto del sur de Marruecos. 11 días perdidos en la frontera con Argelia donde encontrarse a uno mismo.

Y ahí no acaba la cosa: planean para la edición de 2015 una carrera de 888 kilómetros y para 2016 alcanzar los 1.000 kilómetros. Además hay que pagar 3.300 eurospara participar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba