Estilo

Esto es lo que estabas haciendo hace 15 años

Ahora llevas camisas de fondo blanco con rayas verdes y como mucho te desabrochas el primer botón; desayunas un té a las 10 en la cafetería de la esquina de forma rutinaria mientras lees el periódico y el mayor desmadre lo vives cuando te equivocas de producto en tu supermercado habitual y tienes que volver para cambiarlo. Pero hubo un tiempo en el que tu indumentaria era muy diferente a la actual, e incluso tu estilo de vida, aunque te hayas esforzado por borrar de tu memoria todo eso, ¿verdad? Las modas y las costumbres han cambiado desde comienzos de este siglo XXI pero tranquilo, querido lector, nosotros hemos elaborado una lista para refrescarte qué estabas haciendo hace unos 15 años y que ‘no se olvide la vaca que fue ternero’. 

Recibías el año con Nuria Roca y ‘Ramonchu’

La llegada del 2000 nos tenía a todos intrigados, ya que había todo tipo de teorías en torno a la entrada en el nuevo milenio. Una de ellas rezaba que habría un gran apagón general debido a un colapso. A pesar de ello -y casi de forma desafiante-, en la capital española desplegamos toda nuestra artillería pirotécnica y recibimos al año con fuegos artificiales instalados en el mismísimo reloj de la Puerta del Sol y luces láser que proyectaban la cifra sobre dicho edificio. Eso sí, algo sigue igual: ahí sigue Ramón García.

Querías un Furby a toda costa

Aunque probablemente el lanzamiento de Furby te pilló ya algo ‘mayorcito’, fue tal el furor que causó este juguete de Tiger Electronics que esas mismas navidades seguías empeñado en recibir uno como regalo. Si lo recibiste, seguro que te debatías entre presumir de poseer uno o esconderlo cada vez que recibías visita para que no pensasen que tenías una leve falta de hervores. Lo que no queremos es imaginar cómo disfrutabas de este híbrido de ratón, gato, murciélago y búho.

Bailabas en Pasapoga, reconvertido en Xenon o Cool

La sala Pasapoga estaba situada en la planta baja de los Cines Avenida, en la madrileña Gran Vía. Estuvo en activo desde los años 40 hasta que en el 2000 fue reconvertida en una discoteca que nada tenía que ver con el enfoque anterior, un music hall. El local pasó de albergar delicias como Frank Sinatra o Machín a abrir las puertas a gente que necesitaba descargar adrenalina sobre la pista, como tú, que acudías allí a bailar música house hasta el 2003.

Estabas pendiente del estreno de Gran Hermano

Era primavera, tenías la sangre en ebullición y ya no por los efectos asociados a esta estación, sino por los nervios que te provocaba el estreno del primer Gran Hermano. Y es que gastaste todo el saldo de tu tarjeta de prepago del móvil y desvalijaste las estanterías de palomitas del ‘súper’ para convocar a tus amigos en el salón de tu casa y así dar la bienvenida a este formato.

Ver una reposición de Lo que necesitas es amor

Te habías enganchado a GH, pero era hora de recordar al recientemente fallecido Jesús Puente. Tras la marcha de Isabel Gemio de Lo que necesitas es amor, pasó a sustituirla el emblemático Puente durante cuatro temporadas, convirtiéndose prácticamente en la cara más representativa de esta creación de Antena 3. Y parece ser que la marcha de Jesús de este mundo se llevó consigo dicho espacio dedicado al amor, ya que concluyó justo un año antes de su muerte.

Hacías cola para conseguir un iPod

En 2001 Apple lanzaba el primer iPod y tú te volviste loco por conseguir uno. Saltó la efervescencia por estos aparatitos entre la gente y todos os hicisteis con un ‘kit de supervivencia’ para hacer cola frente al Fnac a fin de ser uno de los privilegiados que consiguiese una de las primeras ediciones para escuchar -el recién implantado- dubstep o reguetón durante esos duros viajes que realizabas en metro antes de hacerte con el coche que ahora conduces.

Llevabas vaqueros de tiro bajo

Porque era la moda y, aunque te hubieses quedado desactualizado, era imposible encontrar vaqueros con otro tipo de tiro en las tiendas a las que, por lo general, tenías acceso económico en ese momento. Y de corte pitillo ni hablamos… si eran rectos, tenías suerte, porque aún predominaba el campana… y de hecho, cuanto más campana, mejor.

Si has corrido a revisar las fotografías de aquella época para corroborarlo, es que hemos logrado hacerte recordar ya, si no… es que aún reniegas de tu pasado  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba